¿Qué pasa con Adua, Massimiliano, Gabriel, el «Aresgate» y las mil movidas que nos hacen estallar la cabeza en Grande Fratello VIP?

Buona sera, calcetineros. Ya sé que somos muy pocos que estamos viendo el Grande Fratello italiano y hago esta entrada más que nada para ordenar ideas, porque el cacao maravillao que salió a relucir ayer es de traca.

Se nos resenta una historia bastante sórdida en la que una productora, Ares Film, colaboradora de Mediaset italia, estaría operando como una secta, imponiendo relaciones falsas e incluso involucrada en un suicidio que algunos tachan de inducido.

¿Por dónde empezamos?

Aquí, como en cualquier serie con flashbacks, nos encontramos con una historia que aparece hoy, pero que implica situaciones que sucedieron en el pasado. Por lo tanto voy a intentar explicarla no de forma lineal sino, a partir del presente, intentar desentrañar qué narices pasó en este tremendo embolao.

Vamos al lío. Un excelente hilo de twitter de @Iperborea_ nos cuenta el progreso de la relación, dentro de la casa, de Massimiliano y Adua, ex novios y que ambos trabajaron para Ares Films.

Con su permiso, paso a traducirlo…


¿Por qué estamos hablando de #AresGate en las últimas horas ? ¿Qué está pasando? #GFVIP

Todo comienza cuando Adua Del Vesco y Massimiliano Morra, actores de ficción de Mediaset, se encuentran en la Casa GFVip. Los dos, de 2013 a 2015, tuvieron una relación turbulenta, que al parecer terminó debido a los excesivos celos.

Durante la primera gala de GFVip, los dos tienen un enfrentamiento en el momento en el que entran y se encuentran en la casa. Ella se muestra fría y distante, dejando claro que no quiere tener nada que ver con él.

En los días siguientes, ambos se ignoran por completo. Ella se une más que él al grupo de otros compañeros de habitación mientras él permanece más distante. Cuando le preguntan a ella por él, ella responde que le ha hecho cosas graves, pero que no quiere decir nada porque es una dama.

Desde fuera de la casa aparece entonces [primer plot twist], con un history de Instagram la actual novia de Massimiliano, Dalila, que está con él desde 2019.

Dalila arremete contra Adua, llamándola la «pobre santa infeliz en la situación» y elogiando a su maromo.

En la siguiente gala se emite una pieza que resume la frialdad de los dos ex en la casa, las palabras de él respecto a ella y viceversa alejadérrimas de buen rollito. Los dos tienen entonces un nuevo enfrentamiento, o más bien, un choque.

Adua reitera que la ha lastimado, pero que no quiere contar nada, y que su resentimiento no proviene de sentimientos aún pendientes por Morra. Signorini (el presentador de las galas) le dice a ella que no quiere insistir en entender lo que oculta, que debe sentirse libre de hablar de ello solo si quiere. [Se encuentra esto Jorge Javier y les saca hasta el número de cuenta corriente].
Al final, sin embargo, [digo que no pero hago que sí, crack] el presentador invita [e incita] a los dos a sincerarse. «Ha llegado el momento de que habléis», dice Signorini. Hay un abrazo y Adua dice que todavía ama a Morra, a pesar de no estar cerca de ella cuando lo necesitaba, y que no quería levantar antipatías en contra de él.
Tras la gala, ambos deciden hablar entre ellos, para dilucidar las cosas definitivamente. Son las cuatro de la mañana. [Don’t forget La noche de las cuatro putas horas].  Parece el preludio de un enfrentamiento normal, predecible y aburrido entre dos ex en un reality show. Y al final, se parece más a una de las Crónicas de Narnia o peor aún, a un mundo surrealista y de terror.

[Massimiliano] Morra dice que pasó por el psicoanalista «después de todo lo que sabes» y se disculpa porque «en ese momento desarrollé una obsesión por ti», y comenta un episodio en el que que tiene protagonismo «un teléfono», un episodio que él considera muy jodido.

[NdT: escúchese mentalmente tono de comunican. O del SEPE].

Sin embargo, la historia del teléfono siempre se menciona y nunca se acaba de explicar [cagontó]. Adua dice que se sintió decepcionada porque a él, cuando le preguntaron qué le había hecho [a ella], respondió “Ah, bueh”, como para quitarle hierro al asunto.

Resulta que Adua se ha sentido dada bien por saco utilizada por un episodio poco claro del pasado. Inmediatamente él especifica: «Nunca quise darte por saco molestarte por aquello». Y empieza a hablar de otros fantasmas: “No sé qué se pudieron haber inventado”, afirmando que habla muy sinceramente.

[Porculeros todos, que empiezo a no entender nada] Ella dice que solo quiere saber una cosa «¿Lo nuestro … no fue cierto?» Él niega rotundamente. «¿Seguro que no lo fingiste?», insiste.  «Contigo nunca, lo vimos incluso después», responde. Una conversación codificada que comienza a hacerle a uno pensar en un escenario muy particular.Obviamente es solo una suposición [de la autora del hilo], pero lo que se desprende del discurso es que Adua pudo haber descubierto algo hecho por Morra (¿con alguien?). Y por tanto, ella sospecha que Morra no fue sincero con ella (¿por qué no interesarsle las mujeres? Según ella)

Cuando él lo niega, ella responde «¿Entonces fingiste?» (¿con alguien? ¿con ella?). Él responde «contigo nunca» (así que con los demás, ¿sí?), Y agrega «él también lo vio después» (en realidad estaba obsesionado con ella incluso después de la ruptura). La imagen parece clara, pero os dejo [la autora del hilo, nos deja…] las conclusiones.

[Aquí vienen un par de gifs pero no sé cómo meterlos en la entrada. Problemas técnicos. Seguimos]

“Has comenzado un nuevo estilo de vida, tienes pareja y yo también. Llevo dos años con esta chica ”, proclama.

Reitera que no siente amor por ella pero que la quiere bien «Salvo ese episodio que no está ni en el cielo ni en la tierra y que nunca le debe pasar a nadie». Dice que por eso fue por lo que acabó visitándose con el psicoanalista.
[Froid approves this, método científico, ¡NOOR!].
Él reitera “Realmente te amaba. ¿Crees que fingí durante siete u ocho años? Mi error, y te ruego que me perdones, en su momento se debió a un deseo excesivo de tenerte «. Y dice que lo siente porque «partimos juntos», y su relación parece haber sido socavada por otros.

[¿Por Los Otros? Lost siempre en nuestros corazones]

Ella continúa diciendo que este importante momento del que hablan la lastimó; él admite que cometió un error y se fue, actuando como un «cobarde», pero dice que lo pagó con ansiedad, ataques de pánico y depresión. [Cágate lorito]

Un nuevo tema comienza a desvelarse: rumore, rumore. Ambos los han leído y aprendido cosas el uno del otro. Él dice que nunca le importaron las insinuaciones, porque la conoce y cree que seguramente todos fueron intentos de personas ajenas por desacreditar a uno respecto de la otra y viceversa. [NdT: aka «alguien nos ha querido putear bien puteados»].
También comenzamos a hablar de un episodio vinculado a un Rolex, episodio que se mencionará en la conversación en otras ocasiones, con Morra diciendo “Son falsedades, te lo juro por mi madre, no fui yo”.

[NdT: o a Rolex, o a setas] Para Adua ambos han vivido cosas muy fuertes que les han marcado y que nunca podrán olvidar. “Por eso te quiero aún más: porque las viviste conmigo, porque puedo entender por lo que pasaste”. Estas son cosas que «llevaremos con nosotros de por vida».

 

–“Adua, ¿te das cuenta de lo que nos pasó a ti ya mí, desde que nos conocimos hasta que perdimos el contacto? ¿Crees que es fácil encontrar una razón lógica? » él exclama. “No, porque ese período nuestro no fue realmente lógico”, responde ella.

[NdT: seguramente dicen «lógico» cuando quieren decir «razonable». La lógica, la de verdad, salió huyendo de esta conversación y se comenta que se encuentra en Emiratos, que hay un tipo muy campechano que la invita a copas].
-Fue completamente ilógico lo que pasó, así que si tengo que encontrar un sentido lógico, no lo hay» […lo que yo decía], prosigue, invitándola a ella analizar sus errores (de él) desde su punto de vista (de él, also).
[ NdT: la imagen anterior no se refiere a que él diga que la tiene así de grande].

“Aquí estamos viviendo juntos una experiencia diferente a la otra [¿Cuál es la otra, cabrones?]”, dice Mass. «Al fin», agrega. Y afirma que, por experiencia, ha aprendido a no tolerar más las mentiras. “Me enferman. Quiero ser yo mismo ahora, por completo ”. [¿Es esto una massima?]

La conversación cobra vida cuando ambos recuerdan cuánto tiempo hace que no se han visto: más de dos años, después de un invitado en Verissimo [a investigar, pero huele a un Vasile de alí] para promocionar “Furore”, [cantad conmigo: Furor, furor, na-na-nana-naana] una ficción filmada juntos. Allí ya estaba ella visiblemente marcada por la anorexia. [Cágate lorito 2].

Ella dice que aprendió todo de una llamada telefónica de una tal Laura «Cuando todavía estaba en esa casa». Y dice que tenía miedo por Maximiliano: «Quería ir a verte, pero luego hablé con él y me detuvo».Después de este encuentro, perdieron el contacto. Recuerda su participación en Bailando con las estrellas: “Sabes lo que pasó, ¿no? Iba a morir «. De hecho, durante el programa tuvo un accidente automovilístico. [Cágate lorito 3].

Ella dice que lo entendió todo gracias a una llamada telefónica de una tal Laura «Cuando todavía estaba en esa casa» [¿Qué puta casa?]. Y dice que tenía miedo por Maximiliano: «Quería ir a verte, pero luego hablé con él y me detuvo». [¿Quién será el puto él?]

Entonces surge una figura misteriosa, un tenebroso él que tejía los hilos de todo, teniendo quizás un control excesivo de las personas que estaban a su lado. Ninguno de ellos menciona nombres, pero surgen nuevas pistas y detalles en el curso de la conversación.

Fin de la primera parte.

Y ahora viene la segunda que es la más interesante…

[NdT: la cabra, la cabra, la puta de la cabra; la madre que la parió…]

Segunda parte

Lo que pude recopilar ayer. No me apetece [niente de niente] volver a editarla, así que os pego los tuits, está todo [lo de ayer] explicado como buenamente servidor puede.

Aviso a navegantes. Veo hasta caras de Bélmez en las capturas. Esta entrada esta aún en construcción; iré añadiendo info a medida que la sepa y, sobre todo, que la entienda.

Andad por lo segao. In Tomás we trust.

0

Acerca de Maroto

Gran Jefe Calcetinero. Desde GH 14 en este cajón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas