Minutado de madrugada (20/9) de Tomás Blanco

Dado que la web de T5 cayó ayer, Tomás Blanco no pudo subir su minutado a la web. Gracias a Tomás y a McMato, tenemos el minutado aquí para que podáis disfrutarlo todos. ¡Muchas gracias maestro!

 

0.00: Buenas noches niños y niñas, queridos todos. Empezamos.

Pues no, no empezamos. No carga ni el blog ni el editor. El Directo 24 horas sí, por lo menos. Seguiremos informando.

0.10: Le doy al play y me encuentro con todos los homínidos sentados en el sofá del salón, esperando silenciosos a que les conecten con plató.

Luego vemos a Lara Álvarez, primero esperando la conexión y luego hablando sola.

Sauron les dice a los concursantes que se coloquen detrás del nominado que quieren que salga de la casa. Se colocan así:

PABLO. Clara. Adara. Noelia.

MIGUEL. Bárbara.

THUNDERCAT. Montse.

CANDELAS. Bea. Rodrigo. Pol. Álvaro. Fernando.

No sé muy bien cómo, terminan discutiendo a gritos del punto que Fernando le metió a Thundercat. Bajo el volumen. El problema, en mi opinión, es que no hay ningún problema gordo real, así que los zagales sobredimensionan cualquier tontada hasta que resulta ridículo (e incluso indigno) que caigan una y otra vez en el bucle de Thundercat. Después, como no hay ningún problema real, los analistas y los comentaristas y demás formas de vida, sobreinterpretamos la sobredimensión hasta que lo ridículo resulta ya patético o aberrante.

Mientras tanto, Thundercat y Fernando terminan de gritarse y ahora es turno de Miguel y Bárbara. De gritarse, quiero decir.

Ciudadanos,

No puedo entrar en el editor, ni puedo entrar al blog. Sigo en Off. Iré actualizando según me deje el aparato. He perdido todo el texto hasta aquí y me estoy engorilando, ya os lo digo.

0.20: Gente gritándose. Muchos.

0.30: Termina la conexión, dejan de gritarse automáticamente y se dispersan en grupos por la casa.

0.45: Es muy sintomático comprobar como la preocupación fundamental de todos los que han participado en el griterío es si son buenas personas o no, y esto es responsabilidad directa del espectador que ve el concurso como si fuese el Juzgado Número 5 de lo Moral (y de promocionar que el concurso se vea de esta manera).

Así, Candelas está preocupada porque sus formas son malas pero, en el fondo “soy buena”. Es algo que tiene en común con Clara, que está preocupada por lo mismo: “soy agresiva” (las formas), pero “soy sincera” (el fondo). Miguel está preocupado porque él no dice las cosas por la espalda, él es claro. Encuentra solidaridad en Fernando, preocupado por que todos entiendan que el punto a Thundercat fue error y no traición.

Aparece Thundercat y se engancha a gritos con Fernando. Básicamente, discuten sobre quién de los dos dice las cosas más a la cara. Fernando opta por la ironía, así que ahora, en lugar de llamar a Thundercat “subnormal”, opta por llamarla “lista” repetidas veces, queriendo decir “subnormal”, pero sin decirlo, que insultas igual, pero oye, no te buscas una expulsión disciplinaria. Por otra parte, meterse con la capacidad intelectual de alguien mientras utilizas palabras como “contradecido”, hace que parezcas subnormal tú.

Resulta que estamos teniendo problemas gordos con el blog, no como los de la casa, que son de chichinabo. Publico el post, pero ni siquiera se carga la página y no lo veo ni en la lista de post y encima el 24 horas va regular. Así que escribo al informático de guardia contándole la movida, y me responde:

“Ahora mismo la plataforma está experimentando problemas técnicos que ya están siendo tratados para solventarlos lo antes posible.”

Luego se preguntan por qué siguen solteros, los informáticos.

 

1.00: Otra vez Lara Álvarez hablando sola. Es muy inquietante.

Cuando termina Lara, corte a la casa y Sauron comunica a los concursantes que preparen sus contra-alegatos.

1.10: Damos aquí inicio a la nueva sección: Retórica de andar por casa.

Sección patrocinada por Rita Barberá.

Los contra-alegatos presentan una interacción formato: “pues-anda-que-tú” y son variaciones de la opinión generalizada mencionada anteriormente, que se puede sintetizar así:

Yo soy más yo-mismo que tú (y mi yo-mismo es mejor que el tuyo).

De esta premisa se derivan el resto de opiniones. Por ejemplo:

Mi yo-mismo es bueno y tu yo-mismo es malo.

O bien:

Mi yo-mismo es sincero y tu yo-mismo es falso.

O bien:

Mi yo-mismo es leal y tu yo-mismo es traidor.

O la aparentemente compleja, pero idéntica en el fondo:

No me parece bien que tu yo-mismo haga X y Z porque mi yo-mismo no lo haría, de donde se deduce que mi yo-mismo es bueno y el tuyo es un cabrón de primer orden.

Etc.

Claro que ellos lo dicen en plan:

Bárbara: Que te calles, que eres un falso. Yo no, yo te digo las cosas a la carita, guapo.

Traducción: Tu malo. Yo buena. Calvo de mierda.

Clara: ¿Tú? ¿Ya no te acuerdas de aquel día que estabas en el sofá y yo pasé y estabas poniéndome a parir, lista?

Traducción: Tú sí que mala. Imbécil.

Bárbara (obviando a Clara y dirigiéndose a Miguel): ¿Qué pasa? ¿Que no puedes hablar tú solito? ¿Qué tiene que hablar por ti tu guardaespaldas?

Traducción: Tú calvo y mediahostia. La alta, Shrek.

-¡Que no grites, eh! -dice Shrek, y me acuerdo del chistorete ese de: “no digas tacos, cojones” y me da la risa y por algún motivo que desconozco me pongo a cantar inopinadamente:

-¡¿Quién vive en la piña debajo del mar?!

Y me contesto:

-¡Bob-Es-pon-ja!

Despierto a mi hermana. Viene a ver si estoy bien.

Me escribe el informático:

“El problema que está experimentando la plataforma sigue siendo tratado pero no se va a resolver a corto plazo. Disculpe las molestias”.

Le contesto que si es un robot o una persona.

Seguiremos informando.

1.15: Esta vez, cuando termina la conexión, siguen chillando un rato variaciones de las opiniones descritas en la sección Retórica de andar por casa. Bárbara es lo que en Santander llamaríamos una raquera. Clara es más bien macarra. Noelia es de Raticulín.

1.25: Esperan a que vuelva la conexión silenciosos. Le toca a Thundercat y a Candelas. De vez en cuando todos se interrumpen y se ponen a gritar todos al tiempo más variaciones de las opiniones antes expuestas.

1.30: Terminan de gritar.

“¿Qué tiene que ver si yo soy un robot o una persona con el problema que está experimentando la plataforma?”, dice el informático, de donde se deduce que es un robot.

1.40: Conversaciones simultáneas en grupitos. Silencio. Conectan con Lara. “Calma tensa”, describe Lara, fan del oxímoron. Cada vez que escribo oxímoron, me dan ganas de gritar: oximorooooooooooon!

No sé por qué.

Lara en silencio en el centro de conversación. Asiente con la cabeza a una voz que no se escucha por el canal 24 horas, de manera que da la sensación de que Lara está hablando con una voz en su cabeza y que en cualquier momento se va a girar y va a acuchillar a todos los técnicos que están a su estupenda espalda.

Mientras, en la casa, están todos chillando al mismo tiempo. Otra vez.

Le pregunto al informático si sabe qué es un oxímoron. Me responde que lo ha mirado en google y que sigue sin saber qué cojones tiene que ver con los problemas que está experimentando la plataforma y que le deje tranquilo y que ya me avisará cuando lo arreglen.

Contesto: Sabia ignorancia.

Me río solo en el cuarto de invitados a la 1.42 de la madrugada.

1.45: Lara termina de decir sus cosas y se queda en silencio aguantando el plano un instante eterno (oxímorooooooon!) hasta que desconectan y nos quedamos con los chavales.

Vuelve mi hermana y me dice que no son horas, que hombre ya.

1.50: Le digo a mi hermana que los chavales guardan un silencio ensordecedor y cuando empiezo a coger aire para gritar oxímoron, me señala con el índice y dice: ni se te ocurra.

Y luego da golpecitos con el pie en el suelo. Las zapatillas de oso panda le restan autoridad.

Se cruza de brazos.

Resopla.

Luego se da cuenta de que estoy escribiendo todo lo que hace, le da vergüenza y se va. Me tira con la pelota del perro a traición.

Valiente cobarde, grito. Y me llama idiota desde el pasillo. Pero luego dice: ¡Oxímoron! Y se ríe.

 

2.00: Bien. Para cuando llega Pablo al jardín y habla con Bárbara, llevo 10 minutos respirando en una bolsa y ya se me ha pasado el Brote del Oxímoron, pero el perro ha oído la pelota y ha enloquecido y van a llamar a la puerta los vecinos en cualquier momento. En otro orden de cosas, Pablo y Bárbara coinciden en que las conductas de Pablo con Bárbara y viceversa son ejemplos de excelencia en el campo de la amistad y contraponen dichas conductas con las conductas de Miguel y Clara, llegando a la conclusión de que Miguel y Clara son lo peor. Bárbara declara cosas contra Clara tipo: “yo no me pongo a tu nivel, yo no me pongo de barriobajera“.

Pues lo ha disimulado muy bien.

Luego fantasea con qué hubiese ocurrido si hubiese dicho ella “delante de toda España”  que eso que lleva encima de la “bola de billar” es una “peluca pegada” y que “te tienes que echar pegamento, tronco, porque por aquí se te empieza a despegar”. Pero no lo ha dicho. Por respeto, dice, como si no lo acabase de decir delante de toda España.

Cierta obsesión con Toda España, parece.

El informático no responde. Raro, porque le he mandado ya como 7 mails. Se conoce que la plataforma sigue experimentando problemas técnicos.

2.15: Poco a poco, los concursantes van superando el bucle yo-soy-más-yo-mismo-que-tú y van cayendo en el Intercambio Psíquico. Se nota en que se pasan la mano por el lomo mientras intercambian frases que empiezan mayoritariamente por “yo soy una persona que”. En grupos. Bárbara y Pablo. Candelas y Thundercat. Miguel y Bea.

2.25: Bárbara se encuentra con Noelia en el salón. Repite la opinión según la cual su yo-mismo es bueno porque no ha dicho delante de toda España que Miguel lleva peluquín.

En la cocina, Thundercat sigue en el bucle de Thundercat con Alain: Me han llamado subnormal delante de toda España, tío. Pienso en mi familia, tío, dice ahora.

2.30: Thundercat en el bucle de Thundercat. Ahora pone ejemplos de falsedades de Fernando. Cosas terribles que le ha hecho delante de Toda España. Mientras, Bárbara sigue fantaseando, delante de Noelia, con qué hubiese dicho Miguel si ella le hubiese replicado todo eso de la peluca delante de Toda España.

Atención, Toda España: por la presente, y en vista de la insistencia de las pardalas, se hacer saber a todas las formas de vida pertenecientes al género humano, ya sean haters, karpeteras, bloggers, tronistas, mangarranas, talifanes, mayoneseros, ketchuperos, reguetoneros, chupacables, cagalindes, posers, youtubers, DJs, minutantes  y demás especies bípedas e implumes que en el mundo son, que, en virtud de la autoridad que me delega Sauron en calidad de Pregonero, El Gran Ojo declara que Bárbara NO ha dicho delante de Toda España que Miguel lleva peluquín por respeto. También se hace saber por la presente que a Thundercat NO le ha sentado bien que Fernando le metiese un punto por la espalda, y que NO le ha sentado nada bien que Fernando le llamase subnormal delante de Toda España, porque ella no es subnormal, ella de tonta no tiene un pelo, y él es un falso de lo peor, ahora me doy cuenta, Toda España, tía, de verdad.

Es todo. Dispérsense.

2.32: Vengavenga. Dispersarse.

2.40: En el jardín hay una reunión de concursantes. Clara, Miguel, Álvaro, Fernando, Montse, Beatriz y Rodrigo.

Estos siguen de Intercambio Psíquico, pero se han quedado sin ofensas, así que imaginan ofensas futuras para estirar el tema. Clara, por ejemplo: “Me gustaría saber si fuera de la casa, Bárbara va a llamar a Pablo para saber cómo está. No. No le va a llamar para saber cómo está”.

Esto ya es Intercambio Psíquico Nivel Máster, amigos.

2.50: Todos los presentes dicen a quién van a nominar. Intento apuntarlo, pero no soy taquígrafo y no me da tiempo. Lo dicen en detalle. 3, 2 y 1. También lo dicen puntualizando el expulsado, en plan: si se va Miguel, voto a tal y cual, pero si se va Pablo, voto a tal y cual. Y lo interesante es dicen a quién van a nominar las suficientes veces y con el suficiente detalle como para que todos sepan cuántos puntos van a tener los que no están presentes. Desde aquí se escucha a sus cerebros sumando. No acuerdan nada, pero todos saben lo que van a votar los demás. No se puede decir que sea un pacto. Es más bien una pactomima (palabra inventada que va a significar: simular un pacto).

Como en el congreso, vaya.

 

3.00: Pol y Bárbara empapuzándose la cena en el Club.

3.10: Terminan de cenar y salen al salón. Se unen a la conversación de Noelia, Candelas, Thundercat, Alain y Montse. Bárbara quiere saber qué le pasa a Montse, que anda tristona.

-Es que discutís y no me gusta -dice Montse.

Bárbara dice:

-Has entrado a Gran Hermano ¿eh? No a la Casa de la Pradera.

Hombre, pues si tenemos en cuenta que La Casa de la Pradera es una serie que orbita en torno a una desgracia mortal por capítulo, en una especie de casa de acogida para niños huérfanos, niños ciegos, y niños huérfano-ciegos en una época en la que la penicilina todavía no estaba al alcance de la mano del granjero medio, y lo comparamos con que a Thundercat le han metido un punto, no sé yo si la comparación le ha salido buena a Bárbara.  Se conoce que ella también se da cuenta, así que corrige:

-Esto es Gran Hermano, no Heidi.

O sea, esto es Gran Hermano, no la historia de una niña huérfana, abandonada a su suerte en los Alpes suizos con su abuelo ermitaño (y presunto borracho asesino) que cuando ha llegado a cierto entendimiento con el viejo, es prácticamente secuestrada por su propia tía y luego vendida de mascota, por dos duros, a unos ricos avaros (oximoroooon), para que entretenga a una muchacha malcriada pero aparentemente dulce de nombre Clara, y luego ser despreciada hasta que quieres matar a la Señorita Rottenmeier, y chantajeada emocionalmente hasta la rendición por la tal Clara (la dulce) y teniendo en cuenta que todo hubiese ido a peor si no es porque aparece la abuela de Clara (de puto milagro) que resulta ser un encanto de señora (aunque un poco laxa con su nieta) que si no, Heidi termina de prostituta menor de edad por los callejones de Hamburgo. Con el frío que hace allí.

Pero tengamos en cuenta que a Thundercat le han metido un punto (más otros doce que nunca recuerda). Un poco de empatía, por GER os lo pido.

Sea como fuere, Bárbara y Montse se llevan la conversación sobre Heidi y La casa de la Pradera al baño.

3.30: Momentos desconcertantes: Noelia sola en el jardín, arreglando sobre el césped unas piedritas blancas que ha cogido del parterre con las que compone una B una D y un signo de infinito. Después, gente durmiendo. Cortes ocasionales dentro de la casa. Intercambio psíquico. Corte a Noelia. Corte a gente durmiendo.

3.45: Miguel y Noelia de intercambio psíquico. Miguel está preocupado por cómo es percibido su yo-mismo y quiere saber si Noelia está de acuerdo con las cosas que han dicho del yo-mismo de Miguel en los contra-alegatos. Noelia tiende a estar de acuerdo con la persona con la que hable, así que le dice a Miguel que no, que para nada está de acuerdo, vaya que no, no no no y mil veces no. Lo más cerca que está de mojarse es cuando Miguel pregunta que quién cree ella que saldrá: “Pablo o tú”.

En el sofá, Candelas dice: “yo, lo que soy, soy”, declaraciones tienen mucho en común con las famosas pero antiguas declaraciones de una zarza ardiendo. Y, por los montajes que he visto en tuister, con zoom a las partes blandas de la muchacha en cámara lenta y bamboleante, gandules, otra cosa en común que tiene Candelas con la zarza ardiendo, es que las dos tienen mucho de dónde agarrar.

 

4.00: Un rato más de intercambio psíquico y todos a prepararse para dormir.

4.10: No obstante, Miguel no ha tenido suficiente intercambio psíquico y quiere ahora analizar los alegatos y demás impresiones que se le vayan ocurriendo sobre la marcha con Fernando y Clara. Fernando y Clara también tienen impresiones, aunque no tantas como Miguel.

4.25: Todos al baño. Se van a acostar.

4.40: Todos acostados. Miguel, Clara y Fernando insisten en hablar con la luz apagada y sin micrófonos y sin subtítulos. Normalmente, el Súper enciende la luz cuando se ponen a hablar, pero se conoce que Lara ha debido de hacer caso a la voz de su cabeza y la ha liado parda en control central.

4.45: Silencio finalmente.

Todos acostados.

5.00: Las 5 y sereno.

Mañana más. Andad por lo segao.

 

Acerca de Maroto

Imagen de perfil de Maroto
Gran Jefe Calcetinero. Desde GH 14 en este cajón.

4 comentarios

  1. Qué bueno! La sección de retórica de andar por casa ha sido muy útil para ahorrarnos tanta tontería. ..

  2. Tomás es, claramente, el puto amo. Me descojono y, además, es que tengo la misma visión de los personajes que meten a la casa. Es un circo del que hay que reírse con un buen humor ácido. Gracias crack!

  3. El mejor minutando sin duda, ingenioso, divertido….qué risas. Gracias Tomás y gracias Maroto!!

  4. Imagen de perfil de Maroto

    Muchas gracias a Tomás y la verdad es que me estoy descojonando vivo con la subtrama entre él y el informático jajaj

Abrir la barra de herramientas