, ,

Ellas, sí, ELLAS

©GoyoConde-Alejandra-Loli-Azahara-Yoli-y-Paula

Ellas, si ELLAS

Gracias a la parte contratante por hacer que este GH infumable acabe rapidito sin preámbulos ni sorpresas de última hora. El programa está visto para sentencia y muchos somos los que pensamos que esta edición ha sido todo un despropósito. Enhorabuena para todos aquellos que han sido capaces de disfrutar de GH15 mientras el resto nos tirábamos de los pelos atónitos ante todos los movimientos y resultados tan extraños que han sucedido a lo largo de estos tres meses.

Más allá de todo lo ocurrido, este año hay que hablar de ellas, porque ellas han sido las verdaderas protagonistas este año de los momentos más agridulces de la edición. Y cuando hablo de ellas, hablo de muchas, no de todas, pero sí de muchas. Y yo no puedo dejar de hablar de ellas, para bien o para mal.

La primera y más importante para mí, sin duda, Obsy. Este año nos ha deleitado con magníficos ladrillos mejorando incluso los del año pasado. Aun no entiendo muy bien como lo ha hecho, porque yo a diferencia de otros, pienso que este año el casting ha estado muy por debajo de las dos últimas ediciones. El año pasado había chicha para dar y tomar a tutiplén y en estos dos meses era realmente complicado sacar migas de donde no había pan. Y ella lo ha hecho siempre con sobresaliente.

Fuera del programa y del concurso, tengo que hablar de ellas, las calcetineras. Que hay muchas y bien avenidas todas. Que han conseguido hacer de este pequeño lugar, en uno muy grande. Y hablo de ellas porque ellos, son menos, somos pocos y peleones, pero de manera indiscutible hay más féminas y eso se ha notado para el bien de este pequeño rinconcito.

Ahora le toca a esas otras, ciertamente protagonistas indiscutibles, pero de las cuales hablo con mucha más desgana.

Las últimas dos semanas he pasado por encima del concurso, sobrevolando el nido del cuco buscando desde la vista lejana algo que pareciese de interés para lanzarme luego en picado y observar detalladamente. No ha sido así el caso, en cambio traté de hacer un ejercicio conmigo mismo de limpieza “espiritual”. Ese espíritu de GH que ha sido borrado de mi interior a sabiendas de las grandes trastadas por parte de la parte contratante así como ese personaje llamado Paula que ayudó también día tras día a desengancharme casi del todo del programa. Ese ejercicio consistía en empezar de cero con Paula. Olvidar todo lo que había visto sobre ella, mirarla y observarla de manera objetiva y pensando el porqué de todas sus acciones, risas, saltos y demás (sobre) actuaciones. De verdad que lo intenté, de verdad que mi intención era darle una nueva oportunidad. Pero al final del camino volví a llegar al mismo destino.

Llevábamos diciendo semanas atrás que una vez se fuera Luis el siguiente en ser su “hermano” sería Hugo y no tardó más que unas pocas horas en hacerlo. No hay nada en ella que sea espontaneo está todo pensado y más que pensado. La única vez que consiguieron romperle los esquemas fue el día que trajeron a su abuela. Fue tal su shock que era incapaz prácticamente de articular palabra. Es lo único bueno que le podemos decir a la parte contratante, que intentó hacer una limpieza de cara con su favorita y al revés, les salió el tiro por la culata.

Nos quedan las primas.

“Tanto monta monta tanto, Yoli como Jhony”.

No podía más que caérseme la cara de vergüenza cuando el otro día BR decía en el DBT que había que votar también a Yoli, no solo a Alejandra. Este personaje intentaba de cualquier manera posible que se dividieran los votos para que su gran favorita Paula, ganara el concurso. Yo no sé si esta mujer es de verdad así, o se lo hace. Que venga dios y que me lo explique. Porque es vergonzoso. Yo no podría, aunque supongo que la parte contratante la unta soberanamente bien por dejarse en ridículo todos los domingos.

(Esta, BR, era otra de las Ellas, aunque no se merecía ni mentarla al final lo he hecho).

Tanta culpa tiene Yoli como Jhony. Yo lo siento por ella, pero ya está decidido que el voto para Alejandra. Aunque sinceramente. No sé qué sería mejor si una o la otra. No tengo una percepción clara de quien puede tener más apoyo de las dos. Con las dos me rio. Con las dos a veces me ofuscan, una por yolapa y la otra por bocaza. Aunque no dejo de decir lo que siempre he dicho desde el principio, que son mis favoritas.

¡Ah! También queda ella, Azahara. Que lo único bueno que ha hecho en todo el programa es echarle en cara a Paula que le guitara a Hugo y que era una egoísta que solo piensa en ella. Uno de los mejores momentos en estas últimas semanas. Pero como siempre en esa casa, todo tiene fecha de caducidad, unas horas por delante, unas palabrejas y abrazos y todo solucionado.

Como todos sabéis esto se acaba y para mí también. En parte lo estaba deseando, tengo otros proyectos y por culpa de este dichoso vicio los he ido aparcando. Y dos meses me parece demasiado tiempo para lo poco que nos ha dado esta edición.

Gracias a todos los que os habéis pasado por este magnífico lugar y sobre todo a los que me han leído aun teniendo arcadas esporádicas. Quiero creer que este es mi último escrito hasta el próximo GH, si es que lo hay.

Un abrazote a todos, Teli.

401 comentarios

Comentarios desactivados.