¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

totxana2 (1) Buenos días con retraso, queridos y abnegados habitantes de la calcetinería más exclusiva.

Aviso: La enladrilladora ha dormido tres horitas, tras las cuales se ha sometido a una intensa sesión de tábata para recuperar la fuerza y continuar con la rutina. Los adictos a este despropósito somos conscientes y estamos programados biológicamente para llevar a cabo este tipo de gesta mientras dura el encierro de los mamelucos de turno. Es nuestra forma de vida de manera temporal: disfrutamos las madrugadas metiendo las narices en la vida ajena. Le pasa a todo el mundo, o más bien, es lo que pasaría si fuera posible, pero nadie lo reconoce.

El caso es que este grupúsculo de momento nos ha salido rana. Es terminar la gala, departir media hora y retirarse a sus aposentos. Tontos de solemnidad, pero no ya porque Pepe Herrero dijera que este concurso se gana de noche, no, que en efecto, se gana de noche. Resulta que la mayoría de la gente (normal) está ocupada de día y no puede atender a (divinas) memeces de este tipo en horario diurno. El gran público por lo tanto se nutre de lo que le llega en sus escasos momentos de ocio, que se limita a las Galas, Debates y al tiempo online robado en la oficina sin que el jefe se cosque.

Y estas almas de cántaro, a pesar de aparentar ser un terremoto televisivo en potencia, se niegan a dar contenidos de los que dan que hablar por la mañana en la pescadería. Somos los nocturnos, los viciosos y los presuntos frikis los que movemos los hilos de madrugada y montamos el pollo que tendrá repercusión al día siguiente en el telediario. En otros tiempos uno llegaba a la plaza a comprar bacalaíllas, por poner un ejemplo sencillo, y encontraba a la pescadera emocionada comentando algún escandalillo con las clientas.  O sin escandalillo, por ejemplo: ‘qué gracisoso el bailaor, por lo visto se han pasado toda la noche por fandangos’. O ‘fulano la ha liao parda porque le robó las bragas a zutana y se las puesto en la cabeza’. O ‘¿y a la guarrona esa no le da vergüenza que su madre y toda Ejjjpaña la vean chuscando con  un maromo?’ (besazo, Noemi)

¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

Sí y no. 

Los especialistas, es decir, los que nos merendamos las madrugadas por puro vicio estamos satisfechos con el cásting porque es variado y colorido. Debería darnos momentos de gloria, también llamados contenidos. Pero resulta que la parte contratante se ha dormido en los laureles. No innova, así que los concursantes evolucionan “de manual”. Son quince ediciones y se las saben (casi) todas: carpetas de pexiglás, control de cocina, exaltación de la amistad de urgencia y sobre todo, poca naturalidad que ellos disfrazan de todo lo contrario. Un horror. Esta rebuznante coñazo piensa que sería necesario romper el ritmo, e incluso modificar algunas normas en la casa para evitar el inmerecido tedio que estamos apreciando a pesar de la (presuntamente, que no falte el presunto nunca) magnífica selección de candidatos a hacer bolos por las discotecas patrias durante un par de años.

 

De todas formas esto tiene fácil solución, dentro y fuera de la casa, porque el ritmo, tono y forma que están tomando las galas también es preocupante. Se diría que la parte contratante ha subestimado  el poder del verdadero amante de este formato (presuntos frikis insomnes) y prefiere dirigirse a otro sector (ancianos, niños y vecin@s de las hermanas Chocho). A las risas enlatadas y al payasete me remito. A Floren no lo meto todavía en el saco, porque aunque sobre, consigue arrancarme una carcajada y esto significa que (a veces) es gracioso. O que yo soy una anciana, una niña, o vecina de Loli y Mayka. Decidid vosotros, hipotéticos y abnegados lectores.

El caso es que habría que obligar a las hermana Chocho a abandonar la cocina. Que muevan el culo que les hace bastante falta a las dos, que menudas tripas y menudos culos anticrisis se gastan… Claro que en este caso hay que entender la flexibilidad de la parte contratante. Si una de ellas se lesiona no quiero pensar la que les puede caer: baja, por lo penal, indemnización y 40 años de salario. Más las costas, naturalmente.

Screenshot_7

Inciso

Esto anterior se supone que era una introducción. Sigo incapacitada para hacer resúmenes, por eso adoro el tuiter, porque me obliga a economizar palabras e ideas reforzando mis naturales dotes intelectuales (¡pfffffff!)

Fin del inciso y entrada en materia

Paco. Ay, Paco. ¿Por qué demonios no te expresaste en la casa como hiciste ayer durante la gala? Te habríamos coronado como ídolo absoluto de esta edición (¡¡#repescaPaco!!)

Pero él es demasiado buenazo y demasiado pasota. Faltó poco para que Mercedes, por unos momentos reconvertida en hermana del (coñazo del) payasete, arruinara la entrevista. Él la salvó. Que quede claro que los Paconsejos amoro-sexuales no ofenden a las mujeres. Es más: son divertidísimos. No es ese el motivo de la expulsión del taxista, sino la laxitud del sufrido contribuyente, digo votante. Y a los párrafos anteriores me remito. Como los viciosos estábamos aburridos, no nos hemos empleado a fondo por falta de motivación. Deduzco que los cuatro gatos que hayan votado serían compañeros de fechorías de Paula o espontáneos adoradores de Gallardón asustados con los tangas del pintoresco madrileño. Lo que no teníamos previsto es el zambombanzo de la expulsión, a bocajarro,  sin haber proporcionado un dato o una estadística.

Bien, si hubiera salido la insoportable jaguayiana. Mal, porque le tocó a Paco. De todo esto se desprende que la parte contratatante estaría interesada en fomentar la espantosa y artificial carpeta que la de Barcelona forma con (el insoportable, falso y fantasma de) Omar… ¿O acaso esperan a que la (urgente) parejita dé contenidos de los que se pueden poner en los titulares? Y es que ambos han confesado tener antecedentes penales de los que no les permiten a uno entrar en EEUU. Es sabido que por esos parajes, un fornido policía —preferiblemente de color— es muy capaz de meter el dedo en el ojete de cualquier turista incauto al pasar por la aduana. Y si no huele como GER manda, lo deporta sobre la marcha. Todo sea por la seguridad, incluida la inhumanidad (y esta es una sentencia seria metida aquí con calzador).

BypbQ7HIIAAxtrm
Bonnie & Clyde

 

Por lo tanto la conclusión es que los responsables de la expulsión de Paco somos nosotros. Por ratas. Por dejar este asunto en manos de ‘no profesionales’. Y lo peor es que hemos tenido a tiro a la que dice que se muere de amor, si bien, las cosas como son, este concurso se activa en función de la animadversión que generen los concursantes. Es mucho más adelante cuando aparece el amor y siempre es demasiado pronto para la primera expulsión. Mierda.

Y hablando de animadversión, la enladrilladora ya siente hienas en el estómago ante la presencia de cualquiera de las hermanas Chocho. Pero prefiero emplearme a fondo con ellas en otra ocasión. De momento solicito que realización baje el sonido de sus ordinarias voces. Ser del sur no implica hablar, expresarse y modular la voz con tan mal gusto.  Solicito también que les dejen las cartas más a menudo para que pongan en evidencia lo rastreras que son. Que la necesidad agudiza el ingenio es una realidad con tintes positivos. El ingenio, no la sinvergonzonería, que hay que ver cómo tomaron el pelo a las primas diabólicas con el fin de ganar su confianza para evitar futuras nominaciones.

Por último me gustaría mentar a la dulce Azahara. Esta humilde rebuznadora anda preocupada por tener bastantes puntos en común con ella que ahorraré al sufrido lector. No, no es la belleza ni el animalismo. Tampoco soy pesudovegana porque adoro la morcilla, entre otros muchos manjares. La malagueña aspirante a lideresa del PACMA es amor: guapísima, dulce, taimada, cariñosa, tranquila… En fin, una virtuosa. Tanto me inquieta que me he tomado la molestia de registrar sus instagram a fondo. No acabo de compartir lo de la ansiedad social de la manera en que ella lo ha expresado (como un problema por el que ha sido tratada). En realidad, todos o casi todos padecemos  ese tipo de ansiedad, salvo los sociópatas. Es incoherente venderlo como un problema y acto seguido entrar en Guadalix. Incluso incompatible. Tampoco me sirve la teoría de autosuperación. Demasiado manida.

Foto_de_alhzarha_-_2014-09-26_14.32.59
Azahara sin ansiedad social

Salvo su intolerancia (respetable) a los toros y a los seres humanos relacionados con este oficio, y sus sospechosas manifestaciones de eterno amor hacia la cabra, con el fin, imagino, de conquistar el voto de la legión de activistas o similares, no le veo defectos.

Otro inciso:

Quien no es activista, solidario y plablista no es nadie porque no tiene suaj.

Fin del inciso.

Azahara me agrada y naturalmente siempre es un placer verla. Es un auténtico bellezón que afortunadamente no alardea de sus cualidades físicas, y esto último es alucinante en los tiempos de las Rave, de los DJ’s molones y de MHYV. No enseña canalillo ni se enrrabilla el párpado. ¡Y viste ropas holgadas! Es una reencarnación de la Venus de Botticeli, versión mejorada.

Y yo me pregunto y pregunto: ¿Qué es lo que no acaba de cuadrar?

Hale, sayonara. Ya está bien por hoy.

 

Edito: No, no estaba bien por hoy. Por fin se anima el cotarro.  Alá es grande.

Lady Coño (la morena, la rubia es lady Mesaledelcoño o no me sale, depende) se enfrenta a Shaima tras intentar esta última resolver un conflicto con ella. La ordinaria cordobesa, acostumbrada a los enfrentamientos arrabaleros mezcla al resto de la casa en la disputa. Aunque al principio parecía una maniobra que se iba a volver contra la ceutí, mucho me temo que las ladys Coño van demasiado rápido. Es patético que dos tías de cuarenta se comporten así ante una cría de dieciocho. La acusa de “saber más que ella”, entre otras cosas. A la enladrilladora le faltaba el dato de que la musulmana tiene servicio en casa. Ni sirvas a quien sirvió… Observe el avispado espectador las reacciones del resto. Algunos dan coba a las cocineras mientras que otros desaparecen de la escena.

Dejo enlace a vídeo cortesía de Grasamarrón.

¡Gracias!

 

 

Acerca de Obsy

Imagen de perfil de Obsy
Enladrilladora oficial de la Calcetinería. Un coñazo, pero en tuiter no me dejan pasar de 140 caracteres y aquí sí.
Abrir la barra de herramientas