Carta desde Guadalix

Hoy estoy aquí para describir como percibo el ir y devenir de los acontecimientos ocurridos en la casa de Guadalix. He conseguido esquivar todos los protocolos de seguridad de la casa y mi carta seguramente habrá llegado a buen recaudo, si no, no estaríais leyendo estas palabras, palabras que no son más que baladas entonadas desde lo más hondo de mi corazón.

Como habéis podido apreciar, los primeros días en este concurso, se intenta focalizar el buen rollo entre nosotros, los concursantes. Alegría, buenas palabras, buenas intenciones, yo te ayudo-tú me ayudas y un infinito de maravillosos y admirables intentos de crear a nuestro alrededor una sensación extraordinaria de status quo que debería de mantenerse hasta el final del susodicho concurso. Craso error y nada más lejos de la realidad.

Debería exponer mis quejas y preguntar al afable lector, el porqué de mi desvirtuación como concursante en el programa, para intentar hacerme una idea de que narices ha ocurrido o que he hecho yo para molestar tanto a mis compañeros. Pero hasta que no salga de la casa no podré saber nada, ni aunque me tiréis pelotas de tenis al patio podría enterarme de las situaciones reales de mi debacle y ostracismo.

Podemos hablar si queréis para empezar de mi compañero, Hugo. Es un chico agradable, de pueblo, simpático, pero ya ha demostrado que no da mucho más contenido. Además, nunca habla del primo Juanma (bueno, hablar hablar, más bien se queja de esto o de lo otro, conversaciones más bien pocas) y no entiendo porque no se moja más en esta no-carpeta. A mí me encantaría ver cómo mete baza entre los dos o por lo menos que “chinche” al primo para que pase al ataque y se deje ya de tanta tarifa irreal y virtual. Como os digo, me encantaría, pero nada, no llega el momento.

IMG_4275-800x600

Una vez descrito algo al de la morriña, que me tiene harta, incluidos sus; “las primas me aburren”, no se da cuenta de lo aburrido que es el mismo y lo soporífero que puede llegar ser estar a su lado. Pasaré a contar como viví yo varios hechos que ocurrieron desde el principio de estos sesenta y putos días que llevamos aquí encerrados.

Los primeros días sucedieron muchas situaciones y entre otras, una chica le dio una palmada a un chico en el culo y a partir de ahí se complicaron las cosas. El Hamor Berdadero salpicaba y chorreaba por doquier y todos observábamos expectantes el transcurrir de esa pasión hormonal de jóvenes adolescentes. Pero los guionistas nos tenían preparado algo muy gordo y no se les ocurrió otra cosa que traernos a la ex del chico, lo que hizo que en veinticuatro horas saltara todo por los aires. Mira, yo no me voy a meter en quien es el culpable, porque a todo esto, yo tenía mis propios problemas con Mayca, que no hacía más que darme quebraderos de cabeza. Empezó pronto nuestra enemistad y ella cuanto más se quejaba de mí a la gente más iba yo a molestarla, faltaría más.

En los días venideros, los problemas y las malas lenguas se sucedieron como agua lleva el rio por los rápidos más extremos. Sigo pensando que ninguno de los dos hizo bien su papel pero eso a mí realmente poco me importa, estoy encerrada en mí misma y no me dejan salir de este círculo sin salida.

A todo esto, he visto pasar a Paco, también a un tal mexicano que fue una sombra de sí mismo con el cual he tenido que hacer memoria para recordar que realmente pasó por esta casa y fue nuestro compañero, porque ya lo tengo hasta borrado de mi mente, es una nebulosa, un fantasma de cuyo nombre no quiero acordarme. Una que rezaba de vez en cuando, una bruja piruja que no acertaba una (y su hermana, mi peor enemiga) y un pagafantas adorable a su manera. Ah! Y Omar claro, yo hubiera preferido que se fuera Paula, tengo unos oídos muy sensibles y estoy a punto de que me lleven al loquero porque es insoportable.

Screenshot_40

Yo lo que tengo que decir, es que ha habido momentos muy grandes para mí en el concurso. Cuando más me divertía era en la prueba de la inmunidad. Todos corriendo como locos de un lado para otro, saltando sin parar como si no hubiera un mañana. Parecía que me encontrara en casa con los mios. Pero pronto me hicieron parar y aquí estoy, olvidada por mis compañeros y por el programa. Que sé de buena tinta porque me lo han chivado que apenas salgo ya en los videos de los montajistas estos. ¡Eh! Que yo de mueble no tengo nada.

Los días fueron pasando y he podido ver como Fran se iba desinflando. En todos los aspectos. Al principio me asustaba con él. Porque sé que a él y a su compadre, les gustan matar animalitos y eso oye, aunque los toros no tengan nada que ver conmigo, no es plato de buen gusto. El caso es que nos ignorábamos mutuamente exceptuando algún topetazo casual entre los dos. A lo que iba, este concursante se ha ido desinflando. Así como perdía quilos, perdía fuerza y confianza entre nosotros. Hasta el punto de que está tan atorado en sí mismo como yo en mi círculo sin salida. Y creo que va directo a la expulsión este jueves, yo no podré hacer otra cosa que cantar baladas de alegría.

Los primos son como una raza nueva por descubrir. Al principio quedas maravillado con todas sus posibilidades y ese cierto potencial para ser grandes y hacer historia en este GH pero poco a poco los vas conociendo y los reduces a papel de wc, se han hecho imprescindibles pero cuando acabes con ellos lo tiras y no te vuelves a acordar hasta la próxima cagada.

Y veo que me estoy alargando mucho y al final me van a pillar las cámaras y el súper me va a joder la carta. Asique voy a ir resumiendo.

Yo estoy indignada. No entiendo como una humana, (Paula) es capaz de decir que va a montar una empresa para vender mis conguitos. Si esa se piensa que voy a estar fabricando a ritmo industrial la lleva clara y mucho menos para que se los coma la Shaima y gratis. Estoy indignada y pido al súper que me saquen ya de este infierno de corral semicircular de mierda que me han fabricado o en todo caso me manden “pa mi casa” de una puta vez que quiero estar en mis verdes prados corriendo como libre animalito que soy. El Hugo se podía haber traído a la puta gallina y dejar de tocarme a mí las ubres.

Ale, adiós, voy a seguir con mis bala/das.

Fdo: Yo, la Rubia.

ByJU7WlCEAQ2Jor

 

Aquí la porra de hoy:

Screenshot_100

Acerca de Teli

Imagen de perfil de Teli
Escritor frustrado o más bien poco involucrado para poder llegarme a frustrar. Encantado del experimento GH y de poder comentar acerca de este reality.
Abrir la barra de herramientas