El vértigo (o el coño de Desi) como broche final

por Obsy

totxana2La audiencia ha aprendido la lección tras haberla cagado soberanamente al comienzo de esta edición largando a personajes como la histérica de Lorena –tan necesaria para nuestro regocijo– o la fantástica correveydile Noelia, demás de a Leti, ese verso suelo tan elegante que descubrimos demasiado tarde porque GH 14 ha estado secuestrado durante más de tres meses por Sonia Walls. Esto es así y hay que reconocer el mérito de la canaria. El mérito y la torpeza de su antipático y castrador juego. Al final la odontóloga se ha caído con todo el equipo ya que Kris ha sufrido las secuelas de la antipatía que despierta su amada en el sufrido espectador. No obstante, esta rebuznante puede entender las quejas de don Ramón y su legión de fanáticos, ya que la mecánica del concurso ha variado y estos cambios han favorecido la nominación de su hija, la de su hipotético yerno y sus posteriormente celebradas expulsiones. Dos meses le doy yo a esta parejita, por cierto. ¡Ay los bolos! A no ser que las fanáticas reciclen sus megáfonos y ahuyenten a toda moza que se arrime al Muñekín.

Pero a veces el fin justifica los medios. Bienvenidos sean los cambios porque con estos dos pajaritos en el aire disfrutando de su amor donde deben, es decir, en la calle, hasta Juan Carlos ha cobrado vida.

A Igor por fin lo podemos ver relajado, disfrutando de los estertores del concurso sin postureo. Ha cumplido sobradamente con los objetivos prometidos y ahora toca descansar. Dentro de la definición de descanso se contempla declarar la guerra abierta a Desi. Sin el manto protector de Alvarito y el de la propia Susana, la sevillana probablemente hubiera entrado en brote y habría apuñalado a los cámaras por enfocar su lado malo (es un decir).

Y es que la mal llamada Diva ha ido ganando terreno hasta el punto de que es muy capaz de merendarse a sus contrincantes con su folclore apocalíptico. Después seguiré con ella, aunque anuncio que la de Umbrete despierta en mí pasiones encontradas. Adoro sus menciones al coño, sus ay maricón y su forma de cruzar las piernas. Desde Sharon Stone no se ha visto nada igual. Mataría (es otro decir) por ver cómo sostiene un Ducados entre los dedos a lo Lauren Bacall, la fumadora con más glamour de la historia del cine. Pero también detesto su faceta de matón/a de club de carretera: cuando Desi amenaza destila testosterona, androsterona y androstendiona por todos los poros de su cuerpo.

Inciso: ahora todas son divas por lo visto. ¡Si María Callas levantara la cabeza…!

Prosigo.

La noche de la expulsión de Kristian vuestra enladrillora favorita (mis abuelas descansan en paz, creo) apreció que los petard@s que quedaban en la casa se comportaban como seres aliviados. De hecho ninguno tuvo inconveniente en seguir la tendencia de intentar putear a Desi, a la que no le salía del coño –para variar– convertirse en la chacha de sus nominadores. Yo, sinceramente, hubiera sido incapaz de beber el agua de las jarras que sirvió (de servir, de sirvienta, que es lo que a ella le jodía) a los de la acampada. Finalmente se conformó con meter un ciempiés tamaño king-size en una fiambrera.

Otro inciso: Súper, por GER, fumiga o contrata un ejército de sosias de Gracita Morales, que se te pueden largar de la casa sin pagar indemnización en nombre de los riesgos laborales.

Prosigo de nuevo.

Aunque Desi figuraba en mi terna inicial de finalistasen este momento me tiene hasta el coño. Entre puta y puta taconazo, que diría esa ilustrada por los cojones llamada Mila Ximénez. Me disgusta que la sevillana saque su lado viril a relucir cada vez que alguien le toca las pelotas, ya que no duda en apelar a algunas condiciones de su errado género masculino sin pudor. Su idolatrada Maribel no amenaza a nadie con darle de hostias y eso que razones no le han faltado en estos últimos tiempos para liarse a repartir mandobles. Pobretica mía, le está bien empleado por avariciosa. Las damiselas en apuros tampoco solemos amenazar con la fuerza bruta a un tío. Generalmente nos limitamos a cuestionar en público (alto y claro) el rendimiento de su entrepierna u otras cuestiones biológicas, como pueden ser la halitosis, la alopecia o las fisuras anales que producen las almorranas. Y ya que he mentado (de mentar) a la Pantoja: si Igor fuera tan buen jugador se podría haber camelado  a la sevillana intercambiando datos ‘de los de fuera’ sobre las causas judiciales que afectan a la tonadillera.

A pesar de mis críticas, mantengo que la Tonadillera del Mal (con todo su coño incluido en el lote) es la concursante que más necesita el premio. También es la que mayor partido sacará de su paso por Guadalix. Ella misma avisa a diestro y siniestro de que va a dar guerra fuera, sobre todo al enemigo vasco. Pero para esto último no es necesaria su victoria. Yo la imagino esperando a Igor en la puerta de la Posada con una mano en la cadera, empuñando una botella rota de Jack Daniel’s con la otra. Y a Jorge Javier retransmitiendo el intento de agresión (pactado, of course) en directo. Es otro decir más.

De todas formas hoy (por ayer, que es cuando redacté este texto) fue un día grande. Tras varios años de desencuentros el Gato se ha dignado a mencionarme. Tuvimos nuestro punto álgido en GH 10: yo odiaba a Iván y todavía le tengo manía. Entonces operaba con otro nick y la norma era banear a los lenguaraces no abducidos por los voceros oficiales de cualquier reino mediático. Gracias gatete, no vayas a editar que todavía tengo que presumir ante mis (nuestros) enemigos. Aprovecho para felicitarte por tu trabajo y por la santa paciencia que has tenido durante esta edición.

En cualquier caso tengo que manifestar mi  ‘discrepancia’ con David Cano una vez más: Raky fingía que lloraba… de felicidad. Con el culo a salvo, la final encima y el que ella creía favorito fuera, cree que tiene posibilidades reales de llevarse el gato al agua, con perdón. Yo ya dije en mi anterior ladrillo que a la de Manresa sólo la veo cambiar el gesto cuando se tocan temas pecuniarios. Levemente, porque ella domina el arte del disimulo con maestría. Constaté la falsedad casi perfecta de la espigada moza el día que le concedieron el deseo a Desi. La catalana dormía cuando las “chicas” se largaron al cutre-loft. Pero dormía tan profundamente —con las luces encendidas y rodeada de los gritos de sus compañeros— que cuando “despertó” de su pesado sueño manifestó que no sabía lo que pasaba. Juan Carlos, Kris, Nacho e Igor aprovecharon para tratar de tomarle el pelo a la inocente criatura: que si no había visto a Mercedes en la pantalla, que si las “chicas” estaban en la sala de expulsión. Y ella erre que erre, sorprendida, pero no lo suficiente para esta observadora retorcida ni tampoco para Kris, que manifestó sis dudas. Él no creía que no se hubiera enterado de nada aunque luego reculó. Se trataba de Raky, claro, su carpeta natural. Si se llega a quedar una semana más hubieran echado el polvo que nos ha faltado para coronar el final vertiginoso (ahora sí) de esta edición, pero esto ya son elucubraciones malvadas de las mías. Finalmente alguien le dijo la verdad que ella aseguraba desconocer y cambió de registro con tal velocidad que yo confirmé de esta manera que fingía.  Si estás medio dormida, lo estás y punto. Después se puso como una energúmena porque Desi  no la había elegido para la fiesta de pijamas & girls, y al día siguiente se la clavó bien clavada con el manido pretexto de la holgazanería.

Y termino, que no cunda hoy el pánico. Me merezco una buena siesta.

Para esta enladrilladora rococó el gran dilema en este momento reside en escoger ganador. Creo que no desbarro si recomiendo a los neuronistas que permanezcan alertas pues Appgree podría volver a desempeñar un papel relevante. El voto vengador (¡y gratuito!) podría hacer acto de presencia durante la próxima gala. Su es adorable, sensata, coherente, divertida, dulce, guapísima, buena y me recuerda demasiado a alguien a quien tengo mucho afecto, pero las cicatrices de Álvaro (y su templanza, y su buen humor, y su risa cálida,  y su sensatez, y su forma de vestir, y su bonhomía) pesan demasiado sobre mi conciencia. Y además no me da la gana de que la murciana pague las copas de los pelirrojos durante todo el verano. Todo esto contando con el permiso del vasco, que tal vez merecería una recompensa por los servicios prestados y con el de Nachete pingpong, que en realidad es mi favorito aunque lo disimulo estupendamente.

Hale ¡sayonara!

El hombre perfecto

Pd y última hora: se desata (y confirma) la locura wallista. Sonia Walls ha manifestado en una sosísima entrevista concedida a Sálvame de Luxe que el máster que quiere hacer cuesta 40.000 euros. Esta es la reacción de algunos de sus seguidores:

Triunfo del coach (el último comentario de Elena es pura ironía)

 

[twitter-follow screen_name=’unaobservadora’]
0

Acerca de Obsy

Enladrilladora oficial de la Calcetinería. Un coñazo, pero en tuiter no me dejan pasar de 140 caracteres y aquí sí.

177 comentarios

  1. no esta sugar no se me olvido y se de una k me mata

    0
  2. Jajajaja el de las gárgaras de la Alcaide¡¡¡¡ pos que chasco oye… como se sobrevaloran ciertas cualidades jajaja jajajajajaja jajaja
    Estaré pendiente ohh gran oráculo ¡¡ jaja 😛 😛 😛

    0
  3. igor cuidadín con el Nº 32- NUNCA AMENACES, por lo menos no a la de Umbrete que te la tiene sentenciada

    0
Ir a la barra de herramientas