,

Las nuevas nominaciones revolucionan la casa (y el tuíter)

Screenshot_12

¡Buenos días calcetineros!

Escribo esto en caliente y a las 5:32 de la noche, justo cuando se han ido a dormir Chari, Ares y Aguasantas.

Hemos tenido un debate que ha estado apasionante durante la primera hora y media y que luego se ha venido bastante abajo con la intervención de Laura, Kiko y sus rollos pantojiles que no diré que no interesan a nadie pero al menos a mí no.

Aparecieron los vídeos de Belén chivándose a Israel y a Ylenia y se repitieron las nominaciones.

Sigo preguntándome por qué no apareció el vídeo en el que Belén muestra los tres deditos… ¿Quizás porque en la casa solo había admitido que sí que había dicho “rojo” pero que en ningún momento había dicho qué había en el rojo?

Kiko-recrea-metedura-pata-Belen_MDSVID20150206_0179_10

Y me pregunto también que mierda de sanción es esta de quedarse sin nominar. Jordi González se jactaba de que era la primera vez que se suspendían unas nominaciones, lo que sin duda da a entender que se había producido un hecho grave. ¿Y ante un hecho grave que te hace cambiar la dinámica del programa y que sin duda te supone pérdidas económicas por las llamadas perdidas adoptas una de las sanciones más leves de las que hemos conocido en Gran Hermano?

Que sí, que todos sabemos que lo que pierden por un lado lo recuperan y lo doblan en audiencia pero ese no es el tema. El tema es que continúa la sobreprotección de una concursante que, para más INRI es la que cobra más y que te está amenazando cada dos por tres con abandonar esa casa.

Las reacciones ante las nuevas nominaciones (recordemos, Ares, Aguas, Víctor e Ylenia) no se hicieron esperar. Víctor tuvo sus cinco minutos de decir “estoy muy contento, era lo que quería) a pasar a estar en brote destroyer contra la alianza de la doble A, o las ya conocidas como las chirlas. Ylenia ni tardó tanto y brotó ipso facto. Para ser lo que querían no les había sentado demasiado bien.

La noche en la casa tomó unos derroteros de drama total, con Víctor e Ylenia brotando y luego con Aguasantas llorando a moco tendido por un comentario que le había hecho Víctor sobre Raquel Bollo. Al final acabaron Ares, Aguasantas y Chari en el salón comentando bastantes cosas. Para abundar en lo que pasó, os podéis pasar por el minutado que ayer me parece que hicieron horas extras.

Pero al margen de lo ocurrido, se nos plantea, como espectadores, un gran dilema: ¿Quién debería ser el expulsado?

Y ya aviso que mi perspectiva es puramente como espectador. A la salida de Olvido ya dejé claro en mi entrada que a partir de entonces me iba a dedicar a observar como se despedazaban estos elementos y que me había propuesto no empatizar con nadie.

Si fuera el famoso espectador-juez al que tantas collejas daba nuestro adorado Tomás Blanco sin duda mi favorita a salir de la casa sería Ares. Lo que hizo en su día con Olvido no tuvo nombre ni lo tendrá por mucho tiempo que pase ni por que le esté ocurriendo algo remotamente parecido.

Pero no es el caso. Ahora mismo, para mantener el enfrentamiento y los dos grupos en la casa, hay sin duda que preservar al grupo pequeño, que es el que forman Ares y Aguas y del que si se va una, podemos dar por disuelto. Está habiendo acercamientos de Coman (al que por cierto, su estrategia en las nominaciones le vino fantástica para lo suyo) y de Chari, pero ambos mantienen una prudente distancia, suponemos que también a la espera de lo que pase el jueves próximo.

Y tenemos, pues, la duda entre Víctor e Ylenia y aquí es donde tuíter se ha vuelto un poco loco, la encuesta del blog (con récord de participación en muy poco tiempo) también, y en general cundía que la opción preferida de los espectadores que van en contra de la Esteban es ir a por Víctor.

A mí personalmente me parece una cagada monumental como espectador del 24 horas que estoy disfrutando como no lo hacía desde el GH 12+1. Víctor es loco, histriónico, malo y bastante hijoputa a veces pero su dúo con Belén es representante de unos de los más excelsos metemierdismos que ha vivido esa casa. Romper eso será dejar tocada a Belén, sin duda, pero también dejar tocadas todas las tramas que estos dos se traían entre manos.

Como siempre -y si se acaba produciendo la expulsión de Víctor- disfrutaremos de la cara de Belén durante el minuto siguiente a su expulsión pero estaremos un mes quejándonos de que el 24 horas es muy aburrido. A ver, si en vez de al torero expulsamos a Olvido y en vez de a Ylenia expulsamos a Víctor… ¿qué narices queremos?

Porque Ylenia, que es la cuarta en liza, sinceramente ya no me aporta nada o casi nada. Monta de vez en cuando algún drama, pero su relación con el mueble italiano está lastrando su paso por la casa. Ya si este último no la deja ya ni beber en las fiestas… ¿qué nos queda de Ylenia a parte de sus extensiones?

Yo si fuera el juez de esto, pues sin duda optaría antes por Ylenia que por Víctor y ya si tuviera el poder absoluto los dejaba a los cuatro y echaba al torero por que sí, por mueble y palmero. Pero como lamentablemente no estoy en esta situación, habrá que esperar a ver qué pasa este jueves y además sin porcentajes ciegos de por medio por lo que puede pasar cualquier cosa, entre otras que finalmente salga Ares, que bien merecido se lo tendría pero que yo considero que ahora mismo aún no es su momento.

El jueves que viene saldremos de dudas. Por el momento disfrutemos de estos locos chalados en sus locos cacharros y nos seguimos leyendo por aquí.

Ah, y no olvidéis votar en la porra, recién reabierta con los nuevos nombres.

¡Nos leemos!

101 comentarios

Comentarios desactivados.