La estrategia del caracol

CRPC30wXAAAiXW6

Noche de sorpresas la del martes. Y no tanto por lo acaecido en la casa de Guadalix sino por los porcentajes que nos mostraron en el Última Hora ahora reconvertido en Límite 48 horas o algo así.

Los primeros porcentajes que nos mostraba el programa me resultaron ya desconcertantes : una escasa diferencia de seis puntos entre el primero y el segundo y un escaso tres por ciento para el tercero.

Sinceramente la mayoría pensábamos que habría un porcentaje destacado, que sería el de Suso, luego uno alto pero sin llegar al 40%, que sería el de Quique y uno muy bajo -esto sí que ocurrió- que sería el de Amanda.

Pero la realidad nos mostró un escenario muy diferente al previsto y no solo eso, cuanto más avanzaba el programa, más se iban estrechando las diferencias hasta que al final del mismo se produjo el famoso sorpasso: las tornas habían cambiado.

Enrique, ese friki de Gran Hermano hacía una cara que era un poema mientras que Suso mostraba sin ambages su euforia.

¿Cómo se había llegado a esta situación?

Intentaré compartir los que creo que han sido los principales errores de Quique.

  • Autonominarse. Sin lo cual no estaría en esta situación. Muchos decían que el hecho de salvar a Han era jugar sobre seguro pero yo ya comenté que en absoluto era una jugada fácil.
  • Sobrevalorar lo bucheos. Siguiendo con lo anterior, uno podría pensar que teniendo en cuenta los abucheos que recibía Suso en cada gala su expulsión estaría cantadísima, pero ya tenemos otras experiencias -con la Esteban, sin ir más lejos- en las que no fue así.
  • Buscar una confrontación artificial. Realmente la guerra de Suso no estaba ni mucho menos con Quique. Él tenía montado su escenario de triángulo amoroso y en lo que concernía al resto de la casa, sudaba bastante. Quique se metió allí donde no le llamaban.
  • Buscar protagonismo cuando aún no eres nadie. Para mí el principal error. Sé que es ventajista, porque es la visión desde fuera de la casa, pero tras los terremotos a nivel de protagonismo, primero de Maite y luego del trío Suso-Raquel-Sofía, Quique era un personaje que había pasado totalmente desapercibido. Un tipo gris y algo antipático que caracoleaba en segundo plano detrás de los personajes principales.
  • Empezar a plantearse estrategias demasiado pronto. Y también relacionado con lo anterior. En general, los espectadores de Gran Hermano no penalizamos la estrategia mientras esta tenga un sentido que vaya más allá de salvar el culo. Comenzar a intrigar con nominaciones ya al segundo día con Raquel, no tenía mucho sentido, ya que aún ni se habían formado grupos de afinidad. Al menos yo entiendo que se valora una buena estrategia como una defensa  ante un ataque de un grupo contrario pero no una estrategia porque sí, sencillamente para no salir nominado.
  • Elegir mal a los aliados. Y esto también es ventajista, pero ese grupito de Carol, Ivy, Carlos, etc., es de los que está cayendo peor, a parte de contar con el gran mueble de GH 16 que es Carlos. Desde dentro no sé cómo de debe ver pero sin duda a Quique le ha perjudicado arrimarse precisamente a los menos queridos.
  • Enfrentarse a un Suso de la vida. Suso, ya lo hemos visto en este blog, genera amores y odios, pero genera algo. Si está en peligro, sus fans tendrán más tendencia a gastarse el dinero para salvarlo que sus detractores para echarlo. Y si delante tiene un tipo como Quique, que hasta el momento había dado poco de que hablar y pocas adhesiones o rechazos, pues nos encontramos en un escenario desfavorable para el andaluz.
  • No contar con que Tele Cinco monta los vídeos como quiere. Para ser honestos con la verdad, el programa de ayer fue muy, muy amable con Suso. Después de la bronca que tuvo con Vera, si lo hubieran planteado al revés, hubieran hundido si hubieran querido a Suso pero contrariamente, parece que la apuesta de Vasile o Jaime Guerra es la de salvarlo por el momento. Quizás aún busquen que haya algo con Sofía.

CRPC39YWEAAJzN1Más o menos estos son los puntos que creo que le han fallado a Quique. Y digo esto cuando llevábamos ya un par de días que Quique como personaje me empezaba a resultar prometedor y estas intrigas nocturnas a muchas bandas, mucho más tranquilas que los estrambotes de Suso, me estaban resultando la mar de interesantes.

De hecho, ya daba a Suso por amortizado, ya me había hecho a la idea del programa sin él y lo que veía más allá también me gustaba. Ahora, si se acaba salvando, ya veremos qué papel juega. Obviamente una posible expulsión de Quique sería un ataque frontal a la línea de flotación del grupo mayoritario que, ojo, va dejando de serlo pues se está descomponiendo.

En fin, veremos qué pasa el jueves, pero no podemos negar que estará la mar de emocionante.

P.S. Y esto es para consumo interno de los de abajo.

Cada año llega un momento en que no todo el mundo tiene la misma opinión ni los mismos favoritos u odiados y a veces se nos calienta un poco la boca. A todos. Así que simplemente lo que hay que hacer, si queremos llevar esto bien, es bajar la tensión y no alimentarla.

Y la manera es fácil: atacar el argumento todo lo que se quiera pero ni un milímetro a la persona que lo emite . Estas son las reglas, así que a cumplirlas y no me obliguéis, por favor, a hacer de poli malo.

Un saludo.

 

Acerca de Maroto

Imagen de perfil de Maroto
Gran Jefe Calcetinero. Desde GH 14 en este cajón.
Abrir la barra de herramientas