Screenshot_8

El Enfermo

El Enfermo

Una mente retorcida, posesiva, celosa, insegura, inmadura, un puzle abstracto de persona. Parecía que lo conocías y realmente no tenía nada que ver con la realidad.

Como un gato oculto entre las sombras investigaba, espiaba, olfateando como un perro busca el objeto del delito, como una rata alimentándose de sus más bajos instintos, como una hiena buscando a su presa débil e indefensa y finalmente como un buitre carroñero volando alrededor de su próxima comida, moribunda y agonizando en el más hondo de los infiernos.

Por suerte para todos sus acciones le delataban, como un niño que no sabe mentir, su propio cerebro le traicionaba, una y otra vez, el puzle se formaba solo como un cuadro, lo abstracto se volvía arte clásico, real, tan real como mi mano desnuda volaba en sueños hacia su rostro y le dejaba marcada la huella de la rabia, la infamia sufrida, la traición y sobre todo todas y cada una de mis lágrimas vertidas.

Siéntate en un rincón, no hables, solo mira y observa en que te has convertido, en la peste, aquella enfermedad que muchos creíamos ya extinta, pero que en ti se encarna y todos queremos alejarla de nuestro lado, en un leproso donde no se te cae la cara de vergüenza a trozos, si no que te los arrancas tú mismo ante tu histeria incontrolable de no poder manipular, mentir, seguir destrozando una vida.

No te doy una cuerda para que te ahorques tú mismo, porque sería leve castigo, es más interesante observar cómo te golpeas la cabeza una y otra vez contra la pared, incrédulo como tu propia mierda te salpica y su olor te hace vomitar tus miserias una y otra vez.

Deseo que sea la primera vez y última que mis palabras vayan dirigidas hacia un ser tan despreciable.

Estas palabras las escribí hace mucho tiempo, “dedicadas” a alguien. Estoy seguro de que Omar, piensa algo parecido sobre alguien dentro de la casa. Quedó más que claro el otro día. Y decir que el título de “El enfermo” no va por Luis… era el título de esa carta que un día “dediqué” a alguien. Pero oye, aquí se da por aludido quien quiere.

Yo conozco al maltratador psicológico de primera mano. Y no, Omar no llega a este calibre. Es chulito, sí, e incluso un poco machista. (Que pocos hombres llegan a tener la sensibilidad suficiente para que, ni siquiera en un comentario tonto sin maldad, no tenga algo de machista en su día a día). Pero no es maltratador psicológico, sin embargo Luis llega a ser otro tipo de bicho del cual hay que tener cuidado.

Definición de Acoso:

Cuando una persona hostiga, persigue o molesta a otra, está incurriendo en algún tipo de acoso. El verbo acosar refiere a una acción o una conducta que implica generar una incomodidad o disconformidad en el otro.

No sé si Luis es un acosador o no lo es; estoy seguro que esta noche habrá una tertulia en cada casa sobre el tema, nosotros damos la información y cada uno toma su propia decisión sobre los datos aportados por los expertos en cuestión (estas son las palabras que dice al final siempre Iker Jiménez cuando termina de presentar un caso de los suyos, soy fan de este hombre y me encanta mentarlo).

Aun así, desistan de estar con alguien a su lado que posea como suyo algo de la anterior definición. Consejo de amigo.

Inconmensurable Alejandra contra el trío calavera. Fran tirando de ironía falsa (agarrando la puerta para que nadie entrara y les molestara, que tres contra uno era lo más legal), Luis con su clásico no te alteres déjame hablar a mí primero y Paula metiendo mierda en un asunto que ni le va ni le viene. Paula, que odiaba a las primas, luego las quiso y cuando apareció Luis otra vez las odia. Si esto no es hacer un papelón que venga dios (o GER) y lo diga.

Recordatorio:

He visto como Ale, la prima, la de Albacete hace de reportera con unas preguntas matadoras. Y vaya, que no hace falta ser falsa (como la del Príncipe), ni ir corriendo a chivarse de las respuestas a nadie (como hacía la del velo), ni tener sirvienta (como la del califato), ni gritar pegar (aclaresé con pegar a los muebles)  y ser agresiva (como la del habibi) para que la cámara te adore, te quiera y te busque.

Dentro del recordatorio, decir que “vomito de agonía” al escuchar al Luis decir la santa anormalidad (por no decir una burrada más gorda) de querer salir nominado junto a Omar en caso de que esta semana no salga de la casa. Claro, Omar te sigue el juego de estupidez y él va a ser doble estúpido de hacer lo que digas. Realmente empiezo a pensar que a ciertas personas la casa les hace bajar el rendimiento de las neuronas porque no quiero pensar que vienen así de serie.

Teli

2 recordatorios

1- Hoy es el último día para participar en la primera porra calcetinera.

2-Está disponible en la Play Store una actualización de la App de Calcetineros, con algunas mejoras.

porra

Acerca de Teli

Imagen de perfil de Teli
Escritor frustrado o más bien poco involucrado para poder llegarme a frustrar. Encantado del experimento GH y de poder comentar acerca de este reality.
Abrir la barra de herramientas