El poder de Mercedes Milá

por Teli

«Yo soy yo y mi circunstancia»
José Ortega y Gasset
Como bien dijo Ortega, todo lo que rodea al hombre…
Me hago eco de las críticas recibidas hacia mí por varias personas en el minutado. No me considero nadie a la hora de escribir textos de opinión, solo uno más que intenta siempre aprender y mejorar. Solo recalcar, que mi manera de expresar GH es directa, intentando ir siempre al grano y sin mucho rodeos. Para leer o escribir, opinar como si fuera sócrates, me vuelvo a los foros literarios a leer textos abultados y divagaciones sin par. Unos aburridos en demasía, otros te dejan indiferentes y en otros encuentras verdaderas maravillas.
Para gustos, los colores.
Pero aún así, cambiaré mi estilo. Me lo tomaré como un experimento personal.

Una palabra de MM es suficiente para revolucionar la casa. Tanto para bien como para mal. Es como el efecto Bing Bangsu palabra explota en la casa produciendo reacciones inmediatas dispares entre sí. Para luego (bang), transcurrir una semana reduciendo su poder hasta la mínima expresión una vez alcanza su punto de inicio, la gala del lunes.

Hemos comprobado como un: “susana, no tienes la culpa”, ha alegrado y fortalecido a Susana. En contra, los gemelos, Adrián e Iván, hacen su propia lectura de la frase, sin dejar de culpar a Susana, sin dejar de agobiarla, sin dejar opciones más que su propio orgullo de “machitos”. Chicos, la época del “crog-manon” pasó a mejor vida.

Un “res de res” a Raky, un “Desi no tienes canas, gracias al flequillo”, nos deja como reacción a un pelocho celoso, circulando a gran velocidad por la casa diciendole a todos que MM ya no le habla, ni le dice cosas bonitas.

Tres chicas, palabras de Mercedes consiguieron, celos y mas celos, tu cuerpo encendido recorrieron.

Quisiera dedicar unas palabras a un gran amigo, una gran persona donde las haya, el cual no está pasando por su mejor momento. Nunca ha visto GH ni lo verá, se que nunca leerá este texto, pero yo se lo contaré, le contaré que no deja de estar en mis pensamientos. Siempre saca a relucir que cuando estudiaba, odiaba la asignatura de Literatura, sobre todo cuando el profesor esgrimía una frase y comenzaba la batalla entre ellos dos: “El autor con esta obra quiso decir…” Nunca entenderá como alguien se atreve a dar una explicacion sin dejar exponer paliativos acerca de una poesía cuando el autor lleva fallecido hace siglos y no puede defender su posición. Ánimo amigo, estoy contigo.

Antes de que me denuncieís ante la Santa Inquisición, en ningún momento he dicho que me parezca bien que MM use su condición de presentadora para mandar mensajes a los habitantes de la casa, pero tampoco he dicho lo contrario. Solo he comentado lo sucedido. Accion- Reacción, como dijo nuestro amigo Newton.

El “regalito” de Igor a Sonia ha sido aplaudido aquí y en Lima. Pero tendremos que pedir explicaciones a Stephen Hawking de por qué nadie en la casa, le ha dado mayor rigor y veracidad a esas palabras. Tenemos el Hecho, pero Una Teoría seguida de una hipótesis y por último una Ley, para próximos GH, nos vendría a todos de maravilla. Sonia tira balones fuera todo el tiempo, haciendo hincapié en que ella es como es y que Igor no ha podido ver nada para merecer tales palabras. Nacho le secunda. Y cuando parecía que Kris desatendía a Sonia por este tema, aparece un megáfono maldito dando ánimos a los pelochos, Kristian recupera el amor por su amada en segundos y ella da las gracias a su “angelito de la guarda”. Podríamos escribir un libro con estos dos: “En un lugar de Guadalix, de cuyos pelochos no quiero acordarme…

Adrián, El destello de luz que ví en él se apagó como una vela marchita al final de su corta vida. En mi ingenuidad, pensé que este concursante sería un escudo para los susargistas, nominando con valentía a Sonia. Si así hubiera sido, habría ganado algo de respeto entre la audiencia, teniendo como recompensa menos papeletas de salir de la casa esta semana. En este GH no hay sorpresas, podemos adivinar el expulsado sin recurrir a las cartas del tarot o profecias de Nostradamus. Le deseo mucha suerte esta semana, por que la va a necesitar.

El creador de este blog, Maro, echaba en falta un bizcocho, dicho y hecho, ha tenido que esperar 73 días a que varios concursantes se convirtieran al fin, más aún si cabe, en verdaderos hipócritas. Por cierto, no tiene la culpa Hipócrates de esta definición. Más bien los llamaría Judaístas, aquí teneís los mandamientos de la última cena como recordatorio.

Me quedo paralizado con los ojos abiertos, al igual que muchos espectadores lo hicieron al ver un truco del Gran Houdini. ¡Kristian hablando en la cama con Argi!. Como han cambiado las cosas. Hasta casi hecho de menos ese “status quo” de Argi y Susana nominadas y la chupipandi controlando los designios de la casa. Al menos había un contenido hiriente que te hacia vomitar las palabras en contra de ellos. En concreto, había un tema central y claro.

Con quien sí vamos a vomitar, es con los gemelos y su obsesión por Susana. Me aburroooooooooooo, como diría un niño pequeño sin poder usar su pulgar en una videoconsola. Espero que no lleguen al solsticio de verano y/o GH acabe antes, no hay perdón de Dios en que la audiencia no los haya sacado ya de la casa teniendo dos oportunidades casi únicas. Pero esto es como tener un negocio, “el cliente siempre tiene la razón”.

Espero no haber despertado tanta contrariedad esta semana como la anterior, de buena fe, me despido hasta la próxima. Os dejo una canción para mover el esqueleto y quitarnos todos las malas energias y pensemos en positivo. “Que la vida son dos días”.

Acerca de Teli

Imagen de perfil de Teli
Escritor frustrado o más bien poco involucrado para poder llegarme a frustrar. Encantado del experimento GH y de poder comentar acerca de este reality.
Abrir la barra de herramientas