Mi marquita de ropa

¡Hola calcetineros!

Hoy vamos a hablar un ratillo de Verdeliss. Cuando se confirmó su contratación buena parte de de mi TL, los de la familia, los de siempre, se pusieron de garras contra Verdeliss por según ellos mercantilizar a sus hijos en su canal de Youtube. Yo siempre digo el estrambote de que aunque el mismísimo Bin Laden se presentara a GH, si jugara bien, tendría mi apoyo y voto. Quiero decir que no tengo ningún tipo de animadversión previa hacia el trabajo de Verdeliss y que la verdad, si me preguntas sobre su oficio… no lo sé.

Igual que con la maldición de los ofendiditos creo también que hay una obsesión casi paranoide con el tema de los niños. Que hay gente que dice que GH debe limitar ciertas actitudes ¡porque lo ven niños! Oiga, si no es capaz de usar el control parental de su TV no es mi puta culpa. Creo que lo ideal sería que a los niños ni los bautizaran hasta que ellos pudieran decidir su religión o ateísmo pero también creo inevitable y correcto que unos padres transmitan sus valores y en algunos casos hasta su oficio. Lo que vengo a decir es que no sé si de aquí 20 años lo de ser Youtuber estará igual de considerado que ser alfarero y quizás los hijos de Verdeliss estén eternamente agradecidos a sus padres y mentores por haberlos educado desde pequeñitos en el youtuberismo. O quizás todo lo contrario; y ellos no pudieron decidirlo. Así que me quedo en un no lo sé a falta de consolidar mi opinión.

La Verdeliss concursante

Así que sirva esta previa para decir que para mí Verdeliss empezó como cualquier otro concursante, a la expectativa de ver lo que hacía. Y se pasó cuatro semanas sin hacer NADA. Tengo por twitter una cuenta llamada Verdeliss Top Moments en la que se la puede ver: doblando una manta, bebiendo de una taza, agachándose… Se pasó el primer mes de satélite del grupo mayoritario sin entrar nunca en una discusión, rehuyendo cualquier tipo de conflicto y solo en las conexiones en directo y a través de su blog parecía que se envalentonaba algo.

A partir de esas primeras semanas comenzó a bascular hacia Miriam y el Koala (¿por estrategia, de forma sincera?) y poco a poco contribuyó a que se establecieran los dos grupos que podemos ver hoy. Aún así, aún posicionada ya abiertamente como aliada de Miriam, sigue rehuyendo cualquier conflicto y también a apoyarla cuando está siendo atacada. Ella se pone al margen, se va hacia otro lado y espera a los directos y blogs para dar su opinion. Digamos que la convivencia de Verdeliss por la casa es la de vagar por las mañanas, tener conversaciones pausadas -y algunas interesantes- con sus dos aliados, no entrar nunca al trapo de nada y volverse a dormir. Rechaza cualquier intento de pacto de nominaciones que le ofrece Koala y, en definitiva, renuncia a jugar jugando (¡paradoja!) a aquello tan emocional de «Me siento muy desplazada entre este grupo de frikis. Yo no soy así, no son de los míos«. A lo que le podría añadir, mirando a cámara: «Vosotros, los de casa, sí sois de los míos, amores». Hablábamos con el Gato al principio de este GH de Suso como anticoncursante y Verdeliss, teniendo un perfil opuesto es también bastante anticoncursante. No olvidemos que algunos de estos perfiles que renucian a jugar alguna vez consiguieron el favor del público. Recuerdo a aquél que votaba al azar en el confesionario con bolitas, creo que fue Pedro Oliva en GH 4.

Para entendernos, partiendo de la base de que Verdeliss no es tonta –seguramente la menos tonta de la casa– uno no puede evitar pensar que el hecho de hacernos ver que ella no tiene papel en la casa es en sí mismo un papel bien estudiado. Y ojo, es legítimo.

Mi marquita de ropa

Creo que el debate de este domingo fue un punto de inflexión para Verdeliss y que como diría Josep Pedrerol, quedó RE-TRA-TA-DA. Como ya sabéis, la organización le dio la opción de hacer una pregunta y a ella no se le ocurrió otra cosa que preguntar: «Quiero saber si ha salido ya la colección de otoño de mi marquita de ropa, que la considero como un octavo hijo».

Aparte del vómito compulsivo de arcoiris que me produce oír llamar a tu línea de produccíón, marquita y de que, como ya hemos dicho Verdeliss de tonta no tiene un pelo y sabe perfectamente lo que da de sí un prime time –no en vano sus ventas han subido ya un 55%– no deja de darme cierto repeluco que diga que «su marquita» es como su octavo hijo. A vueltas con lo que comentaba en la previa, no puedo dejar de pensar que se tome a sus hijos como un producto a la venta, igual que sus pijamas.

Independientemente de eso, y habiéndola corregido el súper, su segunda pregunta fue si habían ido más familiares a las galas aparte de su marido y no recuerdo quién más; es decir, otra mierda pinchada en un palo de pregunta. Vamos, que la organización te da una opción muy potente de hacerte una idea de cómo estás funcionando en el concurso y… ¿preguntas primero por tu marquita y después por tus familiares?

Esencia de anticoncursante.

En definitiva, Verdeliss no me gusta un pelo como concursante porque yo quiero ver a gente que le mire a la cara a GH y que diga «vamos a jugar y ganar». Y no «Ayyy, qué diferente soy de todo el mundo, me siento maaaal; por cieeerto que he sacado colección otoño-invierno, llena tu carrito». Puedes ganar sin jugar pero para mí eres un fraude. Y ojo, que a diferencia del anticoncursante Susolopitecus, descriptivo mote acuñado por Tomás Blanco, Verdeliss está muy muy cerca del maletín. Solo la separa de él Miriam y es para mí su principal adversaria. Y si las expulsiones van confirmando el liderazgo de la peruana pero su cada vez mayor voto en contra, Verdeliss esperará su momento para una vez agotado el adversario, darle el zarpazo y llevarse a casa la presa.

En definitiva, Verdeliss no es que me aporte cero, como Darek o Makoke pero en mi particular ránquing estaría muy lejos de una F3 o F4. Y creo que allí la tenemos seguro. No os confiéis, seguidores de Miriam o veréis en vuestras carnes lo que es hacer la cama.

Sed malos.

 

1
Mi marquita de ropa

¿Te gusta Verdeliss como concursante?

Thank you for the vote!

Acerca de Maroto

Gran Jefe Calcetinero. Desde GH 14 en este cajón.

4 comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo!!
    Mira que a mi me gustaba que Verdeliss estuviera en la casa aunque no cause mucha distracción porque es muy reservada pero me gustaban mucho los argumentos que da en las nominaciones.. El caso es, que desde que le concedieron hacer una pregunta al público y ella preguntó si había salido ya su coleccion otoño invierno.. ufff ahí se quitó la mascara!! va totalmente a darse publicidad!! también lo he notado mucho cuando habla de sus hijos en la casa diciendo incluso sus nombres.. se nota que se muere de ganas porque su canal de youtube aumente en suscriptores!! Y esto me parece triste, el que esté dispuesta a exponer a sus hijos de esa manera.. Y la bebe 7 que ya la ha visto toda España sin nisiquiera haber nacido aun.. pero que poca privacidad tienen esas criaturitas desde que nacen..

    Es mayormente por todo esto que me gustaria que Verdeliss saliera este jueves y se queden Koala y Miriam. Koala me da muy buenas vibraciones y Miriam solo espero que no salga antes que Mónica!

    1
  2. Qué quieres que te diga… por una parte está siendo una buena estratega, ha sabido entender el feedback de los directos tras pasar desapercibida posicionándose con los ‘elegidos’ con la banda de marginados (como bien es sabido, siempre acabo renegando de ese criterio…), ha sabido llorar y callar a su tiempo y mantener vagamente una apariencia de neutralidad que dificulta que se le coja demasiada manía… salvo a los que entienden el concurso en la línea de tu análisis.

    La Findus es como esas acelgas congeladas que siempre pasan años al fondo del tanque refrigerador, eso es indiscutible; ya en el presente, en este concurso, tiene este germen vacío, condenada a ser olvidada en menos de una semana pasado el reality (salvo en el mundo youtuber supongo, que a mí me es ajeno). Dices que es la anticoncursante pero no deja de ser curioso que ese adjetivo, como el de mueble, suele acercarse mucho a la naturalidad, a un perfil cercano a la prehistoria del concurso, ¿no recuerdas que una acelga ganó GH2 con gafas de sol y muda sólo por haberse enamorado platónicamente de… otra planta?, bueno la tal Sabrina no estaba preñada y tenía una bonita mirada azul, podría ser una fusión de Darek y Verdelis. Súmmum.

    Si la cuestión es con qué me quedo, si con la exacerbación total de Míriam y su circo o con el espíritu del jardín botánico, prefiero lo segundo, por algo tan irracional como el desprecio mezclado con tedio que me produce el criterio que se tiene a la hora de votar o ensalzar a la víctima, ya no hay exigencias o contexto, sólo importa entregar la banda en cuestión y arramblar con el resto de concursantes que conforman una supuesta mafia dictadora. No cuela la justificación e ir de uno por uno diciendo qué malos son Suso, Makoki, Aurah… si no lo fueran se pediría el sacrificio igual. Al menos la Findus, sin proponer originalidad, da un zasca a esta dictadura de modelo de concurso. Ellos se conforman con poco, yo ya también. Ojo de loca no se equivoca decía Míriam, y tanto que no querida…. cómo interiorizaste el papelito. En fin, quizá te «regale» una entrada en exclusiva para que tus amigos de Twitter me arrastren de los pelos, tema: el espejito de Míriam. Ya veremos qué licores tengo para el finde. Igualmente propagaré mis excrementos por aquí de algún modo.

    0
  3. Hola
    Muy de acuerdo con la exposición de Maroto. Se puede decir más alto pero no más claro.
    No, no compro a Verdeliss, por casi todos los motivos que se exponen en la entrada y sobre todo por percepción personal, por lo que me transmite cuando frunce su linea de labios, cuando finge hablar con mañas, cuando dice sin decir, cuando se denomina diferente queriendo marcar distancias con los demás, intentando demostrar que ella y su barriguita están muy por encima de sus compañeros.
    Cuando una persona no habla, es difícil, examinarla, conseguir que se abran las costuras, para descubrir sus contradicciones.
    Soy de quedarme con detalles pequeños y no se porqué me llamó la atención la frase de uno de sus retoños, cuando recibió un audio en el confe » Mami, cuando salgas, nos vamos a la casa nueva» o cuando ha confesado que la queda mucho tiempo para ver a sus hijos. Y he pensado ¿Es optimista o tiene asegurado el maletín?

    1
  4. estoy totalmente de acuedo contigo

    3
Ir a la barra de herramientas