Supervivientes

¡Hola de nuevo calcetineros!

Ya queda poca gente en la casa y en las galas cada vez hay menos chicha. En parte porque Miriam y Koala han optado por hacer una especie de vida aparte y, al margen de los enfrentamientos provocados por los propios programas que nutren el prime time de Tele5, durante las restantes horas no tienen excesivo contacto con los demás habitantes de la casa.

La gala de ayer se centró en la prueba de las llamadas con un giro según el cual los concursantes pensaban recibir una llamada del extranjero para cumplir con la prueba mientras que en realidad el que estaba al otro lado del teléfono era un familar. Fueron curiosas las reacciones de unos y otros pero más allá de eso no era un ejercicio para sacar a relucir ningún conflicto.

El interés de la gala se centró en la cantada expulsión de Aurah y en las nominaciones. Una vez más la suerte –o la listeza, según algunos– se alió con Asraf y de retruco con Mónica ya que el primero fue inmune directamente y la segunda fue salvada por el marroquí e intercambiada por Tony.

Obviaremos las mil conspiraciones que aparecieron al minuto y que son sinceramente muy cansinas y aprovecharemos esta entrada para centrarnos precisamente en estos dos concursantes, auténticos supervivientes de esta edición: Asraf y Mónica.

Asraf, Mister Torpe Universal

Asraf es un concursante curioso. Al principio no lo veía muy situado y yo personamente lo encuadraba en ese mundo viceverso que me provoca bastante repeluco. Pero ya en sus primeros piques con Ángel Garó lo vi un tipo con carácter no dispuesto a callarse nada así como así. En absoluto entró en una categoría de mueble y rápidamente se forjó como enemigo íntimo a Ángel. Que ni Ángel soportaba a Asraf ni Asraf soportaba a Ángel era una obviedad aunque de vez en cuando hicieran un paripé de reconciliación. Impepinablemente se intercambiaban sus 3 puntacos a no ser que Miriam estuviera especialmente irritante esa semana.

Asraf como jugador ha sido increíblemente torpe pero quizás los torpes gozan de algún tipo de protección divina. No se puede decir que no haya estado expuesto pues ha subido a la palestra tres veces y además ha sido inmune por dos ocasione y salvado otra por Mónica. No me digáis que no es tener una flor en el culo. Se enfrentó a Omar, Techi y Ángel. Con Techi (la gran Techi) no tuvo dificultades, pero tanto ante Omar como ante Ángel las votaciones estuvieron muy ajustadas. De su parte jugó que ambos concursantes estaban sentenciados por las redes por sus actitudes/comentarios y muy probablemente eso inclinó la balanza a su favor. Su torpeza radica en que quiere jugar a dos bandos pero es que no sabe. Critica por aquí, critica por allá pero siempre queda en evidencia ya sea por unos o por otros. Ha llegado un momento en que dentro de la casa nadie se fía completamente de él aunque tras sus idas y venidas del grupo mayoritario al minoritario y viceversa parece que tiene una sólida relación tanto con Suso como con Mónica.

De pasar desapercibido en los primeros compases de concurso a ser carne de expulsión pasado este primer tramo se ha ido salvando a trompicones y ahora mismo como inmune y teniendo en cuenta sus alianzas y sus enemigos tiene casi un pie en la final, más si finalmente el expulsado de esta semana es Tony, el que se ha convertido en su enemigo más acérrimo.

Mónica, más pallá que pacá pero aguantando como una jabata

El caso de Mónica se entrecruza en algunos aspectos con el de Asraf y en otros es diametralmente opuesto. Coinciden en que ambos son carne de expulsión, en el caso de Mónica más si cabe. Su sempiterno enfrentamiento con Miriam ha provocado que desde el fandom de la inca princess se le tengan muchas ganas. Yo veía claro que a la primera nominación se iría a la calle.

Y tuvo una primera nominación muy pronta, en la Gala 2 y primera en que se nominaba. En esa ocasión fue salvada por el triumvirato de jefes de esa semana no sin cierta polémica –como cada día– en las redes. Pero luego jugó el papel bastante inteligente de aglutinar al grupo mayoritario y ejercer en cierto modo de “jefa” con lo que se aseguraba cierta tranquilidad en las nominaciones. Además se metía en los líos justos pero según cómo soltaba a alguno de sus esbirros a hacer el trabajo sucio esencialmente contra Miriam.

La jugada le salió bastante bien durante semanas pues no volvió a estar nominada hasta la gala 9. Ahí entrecruzó su suerte con la de Asraf pues este la salvó, a la siguiente semana ella consiguió la inmunidad y le devolvió el favor y finalmente como vimos ayer, Asraf volvió a salvarla de la quema.

No voy a dedicar esta entrada a analizar con profundidad la personalidad de Mónica porque creo que da para una tesis y no precisamente de la Universidad Rey Juan Carlos. Como apunte, Mónica tiene un serio problema a raíz de su ruptura con Carlos Lozano y sobre todo desde la entrada de Miriam en la vida de su ex. Tiene una visión que muchos vemos alterada de la realidad pero que ella la ve pristina como el agua de que Miriam le rompió su familia. ¿Que llevaba 12 años separada de Carlos? A ella eso no le importa y de hecho lo ha repetido más de una vez: -No estaba ya con Carlos pero seguíamos siendo una familia.

Tuvo una ventana de oportunidad no tanto para ganar el concurso pero sí para ganarse las simpatías del respetable cuando tuvo aquellos momentos de acercamiento a Miriam a raíz que aquella fiesta en la que la peruana veiteañera pilló un pedal de cuidado. Si allí hubieran forjado una alianza de ex y, es más, hubieran enviado a tomar por saco a Carlos Lozano, estaríamos hablando de otro concurso… Pero en cualquier caso Mónica fue incapaz de dar un paso ni remotamente parecido a este porque su resentimiento con Miriam se ha ido forjando durante años y a fuego.
Sea como sea es una mujer que se ha vaciado totalmente y que nos ha dejado ahí expuestas todas sus miserias y eso yo lo valoro en un concursante de GH. No puede ganar de ningún modo pero para mi se merecería sin duda un puesto en la final.

En definitiva, dos concursantes de los que ninguno de nosotros hubiera dado un duro por verlos aguantar en la casa a cuatro galas de la final y que bajo mi modesto entender se han ganado y bien ganado el puesto.

Nominaciones:

Asraf inmune.
Miriam: Tony 1; Suso 2; Mónica 4
Koala: Tony 1; Suso 2; Mónica 3
Asraf: Koala 1; Tony 2; Miriam 3
Suso: Tony 1; Koala 2; Miriam 3
Mónica: Tony 1; Koala 2; Miriam 3
Tony: Suso 1; Koala 2; Mónica 3

Nominados provisionales: Mónica 10, Miriam 9; Koala 7

Asraf salva a Mónica y sube a Tony.

Edit: la gala de ayer hizo un 29.3% de share con 3.097.000 espectadores. Buenísimos datos absolutos aunque baja un par de puntitos respecto a la semana anterior cosa que se entiende por la baja intensidad del show.

0

Acerca de Maroto

Gran Jefe Calcetinero. Desde GH 14 en este cajón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 comentarios

  1. Estoy muy de acuerdo con que la mejor oportunidad de Mónica para facilitar el rumbo de su concurso la tuvo en la fiesta de la noche del tesito con Miriam, o cercana. Pero también creo que la jugada aunque arriesgada le ha salido redonda dadas las circunstancias actuales.

    Por un lado veo una muy buena posibilidad de que la decisión final le sea favorable: si la final de cuatro está formada por Miriam, Koala, Mónica y Suso, y creo que hay bastantes probabilidades de que se llegue ahí, donde ser el dueto de oro (Mi-K) les viene en contra al votarse para ganador, no para expulsar. También funcionaría con Asraf.

    Ahora si esta semana se queda Tony, creo que eso favorecería al que quedara del dueto.

    Lo otro que creo que le ha venido bien a Mónica es que ahora, aguantado el tirón en la casa, puede seguir explotando su culebrón salvamita. Porque me da que una reconciliación puede vender un programa pero no mucho más. Tendría que seguir por la línea de su cruzada solo contra Carlos que, después de todo, es el padre de la hija y eso sería un poco negarse a sí misma o evidenciar la mala excusa para una guerra de años al contradecir su argumento principal de manera demasiado evidente –que juega a favor de su hija, esa familia que comentas. Así, contra una Miriam, pues como que no se nota tanto. Creo.

    1
  2. Sí a todo, sobre todo con el tema Mónica. Entiendo que el tema conspiranoico tiene cierta base, es sospechoso que la más odiada casi desde el min. 1 siempre sea salvada in extremis, odiada que ha sido necesaria por el programa cuya estrategia estuvo basada en el dúo de peruanas y sus tirones de pelo (lleno de liendres). Sea como fuere el total desastre que es Mónica como concursante (aunque esto del ‘buen concursante’ es siempre discutible) la humaniza, la imperfección humaniza y que no haya cedido en su rencor para convertirse en palmera ocasional de la favorita le ha dado muchos puntos… pero claro eso lo valoramos quienes andamos un poco por encima del fanatismo de turno, también he sido fanático alguna vez y me he cegado, en fin… en el finde dejaré algo por aquí, espero.

    0
  3. Me ha gustado tu análisis Maroto.
    Asraf pese a ser el metemierda de la edición tiene algo muy valorable que es la lealtad hacia Mónica y hacia Suso, cosa que Tony por ejemplo no está teniendo con Makoke y Ángel al relacionarse con Miriam de una manera más allá de la mera convivencia. Mismamente ayer no le dio ni un punto, cosa inentendible si presume de ser tan amigo de Makoke con el comentario tan rastrero que soltó la peruana. Obras son amores y ayer Tony en vez de mandar besos a Makoke, Ángel y Darek debió haberle dado al menos un punto a Miriam.

    2
    • Gracias Martín. Yo en el fondo no creo que Asraf sea un desleal, lo que es es un nefasto jugador, porque va y viene, viene y va y en el fondo todo lo hace a la cara, de ahí que su juego quede al descubierto.

      1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas