¡Todos a por Nacho!

Un momento, que hago una foto de vuestras caras.

flash2
¡Haz clic!

Joer, qué cara se os ha quedado, ¿eh? ¿Qué? ¿Sorprendidos?

La verdad es que reconozco que el título de hoy lleva trampa. Estoy suficientemente cuerdo como para saber que sería una estupidez votar por Nacho y realmente el cuerpo no me lo pide. Pero me invita a la siguiente reflexión: ¿Por qué se salvan siempre los muebles?

Es una constante en este programa y uno que es muchas cosas pero que no es ni psicólogo ni sociólogo no sabría dar con la clave del asunto.

Queremos entretenimiento, nos quejamos de flojos cástings pero maecánicamente vamos echando a la calle a los concursantes que dan más juego. Como diría el difunto Mou: ¿pur qué?

El corazón tiene razones que la razón no entiende, dice la frase y creo que nos sucede un poco de eso. Somos espectadores pero a la vez nos ponen en nuestra mano la posibilidad de ser justicieros. Y a la que se nos atraviesa un concursante, por mucho que esté dándolo todo en la casa, somos implacables con él. En el fondo nos da placer tirar de la cuerda de la guillotina.

Y también hay una parte innegable de crueldad en echar a alguien que no tragamos y que es esas ganas de verle la cara al saberse expulsado, de ver sus reacciones, las de sus allegados… Y esa llegada a plató y ver cómo lo trata la Milá, qué videos le pone…

A menudo sacrificamos a un concursante por ver ese suspiro en su rostro al recibir la noticia a cambio de perderlo en la casa para la posteridad.

Y no lo critico, lo constato.

Y que conste que no todo aquél que da espectáculo necesariamente entretiene. Hay ciertos concursantes que lo que te invitan es a apagar el 24 horas de lo insoportables que llegan a ser, como me pasaba particularmente con Iván en los primeros compases del programa. Y es que la vergüenza ajena también tiene su rol en todo esto.

Esta semana estamos ante un caso prototípico aunque también es cierto que el hecho de saber que quedan solo tres semanas de programa le quita algo de gravedad al asunto: todos irán desfilando uno detrás de otro en los próximos días.

Llevamos ya bastante tiempo juntos y solo hace falta ver la encuesta para saber que aquí en el blog se cuece desde del principio un setimiento anti-wallista bastante marcado. Pero siendo honestos con nosotros mismos… ¿Realmente creéis que Sonia merece quedar en noveno lugar de esta edición? ¿Habiendo tipos como Nacho, Juan Carlos o el mismo Kristian aún pululando por la casa?

Nacho

Y soy consciente de que el verbo merecer es altamente subjetivo y que tiene que ver de nuevo con ese juez justiciero que hace una valoración global del concursante y le asigna una posición en un hipotético ránking de concursantes.

Y yo y el justiciero que llevo dentro decimos que no, que Sonia no merecería salir aún, aunque la imprevisible mecánica del programa nos coloca en el dilema del ahora o nunca. A servidor y a su justiciero no nos parece justo que una concursante como Sonia quede tan alejada de los puestos de cabeza pero tampoco nos gustaría verla entre los tres finalistas y cabe la posibilidad de que nunca más vuelva a salir nominada.

Difícil dilema, o para muchos no tanto. Llevo tiempo pensando que Sonia debería ocupar un digno –y jodido– cuarto lugar. Porque estando de acuerdo con que es falsa, bienqueda, sobreactuada, etc., lo cierto es que ha tenido un papel protagonista en esta edición y como ya he repetido varias veces, en su papel como villana me resulta fascinante.

De hecho, de los cuatro nominados, Sonia e Igor son los dos entre los que se decidirá el expulsado y bajo mi punto de vista son lo que menos se lo merecen.

A vueltas con el verbo merecer de marras, pero creo que por un lado Nacho no pinta absolutamente nada en esa casa y por el otro están esos gemelos que cada vez que me los enfocan me provocan sarpullidos –serían estos un caso parecido al de Iván que comentaba anteriormente.

Si en mis manos estuviera marcar el orden de las nominaciones y expulsiones, por supuesto que esta semana se iría Nacho, la semana siguiente Juan Carlos y los demás ya iríamos viendo en qué orden.

jc-mimetizado

Pero la vida es así, no la inventado yo, que diría la canción y como lamentablemente eso no está en mi mano, si por narices hay que elegir entre expulsar a Sonia o a Igor, pues la elección está bastante clara.

Ayer estaba convencido de que se iría seguro ella, pero empiezo a dudarlo. Los wallistas no se han gastado un duro durante todo el programa y están dándolo todo. Quizás se salve y quede finalmente cuarta, a saber.

Lo veremos el lunes, que se nos aceleran los acontecimientos. A partir de la semana que viene, doble gala y parece que esto se acaba definitivamente el 13 de junio, pues el 15 empieza la Copa Confederaciones cuyos derechos ha comprado TeleCinco.

Y esta noche no os prometo crónica, al menos desde la 1. He quedado con coleguitas y es posible que no vuelva hasta que me echen del bar. Ya veremos. ¡Hics!

Muchos saludos y muchas gracias por no dejar de venir por aquí. Ayer superamos las 10.000 visitas en un solo día, sois la hostia.

Pero no dejéis de ser malos.

Acerca de Maroto

Imagen de perfil de Maroto
Gran Jefe Calcetinero. Desde GH 14 en este cajón.
Abrir la barra de herramientas