Crónica (deseada) del sábado de madrugada

Buenas noches calcetineros. Hoy hay música pachanga en Guadalix y nos encontramos con el panorama habitual. Los ave marías de turno… ¿serán un mensaje subliminal de la ausencia de sexo en la casa?, los vasos de cubata y ese corrillo central de hombros ondulando.

La novedad es que los chavales están unidos de dos en dos por una especie de bridas de tela. Ya es mala leche que Miriam no esté ya en la casa, era su día. Las parejas son muy convencionales: Sonia-Kristian, Gonzalo-Susana, Carlos-Saray, Desi-Alvarito, Nacho-Yessica y Raki-Iván. ¿Y Argi dónde está?

Hoy llegamos un poco tarde.

02:00

Vemos la típica escena de todos en corrillo. Y asistimos a una enésima guerrita pelocha. Kris está mosca y parece que a Sonia hoy le resbalan bastante las palabras de su pelochín.

S: —¿Pero eso cómo te va a molestar?

K: —Pues sí, en Madrid no se dice eso y me molesta, me molesta un montón.

Kristian asume el discurso centralista del gobierno: hay que hablar como en Madrid que lo contrario ofende. O algo. De momento aún desconocemos las expresiones periféricas que ofenden tanto al del pelo cardado.

Ya llevamos narrando unas cuantas fiestas y ya sabéis que mientras hay música acostumbran a ser un coñazo y hoy no va ser menos.

Nacho habla con Yessi y le dice que cree que se va a ir una de las tres chicas. Yessi dice como siempre que cree que sí, que es ella la que se va. Nacho comenta que Desi, por ejemplo, es buena concursante pero que Yessi es mucho mejor compañera.

Yessi raja un poco de los antiguos:

—Aquí hay gente que se queja por todo y son los que menos tienen que quejarse. ¿Cuántos días lleva Saray sin comer fruta?

Nacho: —Pues ya es mayorcita, que se busque la vida.

Ah, sí, ya vemos a Argi, como son impares no le ha tocado pareja. Está en el baño y parece que dentro del W.C. hay una de las parejas hablando.

Argi: —Por favor chicos, para hablar, fuera del wáter… ¡que hay aquí una chica que quiere entrar!

Argi le comenta a Susana: —Me duelen las tripas, o me va a bajar la regla, o tengo una cagada que lo flipas.

Cambiamos del plano. Sigue la fiesta en pleno tedio. Al rato, volvemos a ver a Argi comentánole la jugada a Susana, decepcionada:

A: —Una caca así de pequeña –marca como tres centímetros con los dedos– tan pequeña que la he tenido que buscar en el wáter y todo.

bicho-pote

03:00

Siguen los combates en la guerra pelocha:

S: —Para verte así prefiero estar en la cama. Si me voy a la cama no tienes que estar encadenado.

El realizador debe de estar ya tan hasta los cojones de las guerras pelochas que a la primera frase cambia de cámara.

Ahora enfocan a Susana y a Gonzalo. Parece que comentan el tema de Kristian. Gonzalo dice que quiere ir a hablar con él pero que igual lo deja para mañana, que hoy lo ve muy rallado.

Más que una fiesta parece un entierro. Gonzalo bosteza, la otra se apoya en su hombro y se le cierran los ojos.

¡A las Pelocho Wars!

K: —Te dije que me estabas provocando, pero… ¿a qué viene que digas que te he llamado zorra?

S: —Por favor Kris, que se me está acabando la paciencia, que tienes la mecha muy corta, que te lo decía en broma.

K: —Ya, ya, ya lo sé, yo soy el malo siempre.

Kris se va al va al baño todo indignado él. Carlos le pregunta si está bien, a lo que este contesta:

—Bueno…

El madrileño refunfuña. En Madrid bueno con puntos suspensivos quiere decir malo; en la periferia, también. Problema autonómico que nos ahorramos.

Llega Saray en bragas y camiseta y anima a Kris. Le da un besito y le dice:

—¿Qué te pasa? Se arrima, le acaricia la espalda. Él dice que no le pasa nada.

Ella: —Lo que no quiero es que estés triste… dice mientras le sigue dando arrumacos.

En los foros y el twitter la gente jalea para que aparezca Sonia en este momento, pero no. Saray, lamentablemente, se retira.

Ahora llegan los gemelos a dar el relevo. Kristian se explica:

—Es que no puedo, que si cielo, que si amor, no puedo con ello…

Ya vemos dónde estaba el problema territorial de la noche: en Madrid parece que no se dice cielo ni amor a los amigos. O a eso se aferra Kristian.

K: —Es mi forma de ser, si soy así ¿qué le voy a hacer?.

Argumento recurrente en esa casa: si soy gilipollas… ¿para qué cambiar?

K: —Pero decirme que le digo zorra… Solo digo que me está provocando y que luego no podemos hacer nada.

Equilicuá. Kristian no tiene un problema territorial. Lo que tiene es unos huevos a punto de explotar. Huevos a la madrileña, eso sí.

Al billar.

Raky un poco pedo charla con Iván mientras juegan. Explica la de Manresa que dejó a su novio de cinco años porque ya la relación se había vuelto muy rutinaria. Que eran más amigos que novios. Y que, como dice el refrán, un clavo saca a otro clavo y que cuando se lió con su actual pareja apenas tuvo ya relación con la anterior.

Un clavo es lo que parece que no vamos a ver en esta edición. Este año el cásting parece que lo hizo la Conferencia Episcopal. Benditos.

Volvemos a la habitación. Kristian está en su cama vestido como con chándal y en posición fetal. Duerme o se hace el dormido. Parece que se ha enfadado y no respira. O algo. Entre los libros que les pasaron deberían haber incluído un manual para tratar con preadolescentes. Hubiera sido más útil que el de las zarigüeyas. Pero mucho más.

Sonia se le acerca y le pregunta que si se queda ahí o va a dormir con ella. Al final se levanta, y sin decir palabra se va a la cama de Sonia. Ambos cierran los ojos y duermen. O no. Cero comunicación entre ellos en la cama esta noche. Gracias pelochitos. Lo que me ahorro.

Argi en el baño con Susana. Mira la lavadora y pregunta:

—¿Las lavadoras tienen botón de Play?

En eso que llega Gonzalo y comenta:

—He pensado una frase para la gente que nos apoya: “nuestro aliento está con vosotros”.

Argi: —Pues ahora sin pasta de dientes no es muy agradable…

Gonzalo se sonríe, Susana y Argi siguen a lo suyo y dudan sobre si irse a dormir ya.

Argi: —Yo me he despertado 2 o 3 veces esta noche, miraba y decía: ¡TOMA, DE NOCHE, A SEGUIR DURMIENDO!

no es lo que parece

04:00

Parece que no hay más hostilidades en la guerra pelocha de hoy. Siguen los billares y en la habitación azul están Nacho y Yessi.

Y: —Mi mayor preocupación es que no sé qué vestido ponerme para el lunes. Ya me los he puesto todos…

No sé cómo pasan a hablar de desnudos y de Interviús, tema bastante peligroso en esa casa. A veces echan a uno por hablar de Interviú y a veces no. Y lo decide el famoso espíritu de Gran Hemano, ese que dice que actúen espontáneamente, como si no hubiera cámaras. Aunque a veces el puto espíritu también expulsa por ello.

Proseguimos con Nachete:

N: —Mientras no te enfoquen ese culo que no tienes…

Nacho tiene una curiosa forma de congeniar con las mujeres. Todo hay que decirlo, si lo que pretende es ligar con Yessi lo lleva fatal pero al menos tiene la virtud de no seguirle la corriente como los babosos ídems sino que más bien le lleva la contraria –educadamente y de compadreo, eso sí– todo el rato.

Y: —Yo si me hacen un body paint me hago un Interviú gratis. A mí me gusta lo artístico, no lo sexual.

Enviad vuestros mensajes GH OPUS al 27750. Y que el nuevo Papa haga algo. Por GER.

Yessi está un poco mosca ya con Kristian y en general con los antiguos amos de la casa porque dice que ellos se mosquean por cualquier cosa y los nuevos tiene que aguantar y si se quejan, los crujen.

Parece que alguien ha roto el wáter y que nadie ha asumido la autoría. Y eso a Yessi le ha cabreado mucho.

Eso de poner el culo –que según Nacho no tiene– en la taza directamente como que le da asquete. Se entiende. Aunque siendo ella deportista… He conocido mujeres con menos entrenamiento convertidas en auténticas acróbatas con tal de que su culo ni rozara con la taza. Imaginación, nena.

Nacho le dice a Yessi que Saray está cuzada con él. Que el otro día que había un problema de comida solo se fijaba en su plato: —¡Mirad el plato de Nacho!, se ve que decía.

N: —Es una tía que me está tocando los huevos desde el día que entré. Ahora mismo es una persona que me intenta putear. A esta tía o le molo o no sé qué le pasa pero es que no me quita los ojos de encima.

Y: —Qué le vas a molar…

Son curiosas en GH estas relaciones cruzadas. Para Yessi sus mejores amigos ahí dentro son Nacho y Saray y entre ellos no se pueden ni ver. Algo parecido pasaba con el trío Susana-Argi-gemelos.

Conclusión de la noche para Yessi: —No me voy a mojar en nada.

El largo y la de las tetas de gota de agua se quitan los micros y se disponen a dormir.

Argi y Susana hablan en la cama:

A: —Pero mira qué morena me he puesto, ¡parezco un conguito!

La murciana sonríe. Acomoda el libro de la Milá en la mesilla y hablan un poco de libros.

A: —Yo prefiero leerme un libro de cómo hacerme rico en vez de uno que sea de cómo vivir sin dinero, la verdad…

A: —Yo hubo un tiempo que llevaba gafas para parecer más lista, porque todo el mundo pensaba que era tonta.

Derivan a cosas de su infancia:

A: —¿Que si tenía Furby de pequeña? ¡Como que todavía lo tengo! ¡Y colocado ahí en mi habitación!

x240-khG

05:00

Panorama desolador. Nos enfocan la habitación verde y están todos durmiendo. Kristian ronca como un elefante marino.

Pensaba que Raky e Iván aún estaban vivos, pero no. Vemos a Iván en la cama y suponemos que Raky estará en las mismas.

Solo nos queda Argi, que paseando por la cocina ve el desbarajuste de platos y vasos y ella misma se pregunta:

—¡Madre mía! ¿Quién va a limpiar luego todo esto?

Y se contesta:

—A quién le toque casa, a mí no me toca jajaja.

Finalmente la vasca se va a dormir no sin antes retirarse un par de toneladas de maquillaje de su cara.

Felices sueños, canija.

www.mejoreschops.com


*Agradecer a la cuenta de twitter ArgiFacts el trabajo que han estado haciendo y del que me he nutrido para hacer esta crónica-ficción.

Acerca de Maroto

Imagen de perfil de Maroto
Gran Jefe Calcetinero. Desde GH 14 en este cajón.
Abrir la barra de herramientas