alfred_garcia-818x478

Alfred, ¿qué es la música sin ti?

Nunca pensé que me sería tan difícil escribir esto. Como bien dice mi querido @criticagh es difícil explicarlo porque a Alfred hay que sentirlo, pero no quería dejar pasar la oportunidad de compartir con todos aquellos que quieran leerme lo que he sentido estos meses.

Operación Triunfo llegó en un momento en el que la mayoría de fans de los realities se encontraban hastiados. Cansados de no encontrar un perfil con el que empatizar y, sobre todo, cansados del maltrato recibido por productoras y colaboradores varios. En el fondo creo que todos pensamos que nos estábamos agarrando a un clavo ardiendo, que un programa “de cantar” nunca iba a poder engancharnos tanto como otros realities, que en dos días íbamos a estar hartos del do, del re y del la. Y ay, amigos, no podíamos estar más equivocados.

DM2q9wlW4AU7udH

Se me ocurren muchas razones para justificar el éxito de Operación Triunfo 2017, pero voy a centrarme en la que considero más importante de todas: sus protagonistas. Porque no, esto no iba solo de cantar. Iba de sentir, iba de volver a conectar con alguien a través de una pantalla, iba de volver a convertir los sueños de ese alguien en tuyos. Y, en ese sentido, el perfil por el que apostaron Galera y compañía no podía haber dado más en la diana.

De entre todos esos chavales extraordinarios, fue inevitable fijar nuestros objetivos en uno algo peculiar que se estrenaba en Operación Triunfo tocando el trombón. ¡El trombón, señores! Era raro, era diferente, de esas personas pegadas a una sonrisa, ¡cómo no nos íbamos a fijar en él! No somos pocos los que nos quedamos prendados de Alfred sin hacernos idea todavía del talento natural para la música que tenía y, aún menos, de la extrema sensibilidad que derrocha cada minuto del día.

Y entonces llegó City of stars y con él el despegue definitivo del programa y de Alfred. Las redes hervían como en los mejores tiempos y se llenaron de amor, de ilusión y hasta de haters, ya estábamos todos. Y desde entonces, Alfred lo ha hecho todo: ha tocado el piano, la guitarra, ha cantado en varios idiomas y hasta lo hemos visto defenderse bailando. ¡Qué tío! Pero, y aquí viene lo importante, Alfred es más que todo lo que ha hecho, Alfred para mi es todo lo que ha compartido.


alfred-amaia5

Nada más y nada menos que 16 canciones ha compuesto de momento en la academia, canciones que ha compartido con nosotros como forma de expresar todo aquello que no puede decir si sus manos no acarician un instrumento. Porque si el cuerpo humano está compuesto en un 70% por agua, el alma de Alfred está compuesta en un 100% por música y la quiere compartir con todos nosotros. ¡Como para no sentirnos privilegiados!

1016 veces GRACIAS, Alfred, por regalos  como este:

Pero tenía más, todavía podía compartir con nosotros más cosas, porque si hay algo que nadie puede negar a estas alturas  es que Alfred no nos ha escondido nada: Lo hemos visto luciendo camisetas e ideales feministas por desgracia impropios todavía de nuestros tiempos, nos ha mostrado varias veces su solidaridad dando visibilidad a causas preciosas, lo vimos romperse sin perder la sonrisa mientras sus ojos se llenaban de lágrimas, enamorarse perdidamente de cada gesto de Amaia y apoyando a cada compañero al que ha visto caer. Y yo me quedo con eso, con ese corazón generoso que quiere gritar que duele pero que, en lugar de eso, lo canta. Y cómo lo canta.

Ya hace mucho que los alfreders sabemos que él vivirá de la música de la misma forma que la música vive en él. Que no está ahí para ganar, sino para aprender, para vivir esa experiencia, para mostrarle al mundo aquello que su corazón es capaz de componer. Nosotros ya hemos ganado.

5

Acerca de Coronela de Alfred

Nieta de un lepero. Blablableando de cosas sin importancia alguna desde 1989. ¿Qué me estás contando si yo soy de Pamplona?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario

  1. Qué bonito lo has dicho todo, qué bien resumido, qué bien detallado. Gracias por éste escrito. Me quito el sombrero ante tí.

    5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir la barra de herramientas