Álvaro: la cancamusa

Comenzó Secret Story 2, ¡qué ilusión joder!, ¡por fin anónimos! Ya estábamos todos hastiados de los mal llamados VIP, la mayoría de ellos en realidad personajes que venían impuestos por la agencia que surte a Mediaset de viceversos y tentadores.

La gala comenzó de manera un tanto diferente. Bien, de momento, bien. No había colaboradores/trabajadores de La Cadena y que no tienen ni pajolera idea de lo que es un reality.

Todo pintaba muy bien.

Los videos de los concursantes, ¡yujuu!, ¡qué nervios! (para una persona friki como yo de los realitys, este es un momento fundamental). Un casting variopinto, bien de chonismo ilustrado, bien de gente rara, bien de listillos, incluso alguna que otra personaja que ya tenía más horas de televisión que el mismísimo Maestro Joao. Todo parecía ir estupendamente. Pero de repente apareció él, Rafa  @Rafamartinezala  por estos lares twitteriles.  ¿Y qué pasó?, pues que Rafa eclipsó al resto de los concursantes: gracioso, listo, rápido, suspicaz. En fin, todo un dechado de virtudes, que diría mi abuela.

El hashtag del programa ardía, todos subían sus capturas y su video diciéndole a Carlos Sobera que a él no le gustaba nada Bertin Osborne, En ese momento a mí ya me tenía el corazón comidito. Luego continuaron con otros concursantes, pero ya a casi todos nos daba igual. Carecían de interés, nadie iba a superar a Rafa. Solo queríamos saber más de él, de su vida, a ver qué nos contaba, de conocer como se desenvolvía en La Casa. He de confesar que yo incluso deseé que acabase la gala para verlo en el 24 horas.

Casi todos coincidíamos en lo mismo, tanto en mi TL como en  el hasthag del programa. Hasta fui  capaz de imaginar cómo la gente gritaba, ¡Rafa te queremos, Rafa ganador! Esto último solo lo entenderéis los más veteranos en estas lides granhermanísticas.

El caso es que Rafa no dejó indiferente a nadie. Y eso es bueno, creedme.

También hubo otra concursante que me llamó la atención, no tanto por ella, sino por su mascota, Lolo, al que amé desde el momento en que lo vi (foto/video nº2).

Así fueron pasando las horas y los días. Todo, absolutamente todo era Rafa y su (entonces) inseparable Alatzne. Y Carmen, esa chica alocada que sintonizaba muy bien con el entonces tándem Rafatzne, hoy en entredicho.

El caso es que ahí es que según mi teoría –que no tiene por qué ser cierta– La Organización, cuando ya estaba todo funcionando, va y…  ¡zaaas!, nos mete a Álvaro, sin venir a cuento ni nada, sin anestesia siquiera. Pues pienso la evidencia hablaba en redes y mentideros, La superioridad de Rafa junto a Alatzne y Carmen, hacía que todo lo monopolizasen ellos. Llenaban el 24h, hablaban, reían, criticaban, hacían estrategia, daban contenido… Y ahora van y se separan.

[El artículo no va de ellos tres y todo lo que ha pasaado jueves y viernes me ha pillado a contrapié escribiéndolo, quizás hay cosas que hoy ya no tengan sentido].

Pienso que esto no es lo que busca el programa. Así que comenzaron vendiéndonos sin venir a cuento la línea de la vida de Brenda, para que viésemos lo buena que es y el personaje tan interesante que puede llegar a ser.

Dicho sea de paso, la línea de la vida es tan poco atractiva como en su día eran la radio, o el billar en Gran Hermano (quemaría con fuego valyrio las tres cosas juntas). El caso es que Brenda es como la madrastra mala de los cuentos, muy poco querida.

Volviendo a la entrada de Álvaro, pienso que lo metieron para que no todo fuese Rafa, Alatzne y Carmen. Entró en la casa diciendo que él era poco más que un engañador profesional, una especie de jugador supremo con ínfulas a lo Pepe Herrero venido a menos.

Oye, pues qué bien, (pensamos muchos). ¡Ojalá se junte al trío!, porque la verdad es que los demás dejan mucho que desear a la hora de concursar y dar vida al 24 horas que es lo que al menos a mí me importa.

Destacar que él mismo utiliza la palabra cancamusa, cuyo significado es: «Persona que pretende desorientar a alguien para que no advierta el engaño del que va a ser objeto».

Entró de malote, fiel a su vídeo de presentación. Que si me voy a cargar a este, que si las mellizas son de plástico, que si Carmen es una egocéntrica, que si Rafa mete mierda… ad infinitum.

Pero esto solo le duró unas 24 horas. Al día siguiente y tras ver que todos pasaban del papelón que traía de malo malísimo, no tuvo más remedio que juntarse con el trío al que todos despreciaban porque los veían y aún en día siguen viendo como los frikis.

Pues Álvaro no hablaba. Sí se reía con ellos y siempre estaba a su lado pero poco más. Parecía más un observador de la OTAN que un amigo. Dejando a un lado alguna conversación interesante que mantuvo con Rafa u otra de matemáticas con Carmen, jamás ha aportado nada. Vamos, lo que viene siendo un mueble en mi tierra.  El caso es que a las 72 horas de haber entrado en la casa y no haberse separado del (entonces) #TeamPijama llega la hora de nominar.

Y ahí es cuando comienzo a notar el verdadero cometido de Álvaro. Que no es más que el de ser un caballo de Troya.

Os cuento

La noche anterior a ls nominaciones,  Álvaro les dijo al trío que él iba a nominar a Brenda, que era lo peor y demás improperios.

Pero a la mañana siguiente cuando se ponen a hablar de nominaciones, Álvaro se niega a nominar a Brenda. Todos se quedan de piedra. Incluso niega haber sido él el que lo propuso.

Aquí ya se le comienzan a ver las mentiras.

Acto seguido, y después de haberse hecho un confe larguísimo, se va a hablar con Brenda, le cuenta que el trío la va a nominar y no contento con eso, le confiesa su HAMOR BERDADERO  hacía Carmen. ¡Sí, sí, de verdad! Y se quedó tan fresco el tío macho, como dice mi Rafa. Yo me quedé como una estatua de sal.

Y poco a poco ha ido contando su henmoramiento uno por uno a todos los habitantes de La Casa. Incluso ha ido dejando mal a Rafa diciendo que teme que le vaya a hacer daño a Carmen. ¡Váyase usted a la mierda, hombre! Ahí ya se me terminó de caer.

Todo comenzaba a desmoronarse, todo era muy raro. Barajé todas las posibilidades.

¿Le habrán dado el guión en el confe?

¿Un tío tan listo va llorando de henamorado de la noche a la mañana?

¿Estará intentando ser el protagonista para que no lo sea el trio?

¿Está subestimando la inteligencia del público que ve el 24 h?

Y lo que es peor, ¿se cree que sus compañeros son tontos y le creen?

Yo apuesto por la teoría de que en realidad ha entrado cual caballo de Troya, a desestabilizar al trío y a robarles su merecidísimo protagonismo.

No sé si lo conseguirá, pero en mi opinión está haciendo un supino ridículo.

También le está haciendo daño a Carmen, la tiene nerviosa, ella misma va diciendo que “menudo panorama”, que “qué papeleta”, etc. La pobre está atacada y Rafa y Alatzne han calificado lo que está haciendo Rafa como «la pajarada que se ha montado…”

Álvaro sabe que nadie le va a decir que él está haciendo un papelón. Juega con su físico y pasa el día diciendo que es el pobre gordito al que las mujeres rechazan. Yo no rechazaría al caballito de Troya por su físico, sino por lo cutre y básica de su estrategia, por subestimar al público del 24 horas y, sobre todo, a sus compañeros.

Coda

Lo anteriormente escrito lo hice la noche anterior de que Álvaro se declarase y de que el trío se rompiera. Evidentemente las cosas han cambiado y mucho.

Alatzne y Elena ya le dijeron a Álvaro que Carmen estaba nerviosa y desorientada por la situación; que por favor que no se declarase, que qué necesidad había en hacerle pasar ese mal trago.

Álvaro a algunos les decía de aún albergaba la esperanzas de que Dulcinea le dijera que sí, aunque por otro lado a Alatzne le decía que no tenía ninguna opción.

El caso es que se la apañó para involucrar a toda la Santa Casa. Unos les raparon el pelo, otros le ayudaron a elegir la ropa e incluso le recomendarosn el lugar y el momento, como si él no fuera autosuficiente.

Y Don Quijote se echó perfume y montó en su Rocinante en busca de Dulcinea.

El espectáculo fue dantesco, yo personalmente sentí vergüenza ajena.  Entre risas y tapándose la cara le dijo: “me gustas mucho”. Solo le faltó mearse en los calzones. En fin…

Como era de esperar Dulcinea lo rechazó muy amablemente y le hizo prometer que por favor no siguiera ilusionándose por ella, que eso le haría daño. A lo que él respondió que no, que él no controlaba eso y que no se lo prometía.

Carmen pasó la noche fatal, tuvo que ir a que le diesen una gominola, tenía taquicardia y ante los acercamientos de Álvaro les pidió a Carmen y Rafa que por favor no la dejaran sola con él.

A partir de ese momento Álvaro incrementó aún más si cabe su estrategia para desmoronar al trío.

No ha parado de ir hablando uno a uno con todos y cada uno de los habitantes: que si son fríos, jugadores, no piensan más que en el juego, no paran de hablar de nominaciones… Y ha usado frases como «no me encuentro a gusto con ellos” o “voy a tenderle una trampa a Carmen para ver si le importa más el concurso o no”.

Así que por eso, Álvaro es la cancamusa de La Casa y además  el caballo de Troya,

Pero nosotros, el fiel público del 24 horas sabemos más que tú y te hemos calado.

¡VOTA ÁLVARO!

1
Álvaro: la cancamusa

Ante los últimos acontecimintos entre Rafa y Alatzne... ¿de quién eres más?

¡Gacias por votar!

Acerca de Locura

3 comentarios

  1. Por supuesto que de Rafa. Gracias por el artículo. Pienso exactamente igual, Álvaro ha entrado con su estrategia muy bien definida y subestimando a todo el mundo. Lo hemos calado rápido. Una persona tímida que se enamora, lo último que haría sería ir diciéndolo por toda la casa, al contrario. Entró a desestabilizar la casa y sobre todo al trío que como inteligente que es, sabía que son los favoritos aquí fuera.
    Mis favoritos eran el trío, sí, juntos, Rafa aporta inteligencia, Alazt madurez y Carmen la locura, era el trío perfecto. Pero a Alatz se le cruzaron los cables. Tachaba de inmadura a Carmen, que lo es, por los celos que sentía, para mí con motivos. Rafa dormía con la vasca, hacía las pruebas con ella y encima confirmó que era su favorita en pleno directo. Pero Carmen, a pesar de la papeleta, ahí siguió, sin coger rotondas.
    Alatz se confundió mucho la noche de la gala con lo que contó Adri, pensó que Rafa sería odiado fuera. Le sentó mal que Adri viera vídeos de Rafa rajando de Adri habiéndole dicho ella que los cubos eran si críticas. Eso la dejó con el culo al aire con Adri. Y si lo juntamos con la rabia que le dio que Rafa y Carmen estuvieran esa noche jugando juntos….pues rotonda al canto.
    Ojalá rectifique y vuelva al trío, y Álvaro se vaya a «yorar» a su casa.

    0
    • Gracias, creo que somos muchos los que pensamos que lo de Álvaro es lo más ficticio que nos hemos encontrado en muchas ediciones de los realitys.

      1
Ir a la barra de herramientas