Radiografía de los “antiguos”

Acabada ya la fase de incorporación de nuevos concursantes en la casa (aunque aún falta la reentré de Alvarito), solo quedan cinco de los concursantes que entraron en la casa de Guadalix el primer día. Aprovechando que hoy parece que va a haber tranquilidad de madrugada vamos a coger un poco de aire e intentar dar un repaso a lo que ha sido la actuación de estos cinco concursantes en los casi dos meses y medio que llevamos de programa.

Argi. La tapada.

dfgfd_MDSIMA20130313_0086_37Para mí era firme candidata a ser expulsada la primera semana en la que salió nominada junto a Giuls y Raky. Pensaba que las dos amigas prometían darnos grandes momentos juntas (nunca lo sabremos) y Argi era un arisco mueble que poco parecía pintar en la casa.

Pero poco a poco se fue haciendo fuerte en la casa. Por un lado, gracias a la inoperancia de las neuronas de sus compañeros, que no se daban cuenta de que nominándola semana tras semana, la hacían fuerte y la convertían en una especie de heroína de la Résistance en contra del orden establecido por la conocida como la chumipandi.

Cuando aparecieron los primeros Mac, se pomocionaban como WYSIWYG (What You See Is What You Get)  –en español, “lo que ves es lo que obtienes” frente al sistema de comandos de DOS. Y Argi es pura tecnología WYSIWYG, no tiene doblez. Lo que ves, es lo que hay. Es borde a veces, sí; vaga, también (aunque sufre un poco de aquello de que unos cardan la lana y otros se llevan la fama); arisca, mucho, pero sin aristas.

Es una tipa noble a la que nunca hemos visto traicionar a nadie (como mucho puede achacársele que confió a Noelia la nominación de los gemelos). En su contra, su falta de vista o de inteligencia en las nominaciones. Le gusta maquinar, hacer números, pronosticar resultados, pero a la hora de la verdad siempre acaba tirando su voto a la basura. Y el hecho de no haber nominado aún a unos tipos como los gemelos, que le han hecho literalmente la vida imposible en esa casa, dice muy poco en su favor, al menos en este aspecto.

Sea como sea, Argi se ha convertido de facto en la favorita de los que no tienen favoritos y de los que no quieren que las carpetas secuestren Gran Hermano, por puro descarte. Tengo la impresión, aún así, de que seguramente llegará a la final pero que probablemente no será la ganadora. La incapacidad de las argistas de echar a los gemelos, sus principales enemigos, o de salvar a Igor, su pincipal apoyo, hace que vea a este grupo de seguidores muy activo en twitter pero poco amigo de los teléfonos.

Sonia. El manual de autoayuda.

GH14_GALA_3_MERCEDES_MIL_SONIASonia entró en esa casa ejerciendo desde el principio ciertas dosis de liderazgo. Se asignó el papel de ser complaciente con todos, preparar el desayuno, dar besitos a todo el mundo, etc., como estrategia para no salir nominada.

Hay que decir que hasta ahora le ha salido estupendamente. Apenas ha recibido dos nominaciones de los cientos de puntos que ya se han repartido en sucesivas galas.

En el aspecto sentimental, se unió con Kristian, uno no sabe si por estrategia o por hamor berdadero, en una relación que tiene menos futuro que el Barça y el Madrid en Champions.

Su juego ha sido bastante subterráneo, regándole los oídos a todo el mundo y después nominando a placer a sus objetivos. Las nominaciones públicas la dejaron en evidencia y ese “me equivoqué al contar” se vislumbraba como escasa excusa teniendo en ese momento tantas opciones.

Sonia tiene un sexto sentido para modificar la realidad a su antojo. En el caso de su “código de ropa” y la posterior sanción a todos los concursantes de que no entrará más ropa, ha generado ya tantas versiones que aún en la casa andan despistados sin saber del todo bien qué narices pasó para que les quitaran la ropa. En el tema por el que anda dolida últimamente, las palabras de Igor, ella sabe perfectamente que se debe a cuando ella conspiró contra él con su Pelocho pero ha ofrecido una versión alternativa para sus compañeros basada en que a veces apoyó a Miriam y que quizás eso no gustó al vasco. Prefiere no evidenciar que de vez en cuando raja a las espaldas.

He de decir que en esta faceta de villana, Sonia me fascina. No le voy a retraer que engañe a sus compañeros porque esto es un juego y si la descubren, un riesgo dentro del mismo. Ahora que los nuevos son mayoría, su próximo movimiento será el de reagrupar a los antiguos después de haber estado destripando a gusto a Argi y Susana durante semanas. Y creo yo que lo conseguirá. Las susargi son muy bobas en esta faceta.

Pero con lo que no puedo es con ese permanente manual de autoayuda que lleva en la cabeza, esos consejos de todo a 100, esa cansina historia del Camino de Santiago, esos celos evidentes hacia las hembras de la casa que le puedan hacer sombra y esas Guerras Pelochas de las que ya hemos perdido la numeración de lo frecuentes y cansinas que son.

Sonia es un insufrible coñazo cuando da consejos, cuando se pelea con su pelocho, cuando justifica sus actuaciones… pero aún así –quizás sufra del Síndrome de Estocolmo– de tanto odiarla he acabado cogiéndole cierto cariño y tal como está la casa hoy en día la veo como una pieza imprescindible y creo que sería una pérdida irreparable una hipotética temprana marcha de la canaria.

Kristian. El niñato.

gran-hermano-kristian-soniaA poco de empezar la edición ya bromeaba sobre este concursante. “Kristian, ¡ganador de GH 14! (para menores de 14 años, se entiende)” decía yo por el túnel del minutado. Kristian habla como un niñato, piensa como un niñato, actúa como un niñato… ergo es un niñato.

Es celoso, no solo de Sonia sino de cualquiera. Siempre tiene que ser el mejor, o el que más. Lo analizaba bien Susana cuando decía que estaba afectado por el yoísmo: yo, yo, yo y luego yo.

En su relación con Sonia, al final me ha hecho cogerle cierta empatía a la canaria porque desde luego que para aguantar semejantes cambios de ánimo, ataques de celos y, al fin y al cabo, niñatadas, hay que tener mucha paciencia.

Kristian se ha arrimado al Sol que más calienta, Sonia, pensando que era un valor seguro y a la que ha recibido señales del exterior que la ponían en duda, se ha distanciado y ha empezado a titubear.

Sintomático es que el día que se despidió Igor de Sonia, restando esta bastante afectada, Kristian se desentendió de ella completamente durante horas, yéndose a jugar con sus gemelos amigotes (de los que rajaría posteriormente y volvería a abrazar en minutos). Como apunta mi vecina Diario, fue escuchar por el megáfono: “Kristian, cuida de Sonia” para que su actitud diera un vuelco y se fuera rápidamente a consolarla y a estar de nuevo con ella.

Kristian vaga por el concurso casi impoluto de nominaciones y algo de eso también será mérito suyo. En parte vive del “nadie lo va a nominar” y así lleva ya dos meses y medio. Aún así, por su papel en la casa, no lo veo con probabilidades de ganar el concurso, pues las carpeteras de esta pareja están decantadas claramente en favor de la doctorsita Walls.

Susana. Desesperante.

161_6Susana para mí representa el Ying y el Yang de esta edición. En la parte de convivencia, es una concursante que disecciona muy bien a sus compañeros. No teme encararse con ellos y cuando algo le molesta, lo dice. No contemporizó con las excusas que le dio Sonia al nominarla, pero aún así, comparte con su amiga Argi su torpeza con las nominaciones.

Es en el tema de sus relaciones con los chicos cuando me desespera. Empezó colgándose a Danny del cuello, con una sumisión que me despertaba vergüenza ajena (recuerdo un “yo por ti me levanto y te cojo un cacho de pan y cargo yo con las culpas” una noche) y tras su salida, uno pensaba que emergería esa buena concursante que estaba tapada por un Danny que parecía que la utilizaba a su antojo.

Y entraron los gemelos. Y vuelta a empezar. El atractivo que ejercen sobre esta mujer los tipos más repugnantes de la casa es digna de estudio. Que después de la que le montaron a su amiga Argi la noche de las patadas a puf, acabara abrazada a Gonzalo en el baño como un osito de Mimosín dice muy poco de ella y de su empatía para con su amiga.

Ni las palabras de su madre parecieron surtirle efecto y se las tomó muy laxamente. Parece que tenga una necesidad vital de estar siempre al lado del tipo más impresentable que le rodee. Si se va Danny, de Gonzalo; si se distancia de Gonzalo, de su hermano Carlos.

En estos últimos días hemos asistido a su especie de divorcio con el gemelo tatuado, pero ya veremos cómo acaba esto. Me temo que continuará su tira y afloja pero que seguiremos con la tónica de que si enfocan a Susana, nos comeremos por narices como mínimo a un gemelo de bonus. Una cruz.

Aún así, es la que tiene, bajo mi punto de vista, más probabilidades de llegar y ganar la final. El movimiento subterráneo y sutil de buena parte del susanismo consistente en echar a Anabel para mantener a la parejita, demostró su músculo consiguiendo su objetivo. No sabemos cuántos son, pero no son pocos y se dejaron el dinero.

Raky. De más a menos.

122_2El día de la primera gala elegí a Raky como mi favorita provisional. Me parecía una tipa que podía dar mucho juego con Giuls, me hacía mucha gracia su pedillo del primer día y al fin y al cabo la veía como una concursante con potencial.

No me parece mala persona, que conste, pero su paso por la casa ha pasado por su integración total en la chumipandi, por no mojarse en casi nada (cosa que comparte con la mayoría) y en practicar el peloteo como herramienta de supervivencia. Cosa que es legítima, pero no lo que uno esperaba.

El hecho de que nos dé algún que otro momento divertido cuando lleva un par de copas encima es un mal síntoma. No puede ser que solo salga la Raky con chispa con alcohol de por medio, mientras que en la convivencia sobria del día a día pasa más bien desapercibida y sin apenas notoriedad.

Raky ha sido un avión que nunca ha acabado de despegar. Cuando se fue Giuls, esperábamos ese despegue pero optó por calentar motores con Juan Carlos. A su salida, volvió al hangar de Sonia y Kristian desconocedora ella de los trajes que le habían estado tejiendo a sus espaldas. Ha ido de más a menos y ya veremos cómo se desenvuelve de aquí al final del concurso.

Los relativamente pocos fans de Raky se han unido a los de Sonia y Kristian para llevar a los tres a la final. No es una mala estrategia, desde luego, siendo seguramente la de Manresa el eslabón más débil de esa cadena. Pero como tal, seguramente será el primero en caer. No la veo, a día de hoy, posible ganadora.


Aunque he dejado mis impresiones respecto a las posibilidades de ganar o de ser finalistas, parece claro que entre estas cinco personas se encuentra el próximo ganador de GH 14. El experimento de este año de meter a tanta gente nueva ha hecho que no solo los que llevan en la casa desde el primer día los consideren unos extraños sino que nosotros los espectadores también. Puro relleno con el que tendremos que sobrellevar unas cuantas galas que de partida tendrán nulo interés.

No hace falta aclarar que este artículo responde a mi opinión y percepción personal y que puedo estar muy equivocado. O no. En cualquier caso, la gasolina de un bloguero son los comentarios así que no se corten.

Para finalizar, una detallada crónica de lo que ha ocurrido esta madrugada a partir de las 5:

Captura de pantalla 2013-04-25 a las 05.16.59

Saludos calcetineros y sean malos.

Acerca de Maroto

Imagen de perfil de Maroto
Gran Jefe Calcetinero. Desde GH 14 en este cajón.
Abrir la barra de herramientas