Domingo de pasión. O no.

Buenas noches calcetineros. Vengo de una cena con los amigotes y recién aterrizo. Como dicen las minutantes mañaneras, voy a ponerme al día.

Veo que a Sonia y a Kris les han concedido el deseo de estar en el loft a solas. De lo que ha pasado, no me entero demasiado, de momento parece que solo han cenado y que alguien ha chupado algo. Eso es, Kristian ha rebañado el plato con la lengua. Esto es hamor y lo demás son tonterías.

Bueno, y sin que nadie se entere de que llego a la…

01:30

En este momento nos encontramos con los gemelos, Raky, Capitán Ikea, Saray y Sonia en el salón.

No parece que hablen de nada interesante de momento. No sé si los demás –a parte de los pelochos– están ya durmiendo o qué hacen. Ahora en un plano más amplio se ve de fondo a Nacho y a alguien que no distingo en el blog.

Parece que la cosa hoy está aburrida pero también lo parecía ayer y la que se lió.

Susana está especialmente cariñosa hoy con Gonzalo y también dice que le gustan las películas francesas. Empezamos a entender el problema de la muchacha.

susana sola

Como decía el sabio, hay buenas películas, malas películas y películas francesas. Y nos parece que los gemelos son al género humano lo que las películas francesas al cine. O algo.

Susana intenta sacarle un grano a Gonzalo, a lo que este se revuelve. Deja claras las cosas:

—Mi cara es para mí lo que tu vagina intocable para ti.

Biba el hamor.

De todos modos siempre me pregunté qué extraño placer encontrarán ciertas mujeres en petar sebosos granos de sus congénres masculinos. Habiendo bultos más placenteros.

Lo de llegar tarde al curro tiene de bueno que la primera hora se te pasa rapidísimo. Como que solo ha sido media. Aún así vamos a escuchar las campanadas.

02:00

Pues seguimos en las mismas, el grupito en el loft hablando de sus cosas. Ahora les da por hablar de Yessica. Raky dice que tenía un cuerpazo y Nacho dice que no tenía culo. En breve, en Interviú podrán salir ustedes de dudas.

El trío Saray-Juancar-Raky sigue extrañamente triangulado.

trio

Nos enfocan un momento el loft. No sé yo qué querrá decir esta cara.

sonia

cara sonia 2

Kris parece que no está por ahí.

El realizador nos muestra a Desi durmiendo y volvemos al salón.

Hoy la conversación versa de operaciones. Para vuestra info, Gonzalo está operado de fimosis y Raky se quiere operar el culo.

Curiosamente en esa casa nadie tiene en proyecto que le restauren su red neuronal. Debe ser que no se lleva.

A las guerras pelochas les están tomando el relevo las guerras sumelistas. Igual de cansinas. O peores porque en este caso son tres en liza.

El origen de la batalla es una chorrada inmensa. Susana ha dicho antes que Alvarito le parecía el más simpático de la casa y afirma que Carlos le ha hecho unos aspavientos diciendo que cómo dice eso.

Carlos dice que el no ha dicho eso. Eleva la voz. Gonzalo le dice que se calle. —¡Cállate ya!, grita. La conversación va subiendo de tono, Susana dice que no le dirige la palabra a Carlos y Carlos dice que tiene que aguantar a Susana por obligación, por su hermano.

carlos desencadenado

Empezamos a ver en Carlos en su relación con Susana trazos de la que tenía con Argi.

Argi, no te olvidamos.

La cosa se calma de nuevo. Gracias al lío hemos podido ver que Saray ha cambiado de situación, ahora está en el sofá junto a Carlos.

Susana no sabemos si se ha mosqueado o si le ha dado un ataque súbito de sueño.

Susana sola 2Muy contenta no parece.

Se acerca Gonzalo a Susana y empiezan a hablar:

S: —Yo te entiendo a ti, me pongo en tu lugar y no me gustaría escuchar lo que te iba a decir.

—Que yo no tengo la libertad para decir lo que pienso, porque no me siento bien.

Y si Gonzalo dejara de dar golpecitos con la puta cucharilla en el puto plato lo entenderíamos mejor. Clink, clink, clink.

G: —Para mí lo único que tienes que hacer es hablar.

S: —Pero es que no quiero, es que no estoy cabreada, sencillamente no quiero.

G: —¿Pero qué es lo que te molesta?

—Todo lo que escuchado. Como que en la fiesta se partía el culo de mí…

—Y no quiero hablar porque si hablo es una cosa que os afecta a los dos.

—¿Y a quién se lo cuento?

G: —Si me va a afectar a mí mejor que no me lo cuentes.

G: —Hay cosas en esta vida que nos tenemos que tragar aunque nos afecten.

S: —Si me agobio y lloro es por eso, porque no se lo puedo contar a nadie.

G: —Estoy seguro de que mi hermano te quiere mucho.

S:  —Pues sí, diciendo ayer delante de Igor que yo era insoportable.

G: ¿Delante de Igor? ¿Te lo dijo él?

S: —No, lo oí yo desde aquí con Nacho.

—Y tú nunca serás objetivo con tu hermano de por medio.

—Yo solo te digo que mis amigos no son así. En mi vida no quiero gente así.

G: —Pues no le hables y ya está. No os habléis y punto. Yo sé que cuando él se lleva un comentario a la broma…

S: —Yo me tengo que callar ¿no?

G: —Yo te digo que lo hables con él.

S: —Que no quiero, no me da la gana, que tengo la sensació de que tu hermano me está tomando el pelo.

G: —Yo estoy seguro de que mi hermano te quiere como más que una amiga.

S: —Yo siento que a él le he dado demasiada confianza y él abusa de ella.

G: —¿Y si él se siente igual?

S: —Dime un solo argumento para decir que yo he abusado de su confianza.

—Delante de la gente hace comentarios que a mí me joden. Me empieza a decir cosas del tipo ¿Dónde vas cabrona con ese culo? y cosas del estilo que a mí no me gustan un pelo y no le voy a contestar. A mí mis amigos no me tratan así.

G: —¿Y por qué no se lo dices?

S: —No le tengo que pedir a una persona que no me insulte.

—El otro día en la fiesta me dejó de gilipollas.

—El sábado abusó de mi confianza a muerte y como no se la di se cebó conmigo.

—Me sentí como una mierda.

G: —Pero si tú te ríes.

S: —Con las cosas que me molestan, no me río.

G: —Yo creo que te equivocas.

S: —El otro día yo venga a encubrirlo y que hoy se ponga a decirme en el blog que si vaya tela, que si no sé qué.

(Sí, yo tampoco sé de qué va el tema)

S: —Es que no puedo hablar contigo, lo veo claro.

—Me siento decepcionada y tengo la sensación de que me está haciendo la vida imposible.

sugon

G: —Yo veo que hace cinco días estábais abrazandoos y veo esto muy hipócrita por tu parte.

—Si a mi hermano Carlos le dices una cosa que le molesta te dice por ahí no y tú quizás no dejas claro eso.

—Y si dices que Alvarito te ha dicho eso, a mí ya me toca los cojones. Y como vuelva a hacerlo voy a decirle algo porque ya sabes como somos que queremos las cosas a la cara.

S: —Lo que a mí me repatea y me revienta es que si yo te pido un favor…

G: —Es que si te pones así eres un poco egoísta ¿no?

S: —Lo que me jode a mí es que después de decírtelo, de tomar una decisión y toda la mierda, en vez de unirnos te pases todo el día rallado.

G: —Pero es que esta situación a mí me revienta.

Perdido estoy en la decisión que ha tomado Susana después de oír a Álvaro. Interpreto por comentarios que he ido leyendo que la infomación que le llega vía Álvaro es que a la madre de Susana no le hace gracia su relación con Gonzalo y que la decisión de ella ha sido no hacerle caso. Pero puedo equivocarme.

S: —Yo como no estoy segura de que se ha dicho esto, esto y esto, no quiero darle más vueltas.

G: —Yo solo os pido que ninguno hable a espaldas del otro.

S: —Yo eso no lo voy a hacer ni lo he hecho.

G: —Ya..

Gracias a GER a Gonzalo se le ocurre zanjar la conversación para irse a fumar. Aprovecharemos el momento y haremos lo propio.

El realizador nos hace un pase de cámaras. Todos los demás durmiendo.

Gonzalo sale del vértigo, pasa por el baño y finalmente se mete en la cama con Susana.

sugon 2Y justo en este momento nos dan las…

04:00

Susana y Gonzalo intercambian cuatro susurros indescifrables, se dan un beso y finalmente caen dormidos.


Pues esto es todo por hoy, calcetineros. Esperábamos una noche de pasión, o no y al final se ha cumplido la segunda posibilidad.

Por una vez daremos gracias al realizador por no habernos mostrado nada de lo que pasaba en el loft que otros estómagos ya os explicarán en su momento,

Y de lo que nos han mostrado, pues ya habéis visto que hemos asistido a una nueva Guerra Sumelia, que nos recuerda demasiado ya a la sucesión de Guerras Pelochas.

No sabemos cómo acabará esto, pero de momento tenemos a Susana y a Carlos más distantes que nunca.

Volvemos mañana con un artículo de Teli.

Saludos cordiales y no olvidéis ser malos.

Acerca de Maroto

Imagen de perfil de Maroto
Gran Jefe Calcetinero. Desde GH 14 en este cajón.
Abrir la barra de herramientas