La conspiración

¡Hola de nuevo calcetineros!

¿Es la tierra plana en lugar de redonda? ¿Dominan el mundo reptilianos e illuminatis? ¿Realmente el hombre llegó a la luna? ¿Fue el 11-S un autatentado?

Hoy en día tenemos conspiraciones para todos los gustos y el mundo GH no ha sido ajeno al gusto creciente por ellas. Más adelante analizaremos algunas de las acusaciones que se han hecho por redes hacia la organización de GH con un ojo crítico. Pero antes intentemos analizar cómo funciona una mente conspiranoica.

Hay que decir que conspiraciones -reales- las ha habido siempre, desde el asesinato de César, al hundimiento del Maine o a la financiación por parte de los EE.UU de la contra nicaragüense pero hoy en día y en parte gracias a la difusión que les da internet, vivimos una proliferación espectacular de teorías de la conspiración más o menos alocadas.

¿Cómo funciona una mente conspiranoica?

Se han vertido ríos de tinta analizando y contraanalizando estas teorías de la conspiración pero muy pocos analizando cómo funciona el proceso mental de un conspiranoico. En diciembre de 2017 los psicólogos Karen M. Douglas, Robbie M. Sutton, y Aleksandra Cichocka publicaron un interesante estudio titulado Dead and Alive, Beliefs in Contradictory Conspiracy Theories en el que desgranaban varios aspectos que intervenían en el proceso.

Las teorías de conspiración tienen atributos que los diferencian de otros tipos de explicación causal. Aunque en diversos grados, son especulativos, ya que postulan acciones que están ocultas para el escrutinio público, complejas en cuanto a que postulan la coordinación de múltiples actores, y se resisten a la falsación, ya que postulan que los conspiradores usan el sigilo y la desinformación para encubrir sus acciones.

La falsación es una parte fundamental en el método científico. Una teoría solo puede ser válida si es falsable, eso es, si puede ser refutada por cualquier investigador aportando una prueba que pueda hacer a la teoría caer total o parcialmente. Una prueba de teoría no falsable sería la que versa sobre la existencia de Dios. Como en Dios se cree por la fe nunca se va a poder demostrar científicamente que Dios existe pero tampoco que no. El ateo pedirá “Dame pruebas de que Dios existe” y el creyente hará lo propio pidiendo “Y tú dame pruebas de que Dios no existe” en una conversación circular y sin sentido.

Mente inductiva y mente deductiva

La mente inductiva busca, observa y analiza datos y, de esos datos, obtiene una explicación al hecho estudiado. Es la mente científica. Necesita de un principio necesario: sólo le interesa saber el porqué, no tiene interés en que la respuesta sea una determinada.

La mente deductiva conoce un hecho y su sistema de valores prima sobre las pruebas o los hechos. No le interesa saber lo que pasó. Le interesa llegar a una conclusión que afiance su sistema de valores. Si en su escala de valores prima la desconfianza hacia la autoridad, y ésta dice que Bin Laden murió en un ataque americano, no buscará ninguna prueba para saber qué pasó, buscará cualquier indicio que demuestre que la autoridad mintió, porque su escala de valores está por encima de una verdad que no le interesa. Es el prejuicio llevado a su máxima expresión.

Para entendernos, la mente deductiva parte de la idea, en nuestro caso de que “GH nos engaña siempre” y a partir de esa premisa construye a partir de los huecos que puede dejar una narrativa la confirmación de que nos están engañando1.

El sesgo de confirmación

Un gran amigo de la mente deductiva es el sesgo de confirmación. El sesgo de confirmación es una propensión a dar más importancia y credibilidad a los datos que encajan con nuestras creencias que a aquellos que las contradicen, aunque en un principio ambas informaciones sean igual de fundamentadas.

El sesgo de confirmación puede tener consecuencias dramáticas en el modo en el que interpretamos la realidad. Por ejemplo, hace que la simplicidad de una creencia sea vista como una cualidad positiva de esta, independientemente en los peligros que entrañan los simplismos: nos puede llevar al pensamiento circular, porque una creencia tan simple lo explica todo y a la vez no explica nada.

De igual manera, el sesgo de confirmación es el que nos hace rechazar como interlocutores a las personas que tratan de sacarnos de nuestro error. Es el responsable de que, si crees en teorías de la conspiración, automáticamente pienses que yo no soy una fuente fiable por tratar de convencerte de lo contrario en esta entrada. Además es muy posible que pienses que yo formo parte de la conspiración y que estoy a sueldo del poderoso2.

El efecto tiro por la culata

Esta negación de la realidad para crear una paralela ajustada a los prejuicios resulta difícil de desactivar, como demostraron en 2006 Brendan Nyhan, investigador de la Universidad de Míchigan, y Jason Reifler, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Georgia. Estos investigadores identificaron un fenómeno al que llamaron efecto del tiro por la culata: en cuatro experimentos con personas de diferentes ideologías, descubrieron que la corrección de informaciones falsas o imprecisas favorables a las creencias de esos individuos no solo no cambiaba su postura, sino que incluso la reforzaba. Vamos, que cuanto más te están demostrando que tu creencia es equivocada, más te aferras a ella3.

Vivo y muerto a la vez

El estudio que comentábamos al principio de la entrada examina en detalle la capacidad de los conspiranoicos de mantener creencias incompatibles entre sí. En dos grupos de estudio separados con más de cien individuos se observó que la gente que creía que Bin Laden todavía seguía vivo era también proclive a pensar que ya estaba muerto antes de la operación de las fuerzas especiales estadounidenses. Y de la misma manera, un gran número de las personas que pensaban que Lady Diana había sido asesinada por los servicios secretos británicos (el MI-6), pensaban a su vez que todo era un montaje y que la Princesa Diana seguía viva.

Por tanto, cuando un “conspiranoico” examina la realidad, no busca datos que confirmen o refuten su teoría, sino pistas, por fragmentarias que sean, que confirmen su sistema de valores preestablecido, que exige desconfiar de la autoridad4.

Sentirse especial y aprobación del grupo

En general los conspiranoicos hablan con una enorme arrogancia y condescendencia, elaborando un discurso desde la idea que ellos están por encima de la masa de borregos que consumen medios de masas y de que han descifrado las claves ocultas de la realidad que los poderosos manipularon. El discurso conspiranoico empodera a la persona y le hace sentirse único y especial5. La sensación de estar más despierto que los demás, la tranquilidad de tener la razón sin contradicciones ni disonancias y el fortalecimiento de la pertenencia al grupo con el que se comparte fuentes, teorías y sospechas y misterios, le reforzará en su laberinto y le dificultará aún más si cabe plantearse siquiera que pudiera estar equivocado.

“Menuda chapa nos está pegando Maro”, estaréis pensando ¿no? Pero me parecía oportuno hacer estos -mínimos- apuntes para ayudar a entender algunas cosas que comentaremos a partir de ahora.

Hemos visto las diferencias entre las mentes deductiva e inductiva y en mi caso me fuerzo a intentar aplicar la mente inductiva. Es decir, yo no estoy a priori ni a favor ni en contra de cualquier teoría más o menos rebuscada que se lance por redes, sino que primero intento comprobar si tiene visos de ser cierta y en el caso de encotrar probabilidades de que lo sea intentar obtener el mayor número de datos y pruebas objetivas posibles para poder hacer una afirmación.

Vayamos pues con la…

Teoría del chivatazo, de la madre, el papelito, la camiseta azul y el clavo

Asraf le dice a Suso que…

Todo empieza con un tuit como este (no sé si este fue el primero pues la arqueología tuitera es bastante engorrosa)

Aquí se activa rápidamente el sesgo de confirmación. En el tuit pone “Asraf le dice a Suso ‘baño'” y eso ya lleva al cerebro conspiranoico a asimilar que tanto Asraf habla con Suso como que le dice “baño” pristinamente. Como muestra un botón, pero se sucedieron cientos de tuits de esta guisa…

 

Pero antes de detenernos a comprobar si realmente dice “baño”… ¿se lo dice a Suso?

En la versión extendida de este vídeo que publicaría algo después @farandulario vemos esta secuencia de imágenes:

Aquí vemos cuando se levantan del sofá. Asraf y Suso se levantan y van hacia la derecha y, más cercano a la cámara está Tony que también se levanta.

Aquí hay un momento en que se entrecruzan los tres. Suso se dirige hacia lo que sería el jardín, Tony hacia lo que sería la cocina y Asraf está quieto entre los dos.

Se ve claramente como Suso sigue caminando hacia el jardín y Tony hacia la cocina.

Ahora Asraf gira la cabeza y se dirige hacia la posición de Tony, aunque podría también estar Mónica por ahí ya que estaba en esa zona también, aunque no la veamos en plano.

Y llegamos al momento en el que Asraf dice las palabras mágicas. ¿A quién se las dice? Probablemente a Tony aunque no tenemos la total certeza. De lo que tenemos total certeza es de que no le dice nada a Suso.

Cuestión 1: ¿Le dice Asraf a Suso algo en este momento?

Respuesta: NO.

Vayamos ahora a lo siguiente. ¿Realmente dice “baño”, claro como el agua como decían algunos?

Aquí tenemos el tuit extendido de farandulario, con más contexto y mejor audio. Faran dice que él escucha “mi madre” pero podríamos caer también en el sesgo de confirmación, así que vamos a detenernos en el audio.

Cogemos el vídeo de Faran, lo convertimos a mp3, seleccionamos el trozo “problemático” y le subimos aún un poco más el volumen.

Nos queda esto…

y que al escucharlo, suena así:

Efectivamente, su segunda frase es “mi madre, tío”. Nada de baño.

Así pues…

Cuestión 2: ¿Le dice Asraf a alguien “en el baño” en este momento?

Respuesta: NO.

 

La madre de Asraf le dice que…

Aunque esta primera conjetura era relativamente fácil de tumbar, se abre ya la veda para buscar cualquier detalle que pueda resultar sospechoso. de hecho una de las constantes de la mente conspiranoica es abrir un tema con esta pregunta: “¿No os parece muy sospechoso que…?”

Y efectivamente, aquí se lanza la pregunta:

Y aquí directamenta ya se afirma que la madre le dice en árabe que vaya al baño.

Yo la verdad es que no sé árabe. He encontrado bastantes cuentas araboparlantes, tanto de fans de Miriam como de otros concursantes que aseguran que no hizo ninguna referencia al baño. Por ejemplo esta:

Y también he visto el vídeo en el que una tía de Tony asegura que una amiga le ha dicho que en no sé qué dialecto ha dicho algo parecido a “cisterna”.

A mí sinceramente el rollo de “una amiga de un amigo me ha dicho que…” no me genera ninguna confianza y en ningún caso he visto a ninguna fuente autorizada asegurar que la madre de Asraf le dijera nada parecido a “baño” o “cisterna”. Y aplicando un poco de sentido común… ¿No os parecería una temeridad casi suicida por parte de la madre de Asraf decirle dónde está la inmunidad, una actitud que podría llevar incluso hasta su expulsión?

Esta teoría sería falsable de encontrar un traductor jurado, alguien del pueblo de Asraf, etc pero como yo no dispongo de estos recursos, con los datos que tengo solo puedo decir:

Cuestión 3: ¿Le dice la madre de Asraf a su hijo dónde se encuentra la inmunidad?

Respuesta: Probablemente, NO.

El papelito de Aramís

Las redes arden igualmente y seguimos buscando alguna causa malévola que explique por qué Asraf se ha hecho con la inmunidad. Le toca el turno a Aramís.

Seguimos conspirando, que nos va la marcha. Ahora resulta que Aramís lleva un papel o algo parecido bajo el cinturón y posteriormente se ve a Asraf con un papel o algo parecido dentro de la casa. ¿Sospechoso, no?

Vamos a mirar al detalle los papelitos.

En el papel (yo diría que es un kleenex) de Aramís vemos perfectamente que tiene al menos dos pliegues y para que se aguante sin caerse del cinturón debería de tener un tamaño aproximado a lo que os muestro en blanco.

En cambio…

El papel de Asraf es considerablemente más pequeño que el de Aramís y observamos claramente que solo tiene un pliegue y da la sensación de que también es un papel más rígido, de mayor gramaje, tipo cartulina.

La cuenta oficial nos dice que esa cartulina se entregaba con las camisetas (luego hablamos de ellas, tranquilos) y nos muestra esta imagen:

Y para acabarlo de rematar nuestro decano El Gato Encerrado nos muestra una imagen en la que se comprueba que Aramís sale de la casa con el mismo papel y en el mismo sitio que cuando ha entrado.

Así que…

Cuestión 4: ¿Aramís le da un papel a Asraf en el que se indica dónde se encuentra la inmunidad?

Respuesta: NO.

Las camisetas de la discordia

Pero el afán investigador no se detiene ahí. Nuestro siguiente drama son las camisetas de SuperLópez. Mi antihéroe favorito, aprovecho para decir.

Vamos con un tuit que lo destapa todo.

Con esta prueba estamos un poco pillados por los cojones. La versión oficial nos dice que había una camiseta para cada uno según su talla. De hecho lo que sí podemos comprobar es que dentro de la bola que cuelga Aramís solo hay la capa. Y vemos en el confesionario al menos dos camisetas. una, cuando está Mónica y otra cuando sale Asraf. Aquí el problema es que como los muy cabrones de la parte contratante 🙂 nos cortan el 24 horas, no podemos ver en ningún momento las entradas y salidas del confesionario y por tanto los ires y venires de todas las camistas. Aún así, la sola presencia/ausencia de una o dos camisetas no presupone en absoluto que se haya producido un chivatazo.

Para que se produzca el chivatazo es necesaria la teoría combinada:

Es decir, para que se haga pleno, la organización le prepara una camiseta a él y solo a él y dentro de la camiseta le introduce un papel con una pista tipo “la inmunidad está en baño”. Esta teoría no es falsable porque no tenemos la información completa. Yo puedo decir que no hay ninguna prueba de que dentro de la camiseta haya un papel y otro me puede contestar que tampoco hay ninguna prueba de que no lo hay. Es así, no siempre podemos trabajar con toda la información. Así que nos toca recurrir de nuevo un poco al sentido común. ¿No creéis que si la organización quiere decirle a Asraf dónde está la inmunidad le es mucho más sencillo decírselo directamente cuando no está pinchado en directo en vez de coger una camiseta, ponerle dentro un papel y exponerse a que lo descubra igual en directo y se ponga a decir “oh, mira, un papel que dice ‘ve al baño’?

A mí me parecería una temeridad teniendo un sistema mucho más efectivo que es decírselo directamente, más cuando el papel con el que vemos a Asraf es perfectamente compatible con las cartulinas con los nombres que nos enseña la organización.

Este caso es curioso porque corrobora la actitud de “Vivo y muerto a la vez”. Es decir, los que piensan que Aramís le dio el papel a Asraf también piensan que el papel se lo dieron camuflado en la camiseta.

Mi valoración…

Cuestión 5: ¿La organización le da un papel camuflado en una camiseta a Asraf en el que se indica dónde se encuentra la inmunidad?

Respuesta: Muy probablemente, NO.

El clavito en el baño

Pero no acababa aquí la cosa en la noche del martes sino que aún nos faltaba un último invitado: el clavito en la pared del baño.

Según otros tuits, ese clavo no estaba antes en el baño y una cosa en la que pocos han reparado es que la bola llevaba un mosquetón para precisamente ser colgada de algo.

Este caso vuelve a ser no falsable porque nos falta información pero el sentido común me vuelve a decir que Aramís fue dirigida a dejar la bola de la inmunidad en el baño. ¿Las razones? Las desconozco. Por escaleta, para que la encontraran pronto al ser también un producto publicitario, a saber…

Cuestión 6: ¿La organización indica a Aramís que deje la bola de la inmunidad en el baño?

Respuesta: Muy probablemente, SÍ.

En fin, a esto que acabo de hacer se le llama hacer debunking, que viene a ser desgranar una a una las partes que componen una teoría de la conspiración. Como véis es extenuante y el efecto de el tiro por la culata hará probablemente que quién ya creía en la conspiración, aún crea más en ella, o piense que estoy a sueldo de Tele5 y formo parte de la misma.

Personalmente, lo único que veo de toda la ristra de situaciones es que muy probablement a Aramís sí le dijeron que puesiera la bola en el baño lo que no demuestra nada más que eso, en absoluto un chivatazo.

Pero en cualquier caso, lean y valoren críticamente ustedes mismos.

Y no os vayáis todavía porque, aunque es posible que hoy me salga el post más largo de Calcetineros (con permiso de Obsy) os voy a mostrar cómo es mucho más sencillo de demostrar cuando una teoría sí es cierta.

Teoría de los abucheos enlatados

Esto ya tiene unos días y lo pubiqué en tuiter pero aprovechando esta entrada quería dejar constancia en el blog.

No os voy a detallar paso a paso todo el proceso pero hacemos básicamente lo mismo que en el caso de el baño/mi madre. Cogemos el Youtube que corría por las redes y lo pasamos a mp3. También cogemos el vídeo, lo pasamos a mp3 y cortamos el trozo en el que parece ser que son muy similares.

Aquí tenemos el Youtube:

Y aquí el audio del vídeo que vuelve a subir Faran, nuestro salvador.

Cortamos entre el segundo 3 y el 5, más o menos, y en un nuevo reproductor los ponemos uno detrás de otro.

Obtenemos esto:

Como podemos ver, los patrones son idénticos y es imposible de que se trate de una casualidad como que el público ha abucheado curiosamente como en Youtube.

Solo hace falta escucharlos uno detrás del otro…

Para constatar que, efectivamente, Gran Hermano utilizó abucheos enlatados en esa gala.

 

Cuestión 7: ¿Parte de los abucheos de la Gala 10 eran enlatados?

Respuesta: Rotundamente…

Y ahora sí que esto es todo amigos. Supongo que habré convencido a pocos pero me he quedado a gusto. Solo un consejo. Antes de hacer RT compulsivamente a alguna teoría que os esté dando la razón, parad unos segundos y pensad si no os la están colando. Hay que dudar de todo, siempre. Pero no siempre nos mienten los poderosos. A veces nos mentimos a nosotros mismos.

 

 

 

0

Acerca de Maroto

Gran Jefe Calcetinero. Desde GH 14 en este cajón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 comentarios

  1. Me ha encantado encontrar un post como este donde el autor sortea la habitual romería de listillos y exaltados que rodea a todo este negocio (que no otra cosa es GHVIP6) y analiza en serio un tópico que, en condiciones normales, se despacharia con un levantamiento de cejas. Grandisimo trabajo, y un placer encontrarme estos calcetines. Solo un apunte más. Este artículo merece leerse junto con otro (creo que de El Gato Encerrado) donde explica que la solución más fácil suele ser la correcta. Asraf supo leer las pistas que el Super fue dejando, particularmente al impedir a Koala usar el baño de fuera. Y es que las neuronas son un bien escaso en este GHVIP.

    1
  2. Gracias a todos gente por los comments. La entrada me costó lo suyo pero hacía tiempo (ediciones) que quería hacer algo así y la tontería del papelito me dio la excusa perfecta.

    Ya he visto hipe que has dejado tu entrada así que la saco miércoles o jueves.

    Saludiness

    1
  3. Maro: te felicito porque te has currado un excelente “debunking”. Desde luego es un trabajo extenuante, y a las mentes conspiranoicas les llevará a pensar que tanto empeño en demostrar que no hay tal conspiración es porque “algo raro” si que hay..
    Yo soy más de pensar que si quisieran darle pistas a un concursante lo tienen super fácil: con llamarle al confe para un cambio de micro o pilas ya podían decirle en privado lo que quisieran. En fín, a veces nos cuesta asumir que las cosas no salgan como queramos, pero la vida y la realidad están llenas de “decepciones “. Aunque nos joda.
    De verdad chapeau Maro. Muchos “dedos” parriba… 😉

    1
  4. Qué trabajo de investigación, me encantaría hacer algo así sobre las caras de Bélmez o ‘Caso Cerrado’ (https://www.youtube.com/watch?v=oMEpK4Fe8ak)… coincido en casi todo y en la aspereza contra los conspiranoicos, muchos de ellos además suelen fijarse en el detalle y se tragan la mayor, porque conspiración entendida como intereses creados para dirigir el cotarro siempre hay. Me representas, enhorabuena.

    1
  5. Buen análisis Maroto.

    Esta edición es la reina de la conspiración y cada día tengo más claro que la cadena y sus enemigos están detrás. Todo empezó en las redes sociales y los principales periódicos le dieron bola a través de sus crónicas porque es una manera de tratar de debilitar a otro grupo de comunicación rival. Sin embargo, desde que eso pasó las audiencias han ido creciendo, pienso a que la propia cadena ha sabido rentabilizar esta campaña en contra. Lo que me parece asombroso es la cantidad de apagones, gente que se siente engañada una y otra vez pero ahí siguen viendo el programa, lunes, martes, miércoles, jueves y domingo. Los datos hablan.

    También es asombroso que este año solo se tienen en cuenta las conspiraciones contra un bando y no contra el otro. Podríamos pensar que es mucha casualidad que Miriam consiga la llamada a Turquía en tan poco tiempo y el resto de sus compañeros no. Nadie se ha escandalizado cuando este finde semana Miriam y Koala hablaban en el baño y especulaban qué canción les pondrían en la final. ¿Ya se saben finalistas? ¿Acaso ya estaba cerrado antes de entrar a la casa? ¿Por qué una concursante de pleno derecho entra a la casa varios días después? ¿Qué hubiera pasado si fuera Hoyos la que entra más tarde? ¿habría negociado sus pasos en el concurso con la productora?

    1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas