Camina.
Camina.

OT1 2.0

Estos días son sobre todo de borracheras y resacas. Con el concierto de OT El reencuentro de fondo todavía no sé si estoy en plena borrachera o con una resaca emocional como el Palau Sant Jordi. Vale que yo sea demasiado frágil ante la nostalgia pero bajo mi punto de vista esta gala navideña de Operación Triunfo ha sido casi perfecta. Un ritmo frenético de principio a fin donde se podría decir que casi han estado más tiempo cantando que hablando. De la mano, como siempre, del que para mí es ya el mejor presentador que ha tenido nunca Operación Triunfo.  Una gala redonda que por las dificultades en su preparación bien podía haber sido un desastre.

Su música, nuestra voz.

 

Empezaba como no podía ser de otra forma, con Mi música es tu voz interpretada por el elenco al completo de OT 2017 y parte de OT1. Porque como se suele decir, no estaban todos los que eran pero sí eran todos los que estaban. A la ya conocida ausencia de Chenoa por su contrato con Antena 3, se le sumaba la de David Bisbal, Juan Camus y Bustamante. Salvo el cántabro que fue baja de última hora, nada sabemos de los otros dos. Imagino que Juan estaría cerrando cualquier negocio multimillonario en Londres pero lo de Bisbal todavía no me lo explico… Mi música es tu voz fue emocionante y a la altura de lo que se pedía. A todos se les veía cómodos y emocionados y hasta Rosa rompió su voz donde debía después de tantos años. El único pero fue el trato que se le dio a los chicos que ya han abandonado la academia este año. Apartados, sin frase en solitario y casi ni entrando en plano fueron reducidos a simples coristas que pasaban por allí. Personalmente no me parece algo imperdonable, es normal que el programa le de más importancia a los concursantes que todavía siguen, sobre todo cuando todos tendrían después números donde poder lucirse.

Ana Guerra. Al fondo, sus coristas.
Ana Guerra. Al fondo, sus coristas.

 

A partir de aquí la gala seguiría siempre el mismo esquema: entrevista-vídeo recopilatorio-regalo chorra-actuación. Dicho así puede parecer repetitivo y cutre pero no lo fue. La clave como siempre, la naturalidad de los concursantes y el buen hacer del presentador. No te daba tiempo a aburrirte cuando ya tenías la siguiente actuación. Como no podía ser de otra manera, Ana Guerra abrió la ronda de actuaciones junto a Mimi, Gisela y Vero en una nueva versión de Lady Marmalade. Había tantas ganas de disfrutar de la canaria como de verla de nuevo junto a su adorada Mimi. Ninguna de ellas defraudó y acabaron brillando más que sus otras dos compañeras. Una tónica que se repitió casi en cada actuación, con los chicos de OT 2017 bastante más centrados y acertados que sus compañeros. Algo normal si tenemos en cuenta el tiempo y medios que han tenido unos  y otros para preparar la gala.

Sí, son diademas con cuernos de reno.
Sí, son diademas con cuernos de reno.

 

Probablemente la segunda fuera la actuación más controvertida de todas. Alfred volvió a demostrar que ante todo tiene personalidad y que canta exactamente como quiere hacerlo. Naím se lo puso fácil y a ambos se les vio disfrutar del momento a pesar de que este último tenía un problema bastante evidente en su voz. No es el Adoro que Bisbal hizo famoso por estos lares pero fue una interpretación diferente y repleta de buen gusto. Con un sello particular y una química que desprendían desde el momento en que se conocieron. ¿Volveremos a ver este dueto alguna vez? Porque yo creo y espero que sí.

Aitalia
Aitalia

 

Me había prometido escribir este artículo sin utilizar la palabra benjaminas y pienso conseguirlo. Aitana y Natalia brillaron en el que creo fue el dueto más igualado de todos. Disfruté de la catalana como hacía tiempo que no lo hacía y creo que la clave fue que a ella le pasó exactamente lo mismo. Las comparaciones son odiosas pero en este caso, necesarias. Es más que evidente que ambas tienen mucho en común y son probablemente dos de los perfiles más similares entre ambas ediciones. Y sí, yo también creo que Aitana tiene el doble de talento pero el escenario demostró que la experiencia es un grado en esto de dar la nota.

Si que ha cambiado Bustamante con Paula Echevarría...
Si que ha cambiado Bustamante con Paula Echevarría…

 

La baja de última hora de Bustamante hizo que Álex tuviera que acudir a salvar la papeleta. No tengo dudas de que con el cántabro esta actuación hubiera sido algo mágico pero la realidad es que el resultado final no debe envidiar a la original. No sé si Álex ha utilizado este momento para reivindicarse pero lo ha conseguido de todos modos. Con el paso del tiempo su personaje se fue diluyendo y olvidamos que fue el repescado de la primera edición porque era básico en aquella academia. Por su parte Nerea volvió  demostrar que es una de las mejores voces que tiene esa academia y es un gusto verla interpretar cada semana. A partir de aquí la gala fue alternando actuaciones de concursantes que ya están fuera con la de los que todavía están dentro. Muy olvidable sobre todo ese Parreño-Raoul donde la química ni estaba ni parecía que se la esperase. Supongo que estaría en el mismo sitio donde se metió el estilista que dejó a Juan Antonio, Álex y Javián vestirse de esa guisa para cantar Corazón Espinado. Misma fórmula para Marina y Thalía, que compartieron escenario con Geno y Natalia. Por cierto, hablando de fórmulas, saltó la noticia en plena gala. Fórmula Abierta vuelve liderada por Álex y Javián. De aquí puede salir algo interesante o un hilo en forocoches… ¿cuál es vuestra apuesta?.

-¿Se la dedicamos a Raoul?
-¿Se la dedicamos a Raoul?

 

Reconozco que Lucía es una canción que me fascina desde siempre, que Tenorio es uno de mis favoritos, y que quería escuchar esta canción en la voz de Cepeda. Pero esta era la actuación que más ganas tenía de ver principalmente porque necesitaba comprobar una de mis teorías. El mayor problema del eterno nominado de este año es la falta de aplomo que tiene en el escenario, derivado por una falta absoluta de confianza cada vez que se sube en él. Sabía que Manu lo relajaría en ese sentido y pese a que Luis siempre va a ir de la mano de la crítica, creo que fue una de sus mejores actuaciones y pocos peros pueden ponerse. Diría que casi de forma paralela, Mireya y Nuria Fergó cantaban Noches de Bohemia en una actuación que creo, debieron cruzar con esta. Me hubiera encantado ver a Cepeda cantando con la Fergó y Manu haciendo lo propio con Mireya. Dos temas icónicos que podían haber brillado un poquito más con una elección diferente.

Gisela y un fan.
Gisela y un fan.

 

Si creo hay alguien que salió reforzado después de esta gala, ese fue Agoney. El número con Gisela y sus partes en Camina volvieron a situarle como una de las mejores voces de la academia. Agoney llegará tan lejos en este concurso como su caparazón le permita. Ojalá dejemos de ver al concursante apático y triste de las últimas semanas y volvamos a ver al que todos apuntaban como favorito para ganar el concurso.

El señor de los duetos.
El señor de los duetos.

 

Seguramente hayáis leído por todas partes que los concursantes de OT1 no tuvieron en general su mejor noche. Yo creo que todos salvaron muy bien la difícil papeleta de aparecer allí en un falso directo y con tan poco tiempo para preparar el tema. Todos menos Vero, a la que pudimos escuchar desafinada y algo desubicada casi todo el tiempo. Pero el superpoder es hacer brillar a sus compañeros en los duetos y esta vez no fue una excepción. Metido en el tema como siempre y ayudando a la persona que tiene al lado. Roi salvó una actuación que pudo haber sido un desastre. Minipunto para el sapoconcho.

De nada por sacar una foto en la que a Javián no se le ve el escote.
De nada por sacar una foto en la que a Javián no se le ve el escote.

 

Y de la decepción de la noche a la gran sorpresa de la gala. Es verdad que pasar de Bustamante a Javián tuvo que ser duro para Miriam pero la versión de Te Quiero, Te Quiero se enriqueció cuando él comenzó a cantarla. Un Javián inseguro en la letra pero que empastaba a la perfección con Miriam, la que por cierto me pareció que hizo el mejor dueto desde que llegó al programa. Una pena que no sonara tan bien como en los ensayos porque creo que hubiera sido la mejor actuación de la noche. De esas cosas que te sorprenden y te dan una pequeña lección de humildad.

Las dos Españas.
Las dos Españas.

 

Le robo este montaje a @ChouBisnes porque para mí define perfectamente lo que sucedió en el último de los duetos de esta gala. Rosa de España, a la que vi pletórica toda la noche, cedió su trono a Amaia que volvió a demostrarnos por qué hizo que este concurso no se hundiera en audiencias tras ese piano. Naturales y sencillas pero imponentes. Cantando cada palabra con gusto y delicadeza. Rosa y Amaia son algo más que  un par de buenas cantantes. Les dejarías llaves de tu casa si las necesitaran. Dos corazones con patas y unas voces prodigiosa.

Camina.
Camina.

 

Y así, actuación tras actuación, vídeo tras vídeo, chascarrillo tras chascarrillo y regalo tras regalo, llegaba el final que tanto esperábamos. Camina es una canción en la que casi nadie confiaba. Una canción que dio muchas vueltas a todos los niveles antes de su versión final. Versión que ya sonaba bien en su formato de estudio pero que hoy creo, nos ha encandilado a todos. Emocionante, pegadiza y sobre todo con ese toque de épica que también tenía Mi Música es tu voz. Hasta el rap de Cepeda y Mimi parecía encajar a la perfección (prometo que yo venía con la intención de criticar este tema y en especial esa parte, pero ahora me he visto sin argumentos). Esta gala de Navidad de OT 2017 dejó la sensación una vez más de estar ante el segundo gran OT de la historia. Semejanzas entre unos concursantes y otros y sobre todo un espíritu similar al que vimos hace dieciséis años. En palabras de mi adorada Ana Guerra, “este OT no es OT 9 ni OT 2017, es OT1 2.0”. Disfrutemos lo que queda. Feliz Navidad.

 

Fazz

 

0

Acerca de Señor Fazz

No soy un héroe. Sólo un sociópata bien integrado.

Un comentario

  1. Hoal fazz, muchas gracias por la crónica!

    Yo la verdad es que con buena voluntad me la he puesto esta mañana y me estoy aburriendo lo que no está escrito, no le veo la gracia a ningún dúo (quizas el único el de Alfred y Naïm) y los de OT1 me parece que están muy lejos de estar en “forma”. Y encima entre actuación y actuación meten unos vídeos larguísimos, saluditos, comentarios de presentador… en fin que se me estaba haciendo eterna y la he quitado ya. Felicidades a los que la disfrutasteis!

    1
Abrir la barra de herramientas