, ,

Y el poder de tres venció al inframundo…

Screenshot_260

Es difícil de explicar el resultado de la final de ayer sin explicar asimismo todo el desarrollo televisivo que ha tenido esta edición y también la mecánica de la final.

Para entendernos, en esta edición hemos vivido dos grandes hermanos paralelos: uno, el que se vivía en la casa y en el 24 horas y otro el que se nos vendía en galas y debates. El primero ha sido digno de una buena edición: muy coral, con muchos personajes con muchas aristas, con alianzas que duraban apenas días o semanas, con los inevitables grupos y también con las inevitables carpetas. El segundo, y ahí ha estado el fallo para mí de no haber conseguido que esta edición fuera una gran edición, ha estado centrado casi en exclusiva -y el casi hasta me sobra- en las relaciones amoroso-festivas que protagonizaron por un lado Suso, Sofía, Raquel con la posterior aparición de Ricky y en la otra carpeta formada por Han y Aritz.

Así pues teníamos un GH de acérrimos fans que nos tragábamos las máximas horas del 24 horas y otro que era el que se le vendía a los galeros. Hay que decir que televisivamente les ha sido rentable porque han hecho muy buenas audiencias pero que con esta estrategia se han cargado un poquito más aquello que melancólicamente conocemos como el espíritu de Gran Hermano.

Y dejo apuntado, porque más adelante será importante, que se ha jugado una “final” a 20 días (¡una barbaridad!) en la que todos los votos se acumulaban.

No se entiende la victoria de Sofía sin tener en cuenta lo antedicho. He leído cienes de veces que el papel de Sofía ha sido el mismo que el de Paula, que ha ganado por haberse liado con un tío y hacerse la víctima y no, niego la mayor. Tampoco puedo hablar por todo el mundo pero mi opinión es que si Sofía ha ido cosechando cada vez más apoyos no ha sido por su relación con los tipos de la casa sino más bien a pesar de ella. De Sofía se ha valorado su madurez con sus 19 años, su amor por su descerebrada madre, su impecable lectura del concurso, su capacidad de autocrítica y también sin duda ha sido aupada por esa conexión que se fue haciendo fuerte poco a poco con sus otras dos compañeras y embrujadas Marta y Niedzela.

CW9CUjBWwAAjyBI

Esa conexión, esa relación entre el grupo, esas complicidades y a veces pequeñas traiciones han sido el pegamento de este GH tal como ya comentaba en esta entrada a media edición y los enganchados 24 horas la hemos disfrutado a diario, a veces a sorbos, a veces a borbotones.

El tema de Suso y también el de Ricky por supuesto que rondaba por ahí y era central en muchas conversaciones pero al menos yo personalmente lo que valoraba de Sofía era cómo luego ella se sinceraba con sus amigas, les contaba que era tonta del bote, una arrastrada según sus palabras, decía que ni loca lo volvería a hacer más. Y que luego… patapam, volvía a caer, otra vez la burra al trigo y ante eso muchos de sus fans estaban implorando que no, no vuelvas, burraaaaa. Pero aún así mucho continuaron teniéndola de favorita. Y ojo, que no fue mi caso, a mí lo de Ricky ya me pareció demasiado para mi body, pero entiendo que para mucha gente que llegado un momento en que decide que este es muy favorito, es muy difícil bajarla de ese carro.

No es casual, creo, que las tres embrujadas hayan quedado en unas estupendas primera, tercera y quinta posición. La salida de Marta fue la que más me dolió aunque de todos modos solo hubiera durado una semana más. Marta fue ese torbellino que toda edición necesita y Niedziela demostró anteayer en su entrevista que era una concursante a la que se le podría haber sacado mucho más jugo y que fue ninguneada -igual que Marta- constantemente por el programa. Sin duda el planteamiento de las galas con las tramas de Sofía también benefició a esta frente a sus dos compañeras. Al menos tenía minutos.

Frente a este grupo teníamos enfrente a, ay, Aritz. Este empezó el concurso siendo un claro ganador. Abierto, divertido, vascote y gay-friendly, aunque sin mariconadas.

Volviendo a los dos GH paralelos, por un lado se veía a ese tipo tan simpático, cachondo y moderno mientras que en el 24 horas algunos empezaban a ver un ser oscuro, que escondía mucho más de lo que enseñaba, del que no sabías ya si explicaba medias verdades o medias mentiras y que en definitiva, no parecía un tipo de fiar. Y quiero hacer hincapié en que esta percepción no lo fue para todos -algunos siguieron siendo legítimamente fieles al vasco- pero sí que es cierto que la desconfianza hacia Aritz fue de menos a más mientras que su popularidad caía en inversa relación. No quiero extenderme en detallar el paso de Aritz por el concurso -todos lo habéis visto- sino ponernos en situación, que tampoco quisiera que me saliera un tochaco.

Y para ir al grano, haciendo un salto temporal nos plantamos en esa primera fase de la final en la que se abren las votaciones para ganar, que durará 20 días y cuyos votos serán acumulativos.

Y hay que decir que esta mecánica, agotadora para los espectadores y totalmente castradora del 24 horas, si alguna virtud tiene es la de desactivar completamente el voto galero. Así como en una noche de gala corriente, la visualización de cuatro vídeos puede hacer cambiar en algunos puntos los porcentajes a base del voto galero, una final a 20 días está totalmente en manos de los seguidores más fieles del programa y de los grupos de fans.

Screenshot_263

Una final más convencional le podría haber dado sin duda la victoria al vasco pero con esta mecánica estaba perdido. A partir de la segunda expulsión ya se vio que los porcentajes apenas se movían porque es muy complicado invertir una tendencia de voto constante de pequeños retos pero diarios.

Así pues, Sofía se alzó con el maletín en una de las finales con menos misterio que recuerde. Bueno, de hecho la del año pasado tampoco tuvo mucho misterio pero al menos la ganadora no se intuía con tanta antelación.

Y no querría acabar la entrada sin comentar lo de la entrevista.

La entrevista de Aritz me ha parecido bochornosa, una estafa. Un tipo que se tira tres meses en un reallity, repito, REALLITY, no puede pasarse toda una entrevista diciendo que esto de aquí no lo voy a contar, esto de allá tampoco y esto de más allá ni mucho menos. Ese Aritz de la entrevista era el que se entreveía en el directo y se semidesconocía en las galas. Un tipo arrogante, insincero y con una autootorgada superioridad moral. Me ha gustado mucho, para definirlo, una cuaterna de tuits que aquí os copio:

Screenshot_262

Para mí Bristol da en el clavo con estos tuits. Aritz cree ser un tipo sin etiquetas y lo primero que hace es clavarle lo del tamagotchi a Sofía; cree ser un tipo que que no esconde nada y se niega a reconocer los detalles de su relación con Han; cree ser un tipo que va de cara y ha piquipeado por la espalda como el que más; etc, etc, etc…

La entrevista me pareció una burla para el espectador de GH, programa que recuerdo que va de eso, de observar y valorar las relaciones humanas que se producen en un espacio acotado. Si al señor del sombrero eso no le gusta, pues que se hubiera apuntado al Pasapalabra.

La entrevista de Sofía estuvo mejor aunque le faltó el tiempo que le sobró a la de Aritz. Al menos fue una entrevista comme il faut, con preguntas y respuestas, con una selección coral de los vídeos en los que Sofía aparecía o tenía algún tipo de trama con casi todos los concursantes. Sofía no se metió en muchos berenjenales y por si acaso por ahí tenía a Marta dando la cara por ella como ha hecho durante todo el concurso. Si conocéis a una Marta, tenerla como amiga es un lujo; como enemiga seguro que un suplicio.

Y en fin, que finalmente Sofía se alzó con el maletín y mamá Galdeano bien contenta que estaba. Se nos presentaron ya a dos de las medianías del próximo GH VIP y chimpún, se acabó la gala. Una gala que sinceramente no ha tenido demasiada emoción y en la que una Mercedes Milá en sus buenos tiempos hubiera puesto al del sombrero de vuelta y media.

Pero los tiempos cambian y GH también… es lo que hay.

Y aquí lo dejo, que ha quedado medio tocho. Depende de la hora en que lo leáis igual hay algún retoque. Nos vemos todos los calcetineros el próximo domingo comentando el último debate. A vosotros y a todos…

¡FELIZ NAVIDAD!

56 comentarios

Comentarios desactivados.