, ,

¡Que no es tongo, que es televisión!

B1CcFhqIEAATCAI

Buenos días estimados calcetineros.

Menuda nos ha liado Obsy con su artículo del viernes y vaya broche de oro le puso ayer Teli con el suyo. Paralelamente una oleada de seguidores de Gran Hermano se han rebelado contra la parte contratante y buena muestra de ello fue la guerra de hastags que tuvimos el domingo en Twitter cuando el HT #TimoGH15 se alzó en el primer lugar de la lista y ni siquiera los desesperados intentos por parte de T5 pudieron con él. Más bien uno diría que fueron contraproducentes, pues se coló también el #ManipulaciónT5 y a día de hoy, ya martes cuando estoy escribiendo estas líneas aún el primero está entre lo más comentado en la plataforma del pajarito.

Screenshot_31Al hilo del debate abierto, también querría decir la mía. Aviso que tengo un montón de ideas dispersas por la cabeza que a ver si consigo ensamblar más o menos con cierto sentido.

Empezaré haciéndome una especie de autoentrevista para dejar más o menos claro por dónde voy:

A ver Maroto, tu…

¿Piensas que la dirección de GH tiene un favorito?

-No

¿Crees que el Gato escribe sus artículos al dictado de sus jefes?

-Tampoco

¿Crees que las votaciones por SMS son limpias?

-En un 99% sí, ese 1% que me falta te lo explico luego.

Joer tío. qué crédulo que eres… ¿y tampoco crees que T5 manipula los vídeos o qué?

-Absolutamente sí. T5 monta, manipula y ordena los vídeos para favorecer sus intereses. Y no sólo eso, por el mismo objetivo cambia las reglas de juego a su antojo cuando le conviene.

¿Y cuáles son estos intereses?

-Pues podría decir unos cuantos. En primer lugar, audiencia; después, tramas para llenar sus programas satélites, también le interesa que haya polémica (aquello de que lo importante es que se hable de uno, aunque sea bien), y muy en último lugar le interesan los ingresos por SMS, aunque también, si no ya hubieran adaptado un método más democrático y gratuíto.

¿Y entonces no crees que en esta edición se está favoreciendo a Paula?

-Sï lo creo, pero cambiaría la premisa que oigo a menudo. No es que Paula sea la favorita sino que es la más favorecida por los vídeos en este momento del programa.

¿Y no es lo mismo?

-Se le parece, pero no.

¿Y qué opinas de Belén Ro y Frigenti?

-Que mejor me callo.

 

Fin de la entrevista y a ver si voy al lío.

Gran Hermano es un programa de televisión pero también es un concurso en el que unos concursantes se juegan unos buenos euros y muchos de los problemas y polémicas que estamos viviendo ahora creo que se originan precisamente cuando el peso que toma GH como programa de TV supera con creces las reglas mínimas de igualdad de oportunidades o de neutralidad que debería tener un concurso.

Porque es también un concurso.

Como decía en mi autoentrevista, lo primero que quiere T5 es audiencia en sus galas del jueves. Este es el objetivo nº 1 y para conseguir una buena audiencia hay que intentar llenar esas cuatro horas de tramas. Y si no las hay, se fuerzan.

En el tema de los vídeos que aparecen en las galas hay que darle en cierta parte la razón a la organización de que no todos los concursantes van a tener los mismos minutos porque no tienen las mismas tramas. De ser así en esta edición, tendríamos que vérnoslas con 10 minutos de Hugo durmiendo, 20 minutos de muchabarba y Azahara mirándose y hablando en monosílabos y 20 más de la prima Yoli, yolapeando al primo pocabarba en la cama. Eso, estaremos de acuerdo, sería un infierno. Muchas, muchísimas veces no me ha gustado el montaje de los vídeos, en especial los de las carpetas con musiquita romántica de fondo, me ponen negro; pero no es la selección de vídeos lo que más me preocupa, puedo transigir en eso hasta cierto punto aunque sí que hay algo que hacen a menudo que es montar los vídeos con unos saltos temporales brutales con lo que consiguen aparentar que una pregunta hecha un lunes y una respuesta dada un miércoles parezca que responde a una misma situación temporal. Y esto puede ser que favorezca el relato pero en absoluto es jugar limpio.

Como también ocurre a veces que a falta de tramas, directamente se las inventan o fuerzan, como pudimos ver este domingo con ese vídeo bastante sonrojante de los presuntos celos de Azahara a Alejandra por el favor del primo muchabarba. O el hecho de intentar forzar por parte de MM a Omar a autonominarse en directo y en plena gala para forzar un ansiado duelo Paula-Omar quizás no es la mejor manera de parecer neutral.

Voy a hacer un inciso retro sobre cómo ha funcionado la manipulación de las normas en interés del relato fijándome en un par de casos producidos en otras ediciones.

En el caso de Gran Hermano 12+1, un ejemplo claro fue la eliminación de Sergio que se batía el puesto con Marta la pinzas, mi favorita (ainsss). A raíz del famoso episodio del tanga, el programa puso todo su empeño en conseguir darle la vuelta al marcador (al principio perdía Marta) y al final lo consiguió, cerraron teléfonos y Marta consiguió permanecer una semana más. Esto, a base de vídeos chungos de Sergio (que era un tío chungo, sin duda) y de un relato unidireccional por parte de la Milá en contra del andaluz.

Y otro episodio que recordaréis bien, de la edición anterior fue la famosa sacada de la manga de la nominación por AppGree única y exclusivamente para poder medir las fuerzas entre Sonia e Igor. Y sí, muchos no soportábamos a la Sor y aprobamos esto (también es cierto que pensábamos en ese momento que se repetiría) pero visto con perspectiva fue un canteo tremendo. Nos joda o no, para salir nominado te tienen que votar tus compañeros y si te trabajas bien a la casa, es mérito tuyo y bien ganada tienes tu no nominación.

Y si pongo estos dos ejemplos es precisamente porque en ambos casos yo quería que se salvara Marta y que saliera Sonia nominada, lo que nos debería quizás hacer reflexionar con que a veces somos cómplices de estas manipulaciones pues se avienen a nuestros intereses concretos. Casos en sentido contrario también recuerdo bastantes, como el del machaque y posterior expulsión de Igor pero quería hacer notar la contradicción de que a veces contemporizamos con algunas faltas flagrantes de fair play sencillamente porque nos interesa.

Y haciendo un salto hacia adelante en la edición pasada ¿Creéis que en el momento de la final entre Susana e Igor le interesaba o convenía a la parte contratante que ganara uno u otro? Pues no, ya estaba el pescado vendido, ya habían exprimido a sus personajes, el vasco salvó la recta final y una vez aquí, pues mira, que gane el mejor y adiós muy buenas.

Fin del inciso y prosigo.

Y algo parecido está pasando con Paula este año. Tal como lo veo no es que sea la favorita sino que es la concursante que con su histrionismo, sus gritos, lloros, rabietas y patadas es la que mejor les está dejando jugar a los guionistas para construir ese relato que necesitan cada semana para mantener a la audiencia delante de la tele.

Y este relato ha sido, desde el famoso viernes de locura, el de un Omar malo y desalmado y una Paula engañada, sensible y superdivertida. La famosa escena del Oso Panda a la que mucha gente le dio mucha importancia, a mí no me dijo ni fu ni fa, pero sí que me hizo gracia, lo reconozco, la escena posterior en la que los gritos de Paula iban matando a los zombis. Me imagino como guionista de la cosa sabiendo al 100% que esa rubia tatuada se te va a poner a gritar como una posesa que debe ser un chollo pensar que le puedes sacar provecho a eso.

panda_MDSIMA20141107_0027_1

Y si no fuera un concurso me parecería perfecto.

Pero es un concurso. Y por lo que hablábamos de un mínimo sentido de equidad no puedes (o no deberías) regalarle una escena especial a un solo concursante. No es limpio. Escena especial que se volvió a repetir este domingo con el tema de la ropa. Sin duda te genera un momento televisivo interesante. Pero aunque no lo montes así por favoritismo, empieza a oler ya muy mal. Porque la mujer del César no solo debe ser honrada sino parecerlo.

Como tampoco es limpio, por ejemplo, el tema de la inmunidad, como dije en una entrada anterior. En esta gala de Halloween, la inmunidad ha sido por parejas, por lo que sí que ha sido justa, pero en todas las demás, en las que buscaban la inmunidad individualmente pero que afectaba a todo el grupo, eran estadísticamente injustas. El grupo de Omar al completo tenía el triple de posibilidades de encontrar la inmunidad que Paula, por ejemplo.

Y en el programa de televisión esto es muy de jijí jajá, que se acercan, que se acercan… pero en un concurso todos deberían tener las mismas oportunidades de salida.

Paula sin duda da para muchos vídeos, ella misma los busca, los crea, los grita y la realización se lo agradece. Omar, su antagonista, también. Cualquier discusión entre ellos será emitida, porque mantiene vivo el relato. Y seguramente quedará como malo Omar, quizás en algo por el montaje pero sin duda porque su chulería de barrio, su ir sin duda de cara con la expresión “soy un tipo chungo” grabada en la frente no le favorece en absoluto.

Y hay otras tramas en la casa, aunque a mi modo de ver absolutamente insípidas. Las dos no carpetas solo me incitan al bostezo. De Alejandra, poco que decir, a parte de que a pesar de todo lo que hablamos estos días será seguramente la ganadora final. Es una tipa que en general gusta, pero también hay que reconocer que lo que más gusta es cuando planta cara a Fran, Luis, o fíjate tú, a Paula.

Paula es protagonista de esta edición. No la única pero sin duda una de las principales, igual que lo era Sonia en la edición pasada. Y lo mismo que con la susodicha, a mi me carga enormemente, pero no se le puede negar su relevancia en esta edición.

B1CcFhqIEAATCAI

Hoy voy para ladrillo, que tiemble Obsy.

Y al hilo de la limpieza de las votaciones, yo siempre he creído en ella, es decir en que el notario existe y que los resultados que dan son los correctos. Y si he creído es sencillamente porque si no creyera en esto sí que no tendría ningún sentido seguir mirando GH, a mí que una de las partes que más me interesa es la parte de la contienda.

Decía Obsy en su artículo que bueno, que lo del notario medio se lo cree pero que quién dice que no están ahí en Tele Cinco votando como locos para que gane “su favorito”.

Qué retorcida que eres Obsy, pensé. Como que no tienen nada mejor que hacer…

Pero pensando, pensando, me topé con esto:

Fraude comprobable en Gran Hermano

Os hago un pequeño extracto por si os da pereza darle al enlace:

En la noche del domingo 10 de enero, el programa de televisión El Debate, emitido por Telecinco, como cada semana da unos datos porcentuales de cómo van las votaciones hasta ese momento. Los porcentajes que se dan a la audiencia son 64′3%, 27′7 y 8%. Son porcentajes ciegos en los que no se dice a qué concursante corresponde cada uno de ellos, pero todo el mundo en Zeppelin sabe que corresponden a Tatiana, Pilar y Ángel respectivamente.

El jueves por la tarde, sin embargo, se esparce en Guadalix la noticia de que la distancia en las votaciones entre ambas se ha acortado y que apenas las separan unas 400 llamadas. Y en el Centro de operaciones de Guadalix, comienza la incertidumbre y el pánico. El director de Prime Time, decide que a él nadie va a joderle su “versión Tatiana”, la magnífica entrevista y los videos que tiene preparados para ella.

(…) Empiezan a decirle al personal presente (cámaras, redactores, realizadores, producción, etc) que hay que llamar o mandar mensajes para echar a Tatiana. Siguen llegando noticias de que la distancia es cada vez más corta. Y empieza la ofensiva, en la que, incluso, se le pide a los que no tienen teléfonos de empresa, que llamen desde sus móviles privados. (…)  En medio de esa locura, más de uno se lleva una bronca por votar según su propio criterio, porque la consigna era “no podemos dejar que se nos joda una buena gala”.

Al dar las diez de la noche, el programa empieza, y lo primero que se hace es cerrar los teléfonos para evitar riesgos. La conclusión ya se sabe: Tatiana es expulsada y Pilar se queda en el concurso.

Es sin duda un relato interesante. Y de credibilidad, no nos engañemos, cuanto menos dudosa. A un blogspot con esa única entrada, sin firmar y sin más referencias tampoco puede dotársele de la categoría de veracidad.

Pero a mi en este momento me interesaría que fuera realmente cierto, porque creo que refuerza mi argumentación de hoy, pues de él se destila que:

-Efectivamente las llamadas se cuentan por un notario y el que quiera cambiar el sentido de una votación tiene que llamar, como todo el mundo.

-Que a la parte contratante tanto le da quien gane o quien pierda, lo que no quiere perder es su relato y su audiencia.

Y si no fuera un concurso me parecería perfecto. Pero es un concurso.

No quiero eternizarme, pero sí les diría a esas almas ofendidísimas porque la audiencia duda del juego limpio de la parte contratante que implementara una serie de medidas y que se nos informara puntualmente de:

  • Los porcentajes finales de todos los concursantes (no sólo del ganador como están haciendo ahora).
  • El número total de votos que se obtienen cada semana.
  • Que si se decide que los domingos se sabe el nombre del que lleva el menor porcentaje se sepa siempre o no se sepa nunca.
  • Que los teléfonos se cierren siempre a la misma hora.
  • O que todos los concursantes tengan las mismas oportunidades para la inmunidad.

Y seguro que a nuestros lectores se le ocurren más medidas que nos harían, al menos, tener un poco más de confianza en la parte que atañe estrictamente al concurso.

Porque es un concurso.

Que el objetivo de un programa de televisión es tener la mayor audiencia posible es una cosa. Que tengamos que transigir con que en aras a eso, nos cambien cuando les apetezca las normas a su antojo, que focalicen excepciones en un solo concursante, que se monten vídeos con saltos temporales sin comunicarlo o que se inventen tramas inexistentes, es otra.

Esto último vale para un programa de TV pero no para un concurso. Y GH es, también, un concurso. Por si no ha quedado claro.

Que no es tongo, que es televisión. Que según cómo es mucho peor.

Addenda

Sobre el Gato

Como en mi autoentrevista he mentado (de mentar, Obsy) al Gato, solo comentar un par de cosas.

No creo que nuestro David Cano escriba al dictado de nadie, sinceramente. Como muchos de vosotros hace años que lo leo y a veces me ha gustado y a veces no, pero sí que creo que hay que reconocerle una línea que en lo temporal se repite y que es que cuando se encabrona con algo o con algún concursante, difícilmente lo vas a sacar de ahí. Pero como decía Nacho Escolar cuando empezábamos muchos en esto del blogging: “es su blog y se lo folla como quiere”.

Sé que muchos habéis llegado aquí algo rebotados de la gatera y sois todos muy bienvenidos, pero en absoluto pretendo que esto se convierta en un blog anti-gato o algo parecido. Que cada uno haga su camino. Yo estoy aquí muy a gustito con todos vosotros intentando que el chiringuito continúe siendo un punto de discusión e intercambio de ideas y opiniones lo más respetuosas posible. De momento lo he conseguido y esperemos que así síga. Para rebajar tensión en un momento dado, siempre tenéis el pulgarazo a mano :-).

Esta semana creo que todos los colaboradores van a querer hablar del tema de moda que es este del timo o no timo pero espero que ya a partir del jueves volvamos a la normalidad para hablar de los concursantes, las nominaciones y todo esto que nos gusta de nuestro Gran Hermano.

Sobre Belén Ro y Frigenti

¡Que he dicho que de eso no quiero ni hablar, coño!

 Maroto

233 comentarios

Comentarios desactivados.